Carol Ann no tiene quien le escriba

imagenes de mujeres
Ilustración: Santiago Mansilla - Más en su blog diburtimentos

En la película The way we were, Katie Morosky (Barbra Streisand) es una militante de izquierda algo robusta y narigona, de sólidos principios y carácter imposible, que trabaja en una radio pacifista durante la segunda guerra mundial. Por casualidad, se encuentra con su viejo compañero de universidad, Hubbell Gardiner (Robert Redford), un frívolo atleta de clase alta, inteligente y buenmozo y, aunque no tienen nada en común, se enamoran el uno del otro.

Previsiblemente, las cosas no funcionan como lo habían planeado. El necesita una esposa encantadora y una anfitriona popular para sus cocktails, pero ella siente que ocupar ese lugar es negarse a sí misma. No puede negociar sus ideas, ni soportar los chistes ligeros de sus amigos, ni solidarizarse con su rutina de dandy.

Con el tiempo, la relación se vuelve más tensa y compleja. Ella lo cuestiona, lo acorrala y lo presiona, y él la evade. Ella espera que él escriba literatura pero él prefiere trabajar en Hollywood. Él le pide diplomacia, y ella arma escenas afiladas e imprudentes. El es elegante, discreto, refinado. Ella es corriente y dice lo primero que le viene a la cabeza.

La relación comienza a desintegrarse cuando él la engaña con Carol Ann, su antigua novia de la Universidad, que además de ser la esposa de su mejor amigo, es el preciso reverso de Katie: una manequin aristocrática de finos rasgos que no se despeina, no grita, y –lo más importante- no quiere ser nadie más que “la esposa de alguien”. Una muñeca.

Luego de esta traición, Katie y Hubbell se divorcian y no vuelven a verse hasta unos años después, cuando se encuentran por la calle. Hubbell lleva a una inofensiva señorita parecida a Carol Ann de la mano y Katie lleva panfletos contra la guerra de Vietnam. Cuando se despiden, Katie lo saluda con lo que luego sería una de las frases más famosas del cine:

“¡Adiós Hubbell, tu chica es adorable!”

La sabiduría popular nos dice que los hombres como Robert Redford a menudo se enamoran de Katies, pero se casan con mujeres del tipo de Carol Ann. Como Big en Sex and the City, que se niega a formalizar con Carrie pero se casa con Natasha. O como Johnny Johnsson, que juega con Laura Ingalls pero se enamora de su hermana Mary, o como Dermot Mulroney en La boda de mi mejor amigo, que vive suspirando por una despeinada Julia Roberts, pero desposa a Cameron Díaz.

Tan exigente es este axioma, que no sólo los hombres demandan Carol Anns. Las madres, las suegras y las abuelas también las prefieren. Nos piden que nos sentemos derechas, que no digamos malas palabras, que no nos manchemos la ropa y que nos casemos -o, al menos, que llevemos un novio a las cenas familiares.

Nosotras, por otro lado, también somos responsables de este fenómeno. Durante el colegio secundario, todas queremos llevar la vida de una porrista norteamericana y no de una narigona imperfecta. La bulimia y la anorexia, las uñas esculpidas y las cirugías de nariz, son, entre otras cosas, algunas pruebas de nuestros intentos por corregir la diversa naturaleza de nuestros cuerpos y transformarnos en otra mujer perfecta, pero olvidable.

La economía y el marketing también colaboran con esta secta. Las marcas de ropa, las publicidades de cigarrillos y los tips de las revistas de moda, dialogan todo el tiempo con Carol Ann. Nadie diseña, en cambio, ni produce para Katie.

Humildemente revolucionaria, cada vez que me siento en mi notebook, escribo para Katie Morosky. Las Carol Ann pueden quedarse con el resto del mundo; con las revistas de moda, las remeras talle único, las muñecas Barbie y las ensaladas de lechuga. No necesitan nada más, y menos mi columna. Después de todo, puede que las mujeres adorables compren perfumes y cigarrillos, ¿Pero quién quiere escribir sobre ellas?

