Imágenes de mujeres: Sylvia Plath y la anorexia emocional

Sylvia Plath nació en Boston, el 27 de Octubre del 1932. Hija de un profesor de biología y una profesora de inglés y alemán, empezó a escribir desde muy pequeña, y publicó su primer poema a los ocho años y su primer cuento a los once, en la revista “Seventeen”. Muchos dicen que la temprana muerte de su padre, en 1940, fue la razón principal de su personalidad oscura y retraída, pero para muchos de nosotros, los freudianos compulsivos, a esa edad la suerte está echada.

Para cuando empezó a estudiar inglés en el Smith College, Sylvia ya tenía un prestigioso historial de premios y publicaciones. En Smith escribió unos cuatrocientos poemas, le publicaron algunos relatos en prestigiosos diarios y revistas, y ganó un concurso literario organizado por Mademoiselle. Sin embargo, a pesar de su excelencia académica y su incipiente y exitosa carrera como poetisa, la constante oscilación entre sus manías obsesivas y su depresión terminaron infiltrándose en su rutina.

Durante su estadía en Smith, por ejemplo, Sylvia sufría a causa de una profesora, que se empeñaba en calificarla sólo con “B”. Jamás con “A”. Escribía en su diario que jamás alcanzaría la perfección que tanto ansiaba su alma y que el no ser perfecta “la hería”. Llamaría a esta etapa el “strip-tease de matarse lentamente”. Se autoflagelaba cortandose el cuerpo, comparándose con autores consagrados y diciendo que su estilo era una serie de trucos precarios y excentricidades de romanticismo cursi, a pesar de que a esa altura su poesía había deslumbrado a unos cuantos profesores.

En 1952 Sylvia no pudo pagar la abultada matrícula de Smith y tuvo que asistir a otra universidad. Esta resignación la hizo sentir mediocre e inadecuada, y no pudo escribir con regularidad. Tuvo, entonces, su primer intento de suicidio. “Morir es un arte” dijo “Y yo lo hago excepcionalmente bien”.

La terapia de electroshock y las sesiones con su psiquiatra la aliviaron parcialmente. Cuando mejoró, se graduó con honores, ganó una beca Fullbright y se mudó a Inglaterra, para perfeccionarse en la Universidad de Cambridge, en donde conoció al poeta Ted Hughes, de quien se enamoró perdidamente.

El matrimonio, sin embargo, no fue fácil para ella. Su primer libro de poemas, "El coloso", recibió críticas escasas y moderadas. El de su marido, en cambio, fue un éxito editorial en Estados Unidos e Inglaterra.

No importaba cuando se esforzase. Vivía bajo la sombra del talento de Hughes, e insegura y resentida, en vez de escribir, hacia las veces de secretaria y ama de casa tipeando los poemas de su marido y horneando cantidades preocupantes de comida para postergar las horas que debía dedicarle a su propia escritura. Durante aquellos años, Sylvia incluso llegó a dar clases de inglés en Smith, aparte de encargarse de la crianza de los hijos por completo, para poder mantener a su familia mientras Ted se dedicaba sólo a escribir.

El vacío y la certeza de haberse transformado en todo lo que no quería para sí misma (una sumisa ama de casa sin vida propia) y su desmedido afán de posesión sumada a la volátil condición de mujeriego de Ted, terminaron por destrozar sus nervios. Sylvia descubrió que Ted tenía un romance con otra poetisa, (Assia Gutmann, la esposa del poeta canadiense David Wevill) y previsiblemente se divorciaron.

Ted fue, entonces, todo lo cruel que pudo con Sylvia: le dijo que su vida con ella había sido una pesadilla, que nunca había querido tener hijos, que hacía años que pensaba dejarla y que le extrañaba que no se haya suicidado aún. Ese día, Sylvia quemó sus manuscritos y los de su marido y se mudó a un pequeño departamento con sus dos hijos.

Mientras su inestabilidad emocional se agudizaba cada vez más, Sylvia escribía cada vez más y mejor. Durante la madrugada, mientras sus hijos dormían, tipeaba frenéticamente los oscuros poemas que conformarían, más tarde, su libro “Ariel”. Al mismo tiempo se publicaba, bajo un seudónimo, “The bell Jarr”, una novela autobiográfica que fue recibida por la crítica con entusiasmo.

Sola, enferma de gripe, al borde de la miseria, y exhausta por la crianza de dos hijos, un par de meses más tarde, Sylvia se suicidó con gas en la cocina de su casa. Tenía treinta años.

