Imágenes de mujeres: Negocios sucios

En todas las galerías viejas, -especialmente en aquellas que se abren en avenidas secundarias- hay un zapatero, un local que arregla radios y televisores, una receptoría de Clarín clasificados, y una lencería que vende bombachas de vieja y sábanas Pierre Cardin. Sin embargo, en algunas, detrás de todas estas reliquias comerciales, entre una casa de cotillón y una santería umbanda, existen portales a otra dimensión.


Escondidos en un firulete de ese gran laberinto de mármol vencido, hay locales que, además de negocios femeninos, son un viaje a una realidad paralela que no atiende las leyes del mercado; empresas diminutas y absurdas que despiertan en la gente siempre la misma pregunta: ¿De qué viven si nunca hay clientes?

La anciana polillera, por ejemplo, regentea una suerte de feria americana congelada en el tiempo, cuyo nombre siempre arranca con la palabra “Creaciones”. Su vidriera es un desierto que apena incluso al más insensible de los hombres. No tiene surtido de productos; sólo un par de cachivaches sueltos que exploran el delicado límite entre lo viejo y lo usado: pulseras de acrílico de los setenta, aros de plástico dorado, pelucas roídas, maquillaje vencido, monederos de hule, peinetas de carey, bolsos marineros, anteojos de sol enormes, porta-cosméticos a lunares (con olor a bolso de playa húmedo), talco de violetas y cajas de jabones Heno de Pravia.

Todo el local tiene olor a colonia Mary Stuart, a naftalina, a casa de veraneo cerrada, y su ambientación (incluyendo el empapelado y los cuadros) parece la escenografía de algunas viñetas de Isidoro Cañones. Sus únicos clientes son grupos de adolescentes que van a robarse algún adefesio o a probarse sus cachivaches y reírse en los probadores.

Otro negocio con síntomas parecidos es una antigua boutique que vende ropa elegante de vieja a precio de oro. Para ponerle un nombre al estilo, digamos que ofrece el vestuario de una sesentona millonaria que toma whisky y maltrata mucamas en una novela de canal nueve. Allí se visten viejas divas del Festival de Cine de Mar del Plata, mujeres mayores que no pueden pagar ropa de diseñador, y abuelas jóvenes que conciben la elegancia a partir de los conjuntos de blusa y pollera en composé.

Lleva siempre el nombre de su dueña, por ejemplo, “Graciela Bernardini”, y a veces incluye el subtítulo: “prêt-à-porter” o “diseños exclusivos”. Hay mucha ropa de fiesta, palazos de crepe, carteritas importadas con lentejuelas, remerones de hilo de seda estampados en colores tierra, trajecitos pinzados (a veces marineros), vestidos de “soirée” y conjuntos de camisa y pollera haciendo juego.

Los precios –que nunca bajan de los doscientos pesos por prenda- están escritos en cursiva enrulada sobre cartelitos blancos, que dicen muchas veces la palabra “chaqueta”, “de fiesta”, y “degradé”. Hasta hace unos años, cuando se abastecían también en Estados Unidos, agregaban el adjetivo “importado” debajo de cada prenda.

Sus maniquíes tienen peluca, pestañas y maquillaje, y siempre miran, altivos, con las manos en la cintura. Lo atiende siempre una señora paqueta, parecida a Olga Zubarry, que explica dedicadamente si la pollera es “de noche”, si “va con todo”, o si la tela es italiana.

Otro comercio absurdo es el bazar de gnomos de masa, sahumerios y demás cachivaches olorosos consagrados a la industria de la buena onda. Son locales pequeños con estanterías de vidrio atiborradas de chucherías ociosas para atraer energía, llamar ángeles o armonizar el ambiente, que casi siempre se llaman “Artesanías duendes del bosque”, “Siddartha” o “Energiz-arte”.

Estos negocios se abastecen de baratijas en el Once y en el mercado de frutos del Tigre, sin excepción. Las vedettes de la casa son las velas caseras de parafina con incrustación de caracoles o flores secas, las piedritas de vidrio para decorar macetas, las pirámides de vidrio, los candelabros de hierro forjado, las esencias berretas para hornillos, los angelitos de yeso patinado, y los adornos hindúes en cobre repujado.

Por alguna razón insólita estos lugares lograron posicionar tres objetos sin pies ni cabeza: el “fanal” (una vela hueca a la que hay que ponerle otra vela adentro), las fuentes feng shui, (unas charolas con piedras y plantas artificiales que tiran agua todo el día) y las ranas de yeso.