Artículo originalmente publicado en la Revista Gataflora

85 comentarios:

theremin dijo...

me pareció muy lindo tu post, aunque trato de tomarme tus clasificaciones como lo que son: simples herramientas para analizar una realidad sin duda más compleja.

Ahora sí, bueno, es muy cierto que nadie quiere escribir sobre Carol Ann ya que el mundo entero parece estar hecho para ellas.
Lo que es muy difícil, al menos para mí, es aceptar y enfrentar el hecho de que nunca voy a ser CArol Anne, y que debería sentirme feliz de ser otra cosa, mas complicada y fea, pero quiza mas interesante.

eleonora dijo...

Siempre elegí las Katies, me mofé de las Carol Ann, y siempre pero siempre hice todo lo posible por ser una revolucionaria. Hoy con 6 hijos, tres separaciones, un trabajo que me demanda hasta la última gota de sudor, sigo empeñada en ser Katie, muera quien muera.Aunque seguro la primera en morir seré yo.

Eleo

Anónimo dijo...

y por qué nosotros nos enamoramos siempre de los hubbells?

Lucía Cz. Foos dijo...

Como siempre, Bestiaria, un placer leerte.

Estoy buscando a la Gataflora por Buenos Aires, pero parece haber dejado sólo su perfume entre los kiosqueros de la calle Corrientes. Seguiré insistiendo.

Ender dijo...

no nos engañemos
todos nosotros preferimos a las Carol Ann porque claro está, estan mucho mas buenas
pero ademas de que son un puto coñazo tampoco nosotros somos Hubbell Gardiner.

Ender dijo...

no nos engañemos a todos nos gustan más las Carol Ann
sencillamente estan mas buenas
pero tambien son un puto coñazo
además nosotros tampoco somos como
Robert Redford.

Alberto José dijo...

Sencillamente genial.
Un abrazo.

Kay dijo...

Confieso que alguna vez he querido ser Carol Ann (hace diez años) pero menos mal que me di cuenta que iba contra mis principios ser ese tipo de persona ¡uff, qué horror! Ser Katie o Julia Roberts me parece mucho más real, más interesante ¿Por qué diablos Dermot Mulroney se casa con Cameron Díaz? por favor...era insoportable y aburrida. No lo comprendo.

El Mellizo dijo...

Algunos hombres hemos sido como Hubbell pero supimos despertar a tiempo.
Si Carol Ann no tiene quien le escriba esos hombres tampoco.
Buen post, me hizo acordar a esa película que vi hace muchísimos años.

Apichuya dijo...

Bueno el post Bestiaria aunque
para que exista una Katie en su esencia, definitivamente debe existir la opuesta en este caso CArol Ann. O sea, necesariamente alguien siempre escribe sobre esta ultima, directa o indirectamente.
La moneda tiene dos caras.
Por eso existe el bien y el mal, Sportacus y Robbie Rottem, los Pitufos y Gargamel.
¿Te imaginas The Way we Were sin esta señorita a lo "Carol Ann?
El sentido de la existencia se esfumaria de una manera sutil.
Saludos.

Paula dijo...

Qué lindaa...
es recorfontante lo que decís... igual siempre me siento tironeada, pero cada vez menos... Yo parezco una pero soy la otra, entonces muchas veces soy una sorpresa desagradable.
Qué buenas palabras, siempre!
Saludos
Paula

Anónimo dijo...

Es cierto la realidad es un tanto màs intrincada.Pero es real que los hombres las prefieren no sòlo rubias.Sino ademàs huecas, que sepan hacerse las distraìdas, y se conformen con ser co-protagonistas en la intimidad y la vida.Y aunque digan que admiran tu inteligencia...es puro verso.Sòlo quieren mujeres que admiren la de ellos.Cariños a todos y a Besty!!

mujerdelcaleidoscopio dijo...