Dos años después, su marido, quien –por accidente- quedó a cargo de su obra, editó y publicó sus últimos poemas y quemó gran parte de los diarios íntimos de Sylvia, para proteger su imagen y evitar que sus hijos los leyeran. La crítica recibió "Ariel" con alabanzas y Sylvia fue la primera poeta en obtener un premio Pulizter luego de su muerte. Ted, por su parte, no pudo repetir el éxito editorial y Assia Gutman, su amante, se suicidó de la misma manera.
Hoy Ted Hughes es un conocido poeta, pero ante todo, es el editor, marido, y destructor de los diarios de Sylvia Plath.

69 comentarios:

Pegame y decime Sheena dijo...

Qué honor ser la primera. Qué triste la historia de esta mujer... pareciera que la sensibilidad emocional y la genialidad son un camino seguro a un fin trágico. Ojalá que no, entre los escritores y pensadores existe esta especie de convención, algo así como que para ser trascendente y brillante, un escritor debe ser trágico al modo de vivir su vida... O quizá la misma tragedia nos da pie a la genialidad...

Lux dijo...

Bestiaria, bien por este post. Por algún motivo (o varios), no me sorprendió PARA NADA que Bestiaria hable de S.P.
Recomiendo The Bell Jar y también recomiendo sus cuentos cortos y extractos de sus diarios. Esta mujer era una grosa y nos dejó muy buen material, lástima que no se conozca tanto.
Viva Bestiaria por traernos a Sylvia, que no es lo mismo que Silvia. Ojito.

yerbanohay dijo...

Habia leido que hace como un año hollywood filmo la vida de Sylvia Plath, protagonizada por Gwyneth Palthrow, como sera eso?
Yo recomendaria leer el post escuchando el tema de Ryan Adams del disco gold, Sylvia Plath. total delikatessen!

Luna dijo...

Vi una obra en la X Feria Int. del Libro Santo Domingo 2007 y me encantò. No conocìa a la poetiza pero quedè super emocionada con su excentrica forma de pensar y sus locuras.

Me marco la frase: "Morir es un arte y yo, como todo, lo hago excepionalmente bien"

Joseeé dijo...

Una historia color tristeza.
A veces pienso en las biografías como ésta, en qué habría sido del resto de nosotros si los grandes genios dejaran de pelear.
Por caso Sylvia, o cualquier otro talento.
No quiero creer que es necesario que sufran, sería demasiado funcionalista (ya que usted esgrime su vena psicoanalítica), demasiado.

Saludos, un post muy lindo, estoy con poquísimo tiempo por obligaciones, pero la leo seguido.

José.

Anónimo dijo...

que mujer tan estupida (sylvia...) me da lastima en fin.

Anónimo dijo...

lo digo emocionalmente fue una infeliz; pero algunas cosas lo hizo muy bien.

Boris dijo...

Desconozco a esa escritora en lo absoluto pero bueno, no es de sorprenderse, no soy apegado a la poesía, me gusta leer pero yo soy psicópata por así decirlo, osea me gusta H.P Lovecraft, Stephen King, osea te puedes imaginar a que voy, sin embargo, todos los genios en lo que escribir se refiere, AL MENOS, unos años de su existencia deben ser muy tormentosas casi tanto que los hace coquetear con la locura total, es por así decirlo un pre-requisito, sino estás destinado a fracasar, o al menos así era.
Saludos bestiaria eres una IDOLA.

dionisio_onfray dijo...

Lo que resalta es el hecho de que el marido, si bien fue un guacho despiadado con ella, fue quien, con su actitud, la "hizo" escribir sus mejores obras. Si él hubiera sido un perfecto caballero fiel y sumiso ella ¿habría terminado sus días cocinando y criando nietos?
En la música pop hay un caso parecido (salvando distancias). Phill Collins vivía con su mujer disfrutando la pequeña fortuna que la actividad con Génesis le había traído. Un día llamaron a un decorador para refaccionar la casa. La mujer de Phill se terminó yendo con el decorador. Phill, angustiado hasta las muelas, escribió de un tirón unas veinte canciones tristes que le alcanzaron para sus dos primeros discos solistas. Si hizo superfamoso y supermillonario con esas canciones. Lo que no sé es si pudo olvidar a su mujer. Tampoco sé qué es de la vida del decorador.

cachetazoalaviolencia dijo...

El suicidio es una venganza, no hay motivos, hay destinatarios (hasta pueden ser los lectores)
Hay que separar la obra de un artista de su vida, muchos tenemos vidas crueles y obra pésima.
Y hay que aprender a salir segundos, o sólo quedará en el mundo una sola persona, que será última.

cachetazoalaviolencia dijo...