En general, lo atiende una señora muy pintarrajeada que escribe con faltas de ortografía y repite las mismas descripciones para cualquier producto: “artesanal”, “Ideal souvenir” y “de la buena onda/de la suerte/de la abundancia”. También usa mucho el diminutivo (Canastita tejida a mano con piedritas de colores) y si bien no emplea nombres como “centro de mesa” o “arreglo floral” (porque son más bien utilisimescos), sí menciona las técnicas de manualidades (imitación mármol, craquelado o patinado) como si fuesen procedimientos quirúrgicos muy sofisticados.

Por último, existe una suerte de injerto comercial, invasivo como un yuyo, que lentamente se ha metido en todos los rincones de los kioscos, locutorios y mercerías del país: el stand de jabones artesanales y sales de baño.

Este comercio nómade a veces no es más que una estantería, una mesa, o una canasta de mimbre. Todos los productos enfatizan su calidad de artesanal, buscando premeditadamente esconder en esa palabra que son salvajes manufacturas perpetradas por las manos roñosas de un ama de casa que compra materia prima en el supermercado chino.

Todos los productos tienen la misma presentación. Su nombre (una degeneración inconsciente de Victoria´s secret como “Lila´s garden” o “Maia´s relax”) está impreso en una etiqueta hogareña en colores pastel. El packaging intenta ser femenino, pero grita “pobreza” y “casero” por todos lados: las sales siempre se envuelven en bolsitas de celofán atadas con una cinta bebé al tono, y los jabones en tul cerrado con el mismo lacito tristón. Las más visionarias hacen también sets en canastitas de junco o cajitas de cartón corrugado que compran en una papelera del centro, a la que le agregan espuma de baño (detergente) y una toallita de mano (marca Carrefour).

Absolutamente todas estas líneas amateur tienen los mismos hedores -ellos las denominan “fragancias”: floral, lavanda, jazmín, opium, y el color azul siempre, pero siempre, se llama “Marina” u “Oceánica” y tiene olor a desodorante de inodoros.

Los jabones son de glicerina (aunque dicen “glicerina y coco” en la etiqueta) y se derriten luego de pasarlos durante dos minutos debajo del agua. Las formas tampoco varían demasiado. Hay estrellas, conchillas marinas, flores, barras, círculos con esponja vegetal adentro, y otras formas maquiavélicas con flores y caracoles en la pasta.

Lo que sí varía son los precios. Están las que creen que están montando el nuevo emporio Martha Stewart y hablan de “materia prima”, “mi política” o “primerísima calidad” y están las que, temiendo que bromatología asalte sus garajes con máscaras antigás, cobran 1,50 los jabones y venden las sales por kilogramo.

Como sea, no pueden ser muy distintas entre sí, porque la única respuesta posible a la eterna pregunta del consumidor asombrado, es que, o bien hostigan a su familia para venderles sus cositas, o las regalan para todos los cumpleaños, o se compran sus cachivaches entre ellas.

82 comentarios:

Nell dijo...

Las dos últimas siempre, pero siempre, usan la tipografía Papyrus para su "logo" y etiquetas.

Excelente entrada, saludos!

Carolina dijo...

Nell:
Es tan cierto que casi me desmayo al verla.

Nefastas dijo...

la galería Gral belgrano de cab entre pampa y sucre, sería la foto justa para este post.
el otro día habiendo entrado ahí vemos un negocio de una mina "Graciela rodriguez - Creaciones" o algo así...el jean de vidriera $ 280!!!!!!!
quería entar solo para incendiar ese local.
"modas Creal" y tienda "3 hermanas" son las imágenes que se me vinieron a la mente al leer lo que escribió

El Perro dijo...

Piense que podría ser peor. Piense que podría ser como acá (ciudad del interior, escasos 300.000 habitantes), donde la ley general dice que TODOS los negocios tienen esa impronta atroz.

Andrea dijo...

Y ni que hablar de las galerías en las que te encontrás con los "diseños exclusivos" al lado de una casa de música que hace 50 años exhibe el mismo bombo en vidriera, frente al local del "duendecito encantado" que está junto al sex shop, mas discreto de la ciudad...
Y todos con esas tipografías extrañas, un perfume que mezcla maderas de oriente de doña olga, con frutillas con crema de la casa de duendes de masa y cajitas de goma eva y perfumes eróticos del sex shop, sin mencionar un cierto olor a cuero quemado de la casa de tatoos, que olvidé mencionar... y todo esto en el ultra económico espacio de 50 m en un corredor de 10 m de ancho cuando mucho.