...Siempre te leo pero esta es mi primera firma...
La verdad es que nosotras en algun momento de nuestras vidas hicimos algo por ser Carol Ann...
El hecho de ir a un gimnasio, por ejemplo, es muestra de ello. De querer ser lo que otros quieren que seamos...
Pero yo me pregunto: ¿No es mas divertido ser una Julia Roberts o una Katie?
Las muñecas de porcelana en algun momento se rompen y van al tacho de basura, en cambio aquella narigona idealista siempre brillara por si sola.

Pali dijo...

te leo aca y no en las revistas, pero cuando leia la ultima parte me preguntaba: ¿acaso vos no escribis en alguna de las revistas de moda?

Bestiaria dijo...

Pali:

No, no escribo en revistas de moda. Pero sería bueno que alguien escriba para Katies en revistas de moda.

Ji dijo...

Excelente.

Kelly1986 dijo...

Chevere, la verdad soy totalmente kathe, soy una gritona impulsiva pero creo que mi chico asi me quiere, aunque ciertamente le molesta que sea tan gritona, pero odia las carol el las denomina como palsticas y vacias

Laurita dijo...

Hola Bestiaria! Gracias por escribirnos a las Katies... Igual por suerte nunca me enamoré de un frívolo que se casa con una Carol Ann a pesar de que su corazón le diga otra cosa...no entiendo a las personas que van en contra del amor que sienten por un precepto social!!! Besos

Andrea dijo...

¡Wow! o yo estoy muy "sensible" o este post me lo dedicaste sin saber.
No soy una Carol Ann, ni una Katie, al menos no soy 100% Katie. TEngo una dosis muy fuerte de ella. Pero podría decirse que soy una "Katie adaptada".
Creo que en muchas de las que te leemos hay mucho de Katie y mucho de Carol Ann (Chicas nuestra sociedad no nos permite no haber adquirido, aunque más no sea para sobrevivir, características de Carol Ann).
Excelente Post, me sentí muy identificada en muchas cosas... y creo que seguiré siendo una Katie con algunas cosas de Carol Ann, pero siempre fiel a mi misma.

FOK dijo...

si hiciera un paralelo con la vida gay, podría decir que soy una Katie... siempre me cambian por una Carol, más llevadera...

saludos, Best

Pumplafiz! dijo...

GRACIAS.
MUCHAS GRACIAS.
Por suerte dejé de buscar "Hubbells" y encontré al indicado.

Anónimo dijo...

Laurita;

Los frìvolos se enamoran de las Carol...bah..eso les es màs còmodo.Mujeres superficiales que les adornan su primorosa vida ...
Bye!

Anónimo dijo...

el problema de personas como carol ann y hubbel es que no viven para si mismos sino para hacer lo que es políticamente correcto y poder ser aceptados en una sociedad marcada por el consumismo y la superficialidad, pero éstas personas nunca llegan a ser felices porque la felicidad no viene de la mano de las cosas materiales como nos quieren hacer creer los medios de comunicación.

Ariela dijo...

Gracias

Marcia Naaah dijo...

TE AMO BESTIARIA :)

Akire dijo...

Muy bueno tu blog, te cuento que lo conoci a traves de la revista cosmopolitan y me parecio muy buena la idea, tanto que me acabo de crear uno. Siempe tuve la loca fantasia de dedicarme a escribir pero por falta de informacion o de medios nunca supe como. Gracias a la nota de la revista y a tu propia experiencia hoy estoy empezando y no importa como termine, el simple hecho de haber tenido la oportunidad me parece buenisimo.
Si en algun momento te interesa te invito a que conozcas el mio y quizas me puedas tirar una soga para ver como armarlo ya que como te dije soy nueva en esto. Aca te dejo la direccion. http://akire79.blogspot.com/
Suerte.
Akire

sabrina dijo...

dia a dia lucho con las carol ann, no las tolero, me molesta su poco anhelo de ser alguien mas que la esposa de..
el hecho de que lea este blog casi a diario me hizo enorgullecerme como una nena, de lo qe acabo de leer.
me alegraste el dia.

Willie dijo...

Pol favol no metamos en la misma bolsa a una Katie militante pacifista combativa y todo eso, que a la frivola, mentecata, snob y cara de caballo de Carrie...

saludines.

Flσr dijo...