El suicidio es una venganza, no hay motivos, hay destinatarios (hasta pueden ser los lectores)
Hay que separar la obra de un artista de su vida, muchos tenemos vidas crueles y obra pésima.
Y hay que aprender a salir segundos, o sólo quedará en el mundo una sola persona, que será la última.

Anónimo dijo...

Bestiaria: hay algunas generalizaciones en tu nota, me parece que el rigor en este tipo de casos es más que deseable. Si se leen los diarios completos de Plath se puede ver que es cierto que estaba frustrada, pero decir que se convirtió en esclava de su marido y que por ello no escribió por un tiempo es demasiado. Su talento era enorme y sus problemas emocionales también. Hay que decir que Ted no se portó de la mejor manera, pero la verdad es que fue un gran poeta, un hombre cultísimo, de una sensibilidad y manejo del lenguaje sin igual. Se lo odió y acusó de ser el causante del suicidio de Sylvia, algo realmente ingenuo. Hughes es tan grande, que yo, que adoro los poemas de Sylvia, no sé decir quién escribía mejor. Pero esas son comparaciones inútiles. Y hay que leer el libro que Hughes le escribió y dedicó a Sylvia años antes de morir, "Birthday Letters", que realmente emociona desde la primera a la última página. Creo que en parte se redimió. Al que no le parezca, por lo menos disfrutará de poemas increíbles.

Ah, el que escribe que Plath era estúpida, ¿por qué no pensás (y leés un poco) antes de decir estupideces? Si algún calificativo (podemos decir genial, obsesiva, perfeccionista, loca, depresiva, incisiva) no le corresponde a esta gran poeta, es el de la estupidez.
No a alguien que escribió:

Let me sit in a flowerpot,
The spiders won´t notice
My heart is a stopped geranium.

Dolores dijo...

Bestiaria: hay algunas generalizaciones en tu nota, me parece que el rigor en este tipo de casos es más que deseable. Si se leen los diarios completos de Plath se puede ver que es cierto que estaba frustrada, pero decir que se convirtió en esclava de su marido y que por ello no escribió por un tiempo es demasiado. Su talento era enorme y sus problemas emocionales también. Hay que decir que Ted no se portó de la mejor manera, pero la verdad es que fue un gran poeta, un hombre cultísimo, de una sensibilidad y manejo del lenguaje sin igual. Se lo odió y acusó de ser el causante del suicidio de Sylvia, algo realmente ingenuo. Hughes es tan grande, que yo, que adoro los poemas de Sylvia, no sé decir quién escribía mejor. Pero esas son comparaciones inútiles. Y hay que leer el libro que Hughes le escribió y dedicó a Sylvia años antes de morir, "Birthday Letters", que realmente emociona desde la primera a la última página. Creo que en parte se redimió. Al que no le parezca, por lo menos disfrutará de poemas increíbles.

Ah, el que escribe que Plath era estúpida, ¿por qué no pensás (y leés un poco) antes de decir estupideces? Si algún calificativo (podemos decir genial, obsesiva, perfeccionista, loca, depresiva, incisiva) no le corresponde a esta gran poeta, es el de la estupidez.
No a alguien que escribió:

Let me sit in a flowerpot,
The spiders won´t notice
My heart is a stopped geranium.

Bestiaria dijo...

anónimo:

Ayer le comentaba a alguien, justamente, que esperaba que llegue esa clase de comentario. Era clavado.

Yo sé que el artículo es un poco general. Todos lo sabemos! Usted tiene que pensar que esto es un blog y que una carilla para la vida de alguien es muy poca cosa.

No pretendo hacer un análisis exhaustivo de la obra de Plath en 30 renglones. Es simplemente una aproximación a una artista que sufre lo mismo que muchas de nosotras.

Las más curiosas buscarán más información en la web, y las que se encuentren en las tres frases que elegí, quizás lean su obra y también sus diarios.

Me alcanza. Hubiese querido que alguien me la acerque a mí hace algunos años.

Saludos y gracias por su comentario!

Bestiaria dijo...

Y sí, acuerdo. El que dijo que SP era estúpida es una persona que no entiende nada de nada.

Sylvia Plath era, probablemente, maníaco depresiva (no diré bipolar porque ahora todos son bipolares, es la patología de moda). Y desgracidamente en esa época no se la pudo tratar de manera adecuada.

Wendy Kitty dijo...

wow!! simplemente no conocia la historia de esta poetisa y ahora tengo ganas de leer algo de ella ;) como siempre otro buen blog

Bestiaria dijo...