Eugenia dijo...

Siempre puede ser peor: Jabones horrorosos, con forma de flor: 7 euros cada uno. Fabriquee Cote d'azur.

Eugenia dijo...

Y todavía peor: retazos de tela antigua (y amarilla, apolillada): Oferta: desde 20 euros.

Laura dijo...

Otra vez, buenísimo retrato.
La clienta ideal de la "boutique" de barrio con precios parisinos podría ser Norma Aleandro en su papel en la película "Cama adentro".

vane dijo...

Me parecio estar en esa galeria!!! Otra que hay es el fotografo con sus equipos y retratos de chicos que hoy deben tener 40, leyendo el diario sentado en una sillita y apoyado en un escritorio,mirando por encima de los lentes cada vez que pasa alguien por la galeria!!!!(mi vieja tiene la oficina en una galeria con todos estos tipos de vecinos)

dibujador dijo...

Las dueñas de esas boutiques también suelen llamarse "Stella Mary´s". (Con apóstrofo incomprensible).

En córdoba también, hay una explosión de feria artesanal. Es tal cual lo contás vos, sumado a toda una gama de productos con estética latinoamericanesca. Conviven los jabones de logo en "papyrus" con las horripilantes remeras con batic y los bolsos multicolores.
No entiendo de qué viven los negocios de antiguedades. Para mí que son museos.

Juli dijo...

Viví un tiempo en Caballito, y esas galerías de Rivadavia son tremendas.
Había un local de venta de soldaditos de guerra que siempre está oscuro... alguien entraba? Y los locales de venta de souvenirs para toda ocasión?
Utilísima sin dudas puede llevarse parte del crédito! Bricolage.... la vida es un bricolage....

minerva dijo...

Las tiendas del estilo de "Graciela Bernardini" abundan a rabiar en mi barrio. Le podría hablar, por ejemplo, de "Piel de Manzana", una tienda horrible con mucho dorado y plateado, y remeras de hilo enormes con mangas cuadradas y largas, y "blusas" con flores "discretas" (les encanta llamar "blusas" a las camisas), pulóveres de punto con ochos y cuellos volcados... Toda una entidad.

Eve dijo...

Parece que Bestiaria se "inspiró" en la película "El abrazo partido" para escribir este post...

Pablo Giordano dijo...

De un negocio como esos saqué el nombre de mi blog.

eltrava dijo...

No se olviden de la santería.

VCard dijo...

jajajaja
te amo Bestiaria!

Pali dijo...

En la ciudad donde vivo hay hace cuarenta años un negocio que vende revistas viejas. La pregunta del consumidor asombrado surge espontanea. El negocio se llama "la blanquita"...

valentina dijo...

qué buena descripción!!!
en las galerías de cabildo también se agregaron los comercios que venden cd's y dvd's truchos de toda índole, desde películas hasta juegos de play station... los vendedores son grandulones con cara de pocos amigos...
saludos!

Anónimo dijo...

El abrazo partido!! totalmente.
no me salia el nombre de la pelicula, imperdible obra de Burman.

Katana dijo...

Excelente post, y coincido con Laura, me recordo a Norma Aleandro en Cama adentro/ Excelente, me gusto mucho la descipcion: "viaje a un arelaidad paralela que no atiend elas leyes del mercado". Creo que son senoras que se empenan en mantener un status a toda costa sin darse cuenta de que hacen el ridiculo.

Anónimo dijo...

jajaja, nada te viene bien a vos jaja se todo un asco,jaja.

Anónimo dijo...

http://z3.invisionfree.com/Variety/index.php?

Anónimo dijo...

http://z3.invisionfree.com/Variety/index.php?

Anónimo dijo...

z3.invisionfree.com/Variety/index.php?

Lourdes dijo...

Me encantaron las descripciones, sobre todo las "olfativas".
En cuanto a santerías, por acá hay una que se llama "Dios me libre".
Saludos.

Alicia in England dijo...

Ay, qué genial!

A medida que iba leyendo iba recordando las galerías y las chucherías!!!

Bellota dijo...

Increíble su post, fue como ver las vidrieras de esos locales.
También esta la pendeja que hace 20 años sólo daría para modista de barrio y hoy se cree la re diseñadora independiente haciendo mamarrachos mal cosidos.