Cuanto más lindo es el hombre, más segura estoy de que prefieren a las Carol Ann.

Carol es muy callada, se ríe por muy pocos segundos y en un tono muy bajo. Carol tiene piernas flacas y se hace las francesitas. Katie se pinta las uñas de rojo y ríe a carcajadas. Katie es auténtica. Carol no.


¿por qué prefieren a carol?

Little Snail dijo...

Tengo que admitir que estaba esperando un post haciendo alguna referencia a Katie Morosky, en algún momento tenía que llegar... siempre fui una Katie girl, y si bien en muchas ocasiones deseé ser una Carol Ann porque es un modelo mucho más aceptado, vuelvo a mi lugar de Katie girl con orgullo.
Muy buen post!
Somos pocas pero seremos más, por las Katie girls!!

Little Queen dijo...

Ahhh bestiaria,que post, que lindo, me encanto, aunque fue raro, porque a veces siento que conviven en mi esas dos facetas, que le vamos a hacer,queremos rebelarnos pero por otro lado tenemos que luhcar con los patrones de "chica Bien" o que se le parece.
= siempre tenemos a gente como ud, que nos sigue deleitando con estas maravillas.
un saludo y una enorme admiracion.

Anónimo dijo...

Bestiaria!
Eres demasiado acertiva...o más bien creo que conoces muy bien nuestro género.
Eso de que a los hombres les gustan las Katies y se casan con las Carol Ann es muy muy antiguo, ya en el clásico "mujercitas" Laurie estaba enamorado de Jo, y sin embrago se casó con Amy (aunque hubo otras cosas ahi!)...

Yo a veces tb me siento como "little_queen" , pues a veces creo que me miran como Carol Ann, pero finalmente soy una Katie (bruta, revoltosa, digo lo que no se dice, etc etc)...
Pero lo mejor de todo...es que me quieren así...o eso creo!

saludos genia!


Katty

dcollico dijo...

Son apreciaciones basadas en estereotipos más o menos "en común", bien usados en libros y películas. Pero en la vida real creo que todos somos más bien mezcla de Hubell, Carol Ann y Katie.

Con un condimento: con el tiempo nos vamos desCarolAnnizando y surge la esencia. Así que, para qué mentir?

laflacaskapa dijo...

Bestiaria...
hace rato q me expreso en la escritura
y por causalidad conoci tu blog
me animo a mi tambien
a expresarme
no tan bien como vos obvio
me quede pensando en esa sensacion
que nos queda como sabor amargo en la boca o ese nudo en el estómago
cuando como yo
que me considero mujer interesante (comprometida con la realidad, y con lo social, varios estudios, varios trabajos, fuerte ideología, de agradable charla, y de excelente humor como me quiero) y veo que a pesar de ello:
los hombres siguen mirando
que no tengo tetas ni culo
que tengo un naso como el barbara
q todo se esta cayendo de a poco por mas que vaya al gimnasio
que mi piel no es transparente y q a veces estoy cual adolescente
que tengo q teñirme para tapar alguna canita irreverente
y etc etc
O sea vez a ese hombre que dice: buscar a esa mujer inteligente y cuando la ven...todo muy lindo
pero se van con la tetona que paso
o sea QUE ES LO Q ANDA MAL??
O SERA Q NO ME CRUZO A ESE HOMBRE..DIGO A ESE DISTINTO QUE TODAS ESPERAMOS?? EXISTE?? AVISENME
Bestiaria como siempre la mejor!!!

Anónimo dijo...

Es tan frustrantemente cierto...
Y despues de años de tener mi propio Hubbell y que se fuera con su Carol Anne me di cuenta que no se merecen ninguna Katie... Que se queden con la monotonia, la rutina y lo previsible!

Existe alguna version de Katie masculino? Eso si que estaria bueno...



"Your girl is lovely, Hubbell"

carla dijo...

gracias!!! ahora no me siento tan sola en el mundo. habran hombres que quieran casarse con katies?.

Aquarianne dijo...

Sencillamente perfecto

Alberto dijo...

