La reina del storyline

Un storyline es un argumento en estado puro. Es la historia de una ficción contada en la menor cantidad de palabras posibles. El de Romeo y Julieta, por ejemplo, sería algo así: dos jóvenes amantes separados por el odio que se tienen sus familias, deciden morir para poder estar juntos.

Corín Tellado es una escritora española de ochenta y un años, que escribió cuatro mil novelitas rosas, que vendieron más de cuatrocientas millones de copias. Es la tercera autora en español más leída del mundo, luego de la Biblia y Cervantes, pero su literatura no tiene otro valor más que el volumen y la popularidad. Sus libros son cursis, tienen un rosario de golpes bajos y giros efectistas, y están escritos en apenas cuatro o cinco días para poder satisfacer la demanda de revista Vanidades y editorial Bruguera, quienes la publicaron durante muchos años.

Pero así como sus novelas no tienen gran valor, sus títulos son dignos de ser leídos. Además de anticipar de forma textual y eficiente el contenido del libro, sus cuatro mil títulos componen un catálogo imprescindible de todos los argumentos amorosos inventados hasta hoy. No hay comedia romántica, ni chisme de pasillo, ni novela de la tarde que no haya sido antes resumida en el nombre de los libros de esta mujer. Hagan la prueba. Corín Tellado es la autora de los storylines más cortos del mundo.

“Me casé con un desconocido”, “Tu orgullo nos separa”, “Me obligaron a casarme contigo”, “Odio a mi cuñado”, “Dime que no llegué tarde”, “No mereces mi perdón”, “No te niego mi amor”, “Tu deseo me ofende”, “Nos separan los celos”, “El engaño de mi marido”, “Valeri tiene un amante”, “Tengo miedo a encadenarme”, “Disculpo tus pecados”, “Es mejor amante que marido”, “Estás casado con otra” y “Volvamos a empezar” son algunos de los títulos de sus novelas.

No hay sorpresas ni misterio. “No sé si se casará conmigo”, por ejemplo, es la historia de una mujer que no está segura si un hombre la quiere para jugar o para algo serio, “Quiéreme y olvídala” es sobre una chica que trata de que su novio se olvide por fin de su ex mujer, “No sirvo para la aventura” cuenta el drama de una mujer que trata de tener una relación liviana, pero se da cuenta de que no es para ella. Y el resto es parecido. Son novelas románticas protagonizadas por heroínas comunes, que trabajan o estudian y quieren conseguir un marido para formar una familia.

En tres o cuatro palabras, sus títulos presentan a los dos personajes principales (un hombre y una mujer, como en todos los melodramas) y el conflicto que los une mediante un verbo que siempre expresa el deseo o la necesidad de la protagonista. Olvidar, perdonar, casarse, querer, odiar, merecer, ofenderse. “No puedo olvidarte”, por ejemplo, anticipa que hay una mujer (sus protagonistas siempre son mujeres) que no puede olvidar a un hombre. Lo único que no cuenta es el final, que está implícito, porque por el género y la época, la historia sólo puede concluir con un casamiento.

Y eso no es todo. Corín Tellado, que ciega de un ojo, sorda y con diálisis permanente aún sigue escribiendo su novela semanal; también tuvo un seudónimo: Ada Miller (y luego Ada Miller Leswy, como si se hubiera casado y agregado el apellido de su marido) con el que publicó novelas eróticas. Para disimular, las escribió todas con un estilo falso, como si estuvieran traducidas de obras originales en inglés que en realidad no existían. “Retazos de placer”, “Empezó en la carretera”, “Tengo que ser infiel” e “Inquietante Lauren” son algunos de los títulos más graciosos.

Pero paradójicamente, Corín Tellado, la reina del romance, fracasó en el amor. Se casó, tuvo cinco hijos pero su marido no pudo tolerar que su mujer fuese independiente, así que se divorció y nunca volvió a formar pareja. Hasta ella misma, en su afán por resumir historias en dos líneas, dice que se olvidó de amar y se refugió en el trabajo. Ese es el storyline de su vida. Ha escrito sobre todos los conflictos posibles, menos sobre esos dos. "Me refugié en el trabajo" o "Me olvidé de amar" bien podrían ser los títulos de su última novela.

 
Licencia de Creative Commons
Bestiaria by Carolina Aguirre is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at bestiaria.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://bestiaria.blogspot.com.