Anónimo dijo...

...y la chica Sabrina seguramente atendería uno de ellos...

Saludos.

Anónimo dijo...

Y los que venden libros y revistas usados, que se reduce tan sólo a la colección personal del dueño siendo un escaso número de libros y unas cuántas revistas más viejas que el que atiende.
¡Parecen un tributo al olvido!

Carolina dijo...

Bellota:

SI y SI.
Se creen diseñadoras de alta costura porque hacen corsets de tafeta bordados en mostacillas.

Y es muy de portera usar ese cachivache en fiestas de quince.

Es más, la mostacilla en 10 minutos empieza a ser de portero, vayan tirando sus cosas!

Vecina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pegame y decime Sheena dijo...

Genial, tal cual como lo describís. Lo peor es que mi vieja es fanática de esos productos olorosos, sobre todo lavanda.
Yo también he encontrado excelentes librerías con libros usados, que tienen joyitas (desde revistas académicas grossas agotadas porque son de lo años 50 hasta ejemplares excelentes de clásicos) y sus dueños no tienen idea.
Te seguiré leyendo, saludos

Anónimo dijo...

muy buen blog
me gusto kleta
saludos

http://www.forotupc.com
http://www.forotupc.com

Anónimo dijo...

Carolina, me encanta tu blog. Tu si que eres fantástica y real. Eres encantadora. Me alegra el dia leerte mientras trabajo. Eres genial! Felicidades por este estupendo blog.
Un besote desde Barcelona!!!!!!

Claudio dijo...

Muy bueno tu Blog. Ya me he inscrito.

Te invito a conocer mi blog:

tuPsicologo

Lou dijo...

Y después está el sumum de todos estos localuchos, la orgía anual:
Feria de las Naciones...

Marina dijo...

Increíble descripción. Amo esos detalles, que alguien los vea digo.

saludos

elidor dijo...

casate conmigo

´Sol dijo...

La verdad siempre me divierte mucho lo q escribis, pero este me aburrió tremendamente... tuve q luchas para terminar d leerlo...

Biank dijo...

A mí también me gusta mucho tu blog, pero en esta ocasión como a Sol, me aburrió tremendamente.

Saludos.

Anónimo dijo...

Jajjajajaja

sol y biank hacen velas y jabones!!!!!!!!

TAMY dijo...

Y es gran erdad.. Escribimos cosas opuestas, pero no dejas de tener razón-

vamosabrillar dijo...

Para mi que viste los jabones que hacía mi madre...Y sí, los regalaba en todos los cumpleaños.

Anónimo dijo...

bueno a mi no me aburrio nada me he reido y despertado a todos mientras duermen ... cada local !! es una obra de arte mori con: los conjuntos de señora, los duendes de masa , los jabones marina y oceanica ... estoy viviendo en una gran capital de europa por ahora y no se encuentran ningun tipo de los locales que describis , quizas si me voya un pueblo hay ... Haces que extrane tanto estarr en argentina.. es parte de mi identidad reirme en las veredas y preguntarme ..De que viven estos negocios ??? saludosss

Anónimo dijo...

bueno a mi no me aburrio nada me he reido y despertado a todos mientras duermen ... cada local !! es una obra de arte mori con: los conjuntos de señora, los duendes de masa , los jabones marina y oceanica ... estoy viviendo en una gran capital de europa por ahora y no se encuentran ningun tipo de los locales que describis , quizas si me voya un pueblo hay ... Haces que extrane tanto estarr en argentina.. es parte de mi identidad reirme en las veredas y preguntarme ..De que viven estos negocios ??? saludosss

gato de un solo ojo dijo...

hola- normalmente me encanta tu blog y me rio muchisimo leyéndote, incluso hasta la madrugada
alguna vez. Pero coincido en que éste es demasiado largo y reiterativo- uno busca con los ojos el final. Personalmente me han gustado los más breves, producto de la observación desobediente de la propia vivencia - o tus lecturas- esos chapuceos de realidad que asaltan al lector simultáneamenete
Es que en este post- y en los anteriores extraño cierta ternura hacia tus propios personajes...
saludos desde berlín

Jordi M. Novas dijo...

buen blog, pasaré a menudo por aquí..

Anónimo dijo...

te mande una carta

Anónimo dijo...

te amo

leela

LaLyTa dijo...