Y los hombres que nos parecemos más a Charles Bronson que a Robert Redford, por esa cuestión de marketing, también buscamos emparejarnos con el modelo para armar. Bueno, así nos va...

J. dijo...

wishina, volvé!!!

pd: che, me parece que esto de la dicotomía katie-carol ann es anacrónico. ahora el ideal es ser ambas, como santa angelina, que no solo quiere salvar al mundo sino que raja la tierra.

Anónimo dijo...

excelente artículo. Un detalle que se te pasó: "me siento frente a mi notebook" y no "me siento en mi notebook"

Eloy dijo...

¡CUAC! Que notable! Mientras ambas Carols y Katies se pelean por su Robert Reford.... yo me pregunto... ¿que pasa con los que no somos como mi querido Robert? Pasamos la vida viendo a las Carols difrutar de su exito y a las Katies conflictuar con su angustia :-(

Brisa dijo...

Creo q soy Katie, pero a veces me frustra no ser Carol Ann.

Ele dijo...

INMEJORABLE

george dijo...

Es muy difícil escaparse de este acoso contínuo,
la primer impresion es importante, apecen más las guapas, luego el alma, el corazón y la inteligencia saldrá a la luz...

un saludo

Silvia dijo...

Adorable!...Adorable!...Adorable!.Nací siendo Katie, creci como Katie...Amo ser Katie!!!y prometo solemnemente en éste blog continuar como Katie!!, ¿En cuanto a los Hubbel y Carol Ann?...Estoy convencida que no son tan felices como yooo!!!.Gracias por escribir para Nosotras Bestiaria.Besos

Gabriela dijo...

La portera del edificio donde está el estudio contable donde trabajo se fue a Italia y volvió totalmente tostada y con aires de grandeza; ya ni me saluda.

¿Eso es de portero?
Creo que en mi vida podré hacer lo que ella.
¿Hay distintos status entre los porteros?

Sol dijo...

bestiaria! sabes que en la revista cosmopolitan (si, esa es mi parte carol ann) lei algo muuuy parecido a tu nota sobre las 50 formas de tener un prgasmo, pero era algo así como 10 placeres femeninos... muuuy parecida, publicas ahi? o era plagio, te juro, era casi identica.
besos
Sol

Anónimo dijo...

Yo creo que dentro de todas hay un poco de las dos.

laura dijo...

Yo soy un poco de cada una, ya no me peleo más con eso. No tengo actitud clara de ninguna de las dos, pero sí ideales de una y frivolidades de otra.

Muy bueno. ¡El tema da para tanto!

Anónimo dijo...

Creo que este post està dirigido a todas las mujeres sea cual sea su edad, no?.Pues bien en mi adolescencia y juventud fuì una Carol con inquietudes tapadas por mi "Hubbells".Màs yo le amaba!!Por distintas razones saliò a la luz mi Katie.Y aunque me siento orgullosa por ello de vez en caundo aflora, urge mi necesidad de volver a ser Carol.Serè una gataflora??.Excelente como siempre para pensar y reflexionar!.Saludos.

Lucy in the sky with diamonds dijo...

Esta vez, me gustó mucho y aparte (y lo que más me gust) le agregó un plus haciendo un poco de historia about el personaje que convoca.
Un cariño
Lucy.-

Maru dijo...

increible tu post!! siempre me sentí una Katie, no por nada mis amigas me dice Carrie, hasta tengo un parecido físico con ella. Pero la verdad es que estoy orgullosa de serlo, y por suerte encontre a mi Big, él me prefiere a mi sin dudas.
Un una época fui la Katie de un hombre que ya tenía a su Carol Ann, por suerte duró poco. Saludos

Anónimo dijo...

Cambiar las etiquetas title en blogger...el comentario no es sobre la entrada pero te puede interesar...no dudes en eliminarlo ;-)
http://www.blogmundi.com/2006/04/06/optimiza-las-etiquetas-title-en-wordpress-y-blogger/

Eduardo II De Inglaterra dijo...