Dolores, quemó parte de los diarios de Sylvia Plath sí o no?

¿No es motivo suficiente para fruncir el ceño?

Si ud le quema la mitad de una exposición a un artista plástico y luego le dedica un cuadro, se redime?

Yo no creo en esa clase de remiendos, pero es cuestión de opiniones.

Nene de Oro dijo...

Bestiaria, basta de robar... Si te agarra Maitena hasta Alcatraz no parás. El Nene de Oro.

Ariana Aaron dijo...

Gracias, me despertaste la curiosidad de saber quién es o cómo escribe...

Viste que una persona puede ser lo más educada que pueda ser pero termina teniendo instintos animales (lo digo por ella) y ser una lacra como persona (lo digo por él).

lau dijo...

Hola, me llamo Laura, soy de Montevideo y curiosamente me volví adicta a tu blog!.-
Un abrazo.-
ta luego.-

Karen dijo...

Odié a ted hughes.
cerdo infame repugnante.

Pobre Sylvia.

Maruli o Maru dijo...

Nunca leí nada de Sylvia, pero me estremeció la crudeza con que contaste su vida que fue cruel y desdichada que tremendo tanto talento desperdiciado. Gracias por acercarnos a la buena lectura procurare leer algo de esta tumultuosa y torturada mujer

Luminicus dijo...

hoy es un diá en el cual tus letras me desnudan y me reflejan, me siento igual que esta dama, me miro y veo que no soy lo queria para mi misma.

saludos

Pumplafiz! dijo...

Qué placer que me dio leer este texto. Me atrapó por completo.

Ahora, sobre la historia... Cada uno tienen lo que se merece, muchas veces es clásico decir cosas como: "Yo necesito volar más alto y vos me cortás las alas" para terminar volviendo a lavarle las medias...

Silvana dijo...

Al momento del suicidio, Sylvia estaba viviendo con dos críos chiquitos, en un país extraño al suyo (Inglaterra), casada con un extranjero y se entera que él, está con otra que también es poeta y para rematar él se despacha acusándola de todos los males de la convivencia a fin de justificar el adulterio.
Además…la pobre tal vez no podía retornar a su país por la autorización que necesitaba para llevarse a los críos y para colmo de males, tal vez no tenía dinero para pagar un buen abogado y/o psicoanalista.
En fin, ante semejante panorama, no hace falta tener la sensibilidad de una poeta para optar por el suicidio. Y no estoy haciendo apología del mismo, ya que siempre hay una salida…(?)
Con respecto al marido haciéndose cargo de su obra, la controversia se instala ya que ellos que estaban separados estaban iniciando el proceso de divorcio, aunque el niega el trámite de divorcio, y alega que se estaban reconciliando. Si ellos hubieran estado divorciados, él no podría haber heredado su obra. Muchos defensores de Plath argumentan que ya que el proceso de divorcio se estaba iniciando, él no tendría que haber heredado los derechos a su obra, y por ende no hubiera podido hacer lo que hizo con la misma.

Anónimo dijo...

usas muchos adjetivos y mal. que es eso de "volatil" condición de mujeriego.

crees que los adjetivos suman a tu escritura pero, como usas tantos, la verdad es que empalagan.

Nicolas Manservigi dijo...

Uno recoge lo que siembra.
Me parece que mejor final para el marido no puedo haber sido.
Me encantan estas cosas. La justicia hace obra por si misma.
Y por fin ella, aunque en muerta, poudo consagrarse. Que pena que no se hayan dado cuenta antes asi su existencia tenia mas sentido.

Little Queen dijo...

muy interesante.
Que bueno poder aprender un poco mas.
Saludos.

Ana dijo...

Me gustó y siempre que leo de esta escritora me digo que tengo que leer algo de ella, espero poder cumplirlo esta vez, gracias Bestiaria por traerla a mi memoria y por "la frase".
Beso,
A.

Estudiante crónico dijo...

De acuerdo con Dolores. El artículo es una simplificación. Hughes no fue un fracaso después de la muerte de Plath –de hecho, fue Poet Laureate desde 1984 hasta que murió, y “Birthday letters” ganó varios premios (entre ellos libro del año en UK)
“Dar clases de inglés en Smith”, es ser profesora de literatura en una de las mejores universidades de Estados Unidos (English= literatura, English as a second language, or as a foreign language= inglés).
Decir que Sylvia Plath, mientras escribía Ariel y The Bell jar, era una “sumisa ama de casa sin vida propia”, es un error. La vida de Sylvia Plath era su escritura. Plath tenía problemas psíquicos que no me animaría a diagnosticar, era parte de una relación compleja con