Guau! La descripcion perfecta de esos localcitos a los que jamas se me ocurriria entrar pero siempre me pregunto.. ¿Como seran por dentro? Entre alguna vez... Y es el mismo recuerdo... Jajaja...

Muy bueno el blog!

Saludos!
Y la invito a pasear x mi mundo!

theremin dijo...

Excelente Carolina! no todas tus cosas me gustan, pero este post es perfecto. Acá en Tucumán hay un negocio que es al mismo tiempo santería y lencería erótica, con esos maniquíes de cintura toda quebrada. La abuela de una amiga nos contó que cada vez que comprás algo te ponen una estampita en la bolsita, y cuando nos la mostró no dábamos crédito a nuestros ojos: ERA UNA FOTOCOPIA DE UNA ESTAMPA DE SAN EXPEDITO!!! Ni siquiera era una estampita original!!!

En fin, tu post me hizo acordar de ese negocio (creo que no tiene ni nombre).

Y la brillantina, ES de portero. I'm sorry.

José dijo...

Muy bueno, C.

Tengo que abandonar este vicio del silencio.

Abrazo,

José.

Anónimo dijo...

Si no habilitás los comentarios en "Bodas de sangre" para que yo pueda destruir a Pol, te juro que te pienso boicotear en cuanto concursillo de bloggers te postulen, y armaré miles de páginas diciendo dónde vivís para que te lleguen cartas de "fans de bestiaria" y puedan incluso, apersonarse en tu lugar de residencia. O no se, buscaré algo que te moleste más y lo hago...te juro que lo hago.

Anónimo dijo...

Anónimo:

¿Eres la exjefa del niño Pol?

;)

Saludos.

Anónimo dijo...

te amo

.::Mariposa Tóxica::. dijo...

¿De qué viven? Fácil: del primer incauto que ose pisar el umbral! Me imagino a una de esas señoras entradas en años, mostrándole a una de sus clientas un vestido azul, cuando lo que ésta quería era un pantalón rojo... Y lo peor es que son tan pesadas que logran la venta!
¿Será que alguna vez caí yo tb? ;)

Besos Tóxicos!

Anónimo dijo...

tienen que hacer un comentario de esto en bodas de sangre:
http://www.youtube.com/watch?v=Xwnsu9QwY4E

Graciela dijo...

Particularmente siempre tus relatos son ilustradores.
Yo conozco alguien que hace la diferencia .
Te invito a conocerla .
www.omvelasyfanales.com.ar

ALEJANDRO PEDRERO dijo...

bueno al parecer sólo publicas las alabanzas sería más democrátrico y hablaria mejor de ti si le dieras espacio a quien no está de acuerdo o no comparte tu opinión, hace unos dias te escribí y no veo mi comentario por ningún lado y solo
quiero decirte que en mucho eres misógina, escribe algo de hombres.

Bellota dijo...

Tú última entrada en Bodas es sublime.

Luna dijo...

Alejandro Pedrero:

Si ves por debajo del título del post econtrarás que la descripción del mismo es: colección de imágenes, relatos y descripciones de mujeres fantásticas y reales.
Por lo anterior considero que tu comentario a cerca de que es misógena no viene mucho al caso ¿no crees?.

Saludos y ten un buen día.

Luna

Anónimo dijo...

Muy buenas tus acertadas observaciones. Me encanto. Ahora tambien se agregaron mucho los locales de "service PC", pero es un fenomeno de los ultimos timpos, lo mismo que los de telefonia celular

Carolina dijo...

nefastas: yo vi todo esto en esa galería que usted dice, y en las de san isidro, de belgrano y centenario para adentro. con mis amigas ibamos de esta vieja polillera a probarnos cosas y a reirnos.

alejandro pedrero:
me temo que vas a necesitar un transplante de cerebro :(

Anónimo dijo...

Me encantan, enloquecen, amo y me encantaría también besar A TUS GATOS. Son sencillamente HERMOSOS.

Felicidades.

Charlie dijo...

Muy bueno el post che, al margen nombraron san isidro, ese lugar esta lleno de garcas ojala se le escape un misilazo a bush y despejen esa area como relleno sanitario.

Itzia dijo...

El centro de Browsville esta lleno de esas tiendas... Parece en un primer cuadro que estan cerradas, que han sido abandonadas con prisa y con la mercancia caduca dentro, cuando vez por reflejo a la dueña pasar por el ventanal...

Penelope Glam -sin maquillaje- dijo...