Excelente post. Ademas de encerrar una verdad terrible que hoy en dia se ve cada vez mas en las jovenes. Ya no luchan por ideale, por tener identidad propia y no depender de los hombres para ganarse el sustento. hoy estan tan influenciadas por los valores vacios que la television les muestra quye no hacen mas que imitarlos. Novelas como las que pasan a la tarde refuerzas cada vez mas esos esterotipo de "Carol Ann"
Agrego ademas que gracias a este post finalmente pude entender el final de temporada de Sex and The City, luego de la boda de big con Natasha. Es que no habia visto esa pelicula con Barbra Streisand. Me despido cordialmente Bestiaria, hasta su proximo post

Alguien que pasaba por aca dijo...

Ambas terminan agotando...Las chichas E! con su mundo monodimensional y las revolucionarias, feas o estéticamente correctas...su actitud reaccionaria les suele quitar encanto...

Son las que escapan de los nombres y las formas, las que no se identifican con nada y sin embargo suelen ser activas participantes de lo que el momento les sugiere. Las que conocen la cierto detrás de las palabras y las categorías: Las Mujeres que consiguen atrapar sin buscarlo al que tiene la dicha de pasar cerca de Ellas...

Lincy dijo...

Dios! Que radiografía tan exacta!
Saludos paraguayanos.

Carol Ann de cabotaje dijo...

asquito...no jodan, a los hombres las Katies no les gustan!!! se calientan con un buen culo...nada, q cansancio las minas feas q procuran encontrar motivo del rechazo masculino. Importa el envase chicas! y otras cosas q no me da la gana compartir con uds,...

Bestiaria dijo...

Chicas,
las que creen que Kathy = fea
Carol Ann = linda

No entendieron nada.

Pero NADA.

Barbra Streisand no es fea. Es distinta, especial, sexy, interesante. Nabas.

Julia dijo...

Hola Carolina,
a mi que siempre me encanta todo lo que escribís, no puedo evitar pensar que este post tiene un poco de olor a maniqueísmo. Las personas no somos tan estereotipadas, aunque todo el tiempo se nos intente rotular. Soy de las convencidas que hasta el ser más vacuo en su superficie, cuando rascas un poquito y te tomás el tiempo para conocerlo de verdad, descubrís un diamante sin pulir.

Anónimo dijo...

Pienso q valorar las virtudes de las Kathy requiere sutileza, una virtud que se pierde cada dia en esta sociedad burda basada en impulsos bàsicos. Yo prienso q sali con kathy y carol anne varias veces per al final me importo un pito si eran la una o la otra porque ninguna me resulto lo bastatne interesante. La cosa esa en encontrar alguien q vos digas, me gusta porque si, por ninguna razon en especial, solo porque si. Si logras eso, ya esta.
Excelente post srta Bestiaria.
Saludos John

Camila dijo...

A veces somos Carol Ann y a veces Katie, a veces nos gustan los hombres A y otras buscamos uno que sea B. Lo importante es que seamos lo que queremos ser, y no que finjamos ser otras para estar con alguien como si fuese una meta social.

Bestiaria dijo...

Julia:

No me parece, porque ni Kathy es fea y Carol Ann lindas (son bellezas distintas. Barbra Streisand es hot!) ni Carol Ann es educada y buenita (le mete los cuernos al marido con su mejor amigo)y Kathy mala...

Pero sospecho que es porque no viste la película en cuestión... ¿No?

Kare dijo...

Hay queridaaa....como estas moviendo todo..!!!! Suena a mudanza de muebles en el living...Pobre tu marido!

Anónimo dijo...

Coincido Bestiaria...
quienes no hayan visto la película no entenderán por completo el post... (ni tampoco obviamente el capítulo de Sex & the City).
Y ser Kathy no significa ser la fea y buena, sino no ser de cartón, no ser una trophy wife, es una cuestión de mantener nuestros ideales, de ser como somos y que nos amen por eso, de hacer todo lo que queremos con pasión...y la lista sigue.
Soy Ana by the way...
besos

Julia dijo...

ok, prometo ver la peli =)
Me encanta Barbra Streisand y sin dudas es un ser increíblemente bello, en el sentido amplio del término.
besos

regina reinadecapitada dijo...

esta situacion se da en ambos sexos, tengas la orientacion sexual que tengas. estuve con una chica hubbell que me dejó por un imbécil que podría entrar en la categoría de carol ann.

que podemos hacer las chicas Katie???

agus dijo...

la verdad me decepciono un poco tu posteo... tanto carol ann como katie son mujeres con sus pro y contra y la discriminacion en contra las katie por parte de hubell me parece tan absurda como tu discriminacion contra las carol ann...
se que suena trillado pero tu frase "no voy a escribir para esas mujeres" me suena a envidia escondida... porque si esas mujeres por muy huecas que sean quieren leer tu columna porque privarlas de eso??

no me considero ni una ni la otra... al fin de cuentas somos todas mujeres y si luchamos contra los prejuicios no deberiamos tenerlos entre nosotras

Anónimo dijo...

Carol Ann de cabotaje, please, comprate un gramo de sofisticación, con saber chupar pollas no te alcanza.

Anónimo dijo...

Y si Katie es tan lista porque se enamora de un idiota como ese?

Pau_GM dijo...

mix entre el último post y este. Temo que mi adorado novio se convierta en marido de canal Sony... jajaja pero buennn, seguramente yo me convertiré en esposa de canal Sony...

con respecto a carol ann... y como ya dije en algún momento, cuando escribís con cariño a mi me encanta... y es obvio que los opuestos se atraen, por eso creo que casi todas nosotras, siendo de un "bando" o del otro, somos las mejores amigas de una "contraria"... nos alimentamos mutuamente y somos más felices que diferenciando y separando... al menos a mi me pasa, incluso que entre mis amigas vamos cambiando de roles...

Andrea dijo...

Hola.... ya se me fue el nombre, yo n o vi la película, pero si entendí el post.
Carol Ann es la encarnación humana de todo lo que la "sociedad bien" exige: dulce, delicada, femenina, hogareña, sumisa, en definitiva un buen adorno que sepa manejar una casa sin generarle problemas a su esposo.
Katie representa lo inadecuado, una mujer con opiniones propias y sin miedo a darlas, con sueños propios, que no quiere ser azafata de los sueños de su compañero, que puede amar y entregarse, pero al mismo tiempo que es dueña de si misma... Una mujer con poder... y que no tiene miedo de usarlo.
¿o me equivoqué mucho?
Por eso dije que no soy 100% Katie... me falta una dosis de valor para serlo... pero sólo una dosis.
Besos

livia dijo...

Me gustaría hacer un comentario ,pero antes tengo una duda : Leí este blog en otro lugar, con fecha posterior, pero no sólo éste, sino todos los que escribes.¿ Son originales o el plagiador es el otro chico ?
Si te interesa te doy la dirección.
Saludos.

Isma dijo...

El problema en la busqueda de la pareja perfecta no es uno de seleccion, si no mas bien de acoplamiento. Si bien es cierto que Big desprecio a Carrie y se caso con Natasha (para seguir haciendo referencia a esa sorpresivamente profunda serie de HBO), tambien es cierto que Carrie desprecio a Aidan (su hombre perfecto) por serle infiel con Big. O sea, lo que quiero decir es que el problema es uno con genesis dentro de la apreja, no en los hombres.

El fracaso de muchas parejas me parece la evolucion natural dentro de un grupo compuesto por dos personas deseando que, en vez de integrarse ellos a la pareja, sea la pareja la que se ajuste a ellos. Bueno, este tipo situacion no es que garantize el fracaso, despues de todo si existen unos dispuestos a cambiar todo por la pareja, pero las posibilidades se reducen a cero cuando ambos esperan que sea el otro el que cambie.

Una relacion, y me refiero a una relacion exitosa y duradera, esta definida por el compromiso de la individualidad en beneficio de ambos. El dejar de de ser "yo" por convertirnos en "nosotros".

Lilo Lima dijo...

soy una Katie, sin lugar a duda...perot ambién compro cigarrillos y perfumes.