JEJE HACE MUCHO QUE NO PASABA... COMO SIEMPRE REI MUCHO!

Mr. John Steed dijo...

Carolina:
Ud. nunca se pasa por mi blog. MAL lo suyo, muy MAL.
Pase y déjeme un "hola" aunque sea, necesito de su glamour YA.

Niño Pol dijo...

Durante toda mi adolescencia me paré frente a la vidriera de "Château Isolina" de Av. Cabildo, donde me quedaba horas observando las atrocidades a la venta.

Anónimo dijo...

Me da pena este posteo, la verdad no me reí nada de nada, me da pena y provoca melancolía, ese mundo que tarde o temprano se nos va..los malls no son mejores, sólo reflejan otra tristeza y otro tipo de iluminación... por otro lado a mi me encantan esos lugares con jabones artesanales y velas con incrustaciones...todo muy bien descrito, quizás eso mismo me inspira pena, toda esa gente piensa que hace algo importante y lo es para ellos mismos, y está bien, cada loco con su tema.

Isa

Anne Corrons dijo...

Acabo de descubrir tu blog y solo queria decirte que me encanta la portada de arriba con los cascos de secar el pelo y este tono rojo. Divino! Muy buena idea!

Anónimo dijo...

Isa, si hacés jabones hacete cargo.

LG dijo...

Hola!!! Acabo de abrir otro blog, en donde cuento como intento acabar con mi miserable vida de soltera. Me encanta tu blog. Cuando puedas, por favor, date una vuelta!

ciegaacitas.wordpress.com

LG dijo...

Hola!!! Acabo de abrir otro blog, en donde cuento como intento acabar con mi miserable vida de soltera. Me encanta tu blog. Cuando puedas, por favor, date una vuelta!

ciegaacitas.wordpress.com

Anónimo dijo...

Anónimo; me pillaste en lo de los jabones artesanales, me he reido mucho con tu comentario, por otro lado no quise decir que no me gustó el postéo, sólo que me dió pena, justamente por la precisión del relato, lo ácido, sutil y realista que es, en fin, soy una persona sensible, y como dije antes los malls también me dan pena son casi lo mismo pero con otra iluminación. Por otra parte Bestiaria es una chica sensible, basta ver las fotos de sus gatitos.

Isa

Fran dijo...

¡¡Madre Mía!! "niña", llevas el rencor entrelazado en los dedos, ¿no puedes escribir sin criticar algo?, o ¿de esta manera te ahorra el psicoanalista?

Aru dijo...

jejejejje aquí en Colombia también están todos esos negocios, y con los mismos nombres!! increíble :P

al menos acá, aplica "Creaciones" como "Miscelánea"... algunas creo logran sobrevivir al "diversificar" su mercado a algunas cosas de papelería, y lograr vender de vez en cuando un borrador y un par de lápices... pero aún para esas sigue siendo un misterio que se mantengan :P

Anónimo dijo...

y las peluquerias de barrio que solventan el alquiler con venta de mil productos que dejan sus clientas en consignación?
miel, arreglos con flores secas, tejidos hechos a mano, floreros de porcelana fria...etc

genial entrada Caro!

mosquetera dijo...

Hace poco llegué a tu blog y me parece fantástico, como si de alguna manera lograras expresar lo que muchos pensamos, pero no podemos redactarlo.
Este artículo me hizo descostillar de la risa! Podrías escribir algo sobre las mujeres que tienen blogs. He visto diferencias más que interesantes.

Pshyque dijo...

Me parecio el post bastante bien escrito pero con un tufillo peyorativo...Debe ser que soy un ejemplo de las que reciben jaboncitos (estos de negocios de La Costa)..No los uso, estan en el baño (de adorno, recuerdo, o lo que guste)..Y no se...siempre me alegro de recibirlos..Los adoro.
Cada uno se gana la vida como puede..no?.
En fin....Me encanta la ironia...Pero como por arriba escribieron...Le falto ternura.
Ugual me gusta tu blog mucho y (si no me progiben la entrada) seguire visitandolo.

Anónimo dijo...

Coincido con Pshyque. Bien escrito pero mucha rabia subyacente. Los cincuenta años le llegan pronto a todas, incluso a la autora, que parece olvidarlo,

sil dijo...

jaaaaaaaaaaaaaaaa
que h d p..... me reí mucho

 
Licencia de Creative Commons
Bestiaria by Carolina Aguirre is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at bestiaria.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://bestiaria.blogspot.com.