Me encantó este post.

Saludos!

Liwk dijo...

Sin duda, resulta un tanto maniqueista etiquetar de esta forma. Nunca me he querido dar cuenta de cuánto, una socidad prefabricada como la que sufrimos, nos hace caer en ello: en determinar y en determinarnos.

Anónimo dijo...

Amén Bestiaria!!!
no lo pudiste decir mejor,
no tengo ni luces para llegar a ser una Carol Ann , pero tampoco quiero serlo... pienso en como seria mi vida sin la complejidad que me da no ser perfecta...y me alejo de esa tetacion de caer en la busqueda vana de ser la muñeca docil

Atlantico dijo...

Yo soy rebelde como Carol Ann, y digo siempre aquello que pienso, pero no voy a caer en la tiranía del mundo masculino de darme a elegir entre cerebro y físico. No, esa es mi rebeldía . Me niego. Soy fashion, compro moda, perfumes, tacones y me maquillo , y aún así sigo siendo rebelde y politica y socialmente incorrecta. Carrie también lo es.
Saludos.

BEMR dijo...

Creo que cada quien es libre de ser como le plasca, no estoy de acuerdo en que se critique la forma de ser o de actuar de Carol Ann, puesto que ella representa un tipo de realidad que a muchos talvez disgusta, pero eso no significa que sea una mala persona.}
Lo que ocurre es que las persona descartamos la superficialidad y la frivolidad pero acaso sera por que en el fondo somos esas dos cosas y peor aun las reprimimos...
Hay que ser realistas...

BEMR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
morderzorn engel dijo...

la clasificacion de las carol ann es una de las mas diseminadas por el mundo, un tipo te ama con locura pero termina casado con aquella que le hace piojitos, lo besa o lo mima despues de hacer el amor, la frialdad, como ellos llaman a nuestro caracter, es lo que los amarnos, querernos, follar, pasear y reir , pero para la casa prefieren el perro guardian mutante con ama de llaves y nana de carol ann....

Ginis dijo...

ah!! hablaste de una de mis peliculas favoritas por todo lo que tu mencionas, y que al final nuestra heroina termina aceptandose tal cual es y dejando los hubells para las carol. solo falto ese gesto que le hace en su cabello, memorable!!

Reena dijo...

Olé! ahi le has dado. Puede ser que los hombres se sientan abrumados por las mujeres con personalidad e ideas propias?

La frase no la habia oido nunca pero, la verdad, es la mas digna que habia oido nunca. La estaba insultando sin que ella lo sintiera :)

Me encanta tu blog!

Patorucita dijo...

"La bulimia y la anorexia, las uñas esculpidas y las cirugías de nariz, son, entre otras cosas, algunas pruebas de nuestros intentos por corregir la diversa naturaleza de nuestros cuerpos y transformarnos en otra mujer perfecta, pero olvidable". Ahí, la rompiste. Un texto genial. Un placer leerte. Saludos.

la bruja en la burbuja dijo...

Me maravillo este post, vivo en el norte en Santiago del Estero para ser exacta y la verdad que aqui esta lleno de Carols Anne la idea de alguien que sea un poquitin revolucionario mas en nuestro genero causa pavor, se nos enseña a calzar en el estereotipo de chica perfecta e inmaculada tal vez sin pensar en el costo que eso tiene en nuestras vidas el volvernos inimaginablemente infelices pero con marido o novio...porque es lo socialmente aceptado, yo puedo verme como una Carol Anne pero dentro mio hay puro fuego el costo de eso y bueno esta a la vista estoy sola, lo que gano es ser feliz, aunque muchas veces resulte incomprendida. Creo que no hay que adaptarse a las personas sino buscar que ellas se adapten a uno mismo, sin revolución el mundo esta perdido.-

karen dijo...

Me encanta esta pelicula, en sex and the city, Carrie en un capítulo señala que ella es como Katie y BIG es Hubell.

 
Licencia de Creative Commons
Bestiaria by Carolina Aguirre is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at bestiaria.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://bestiaria.blogspot.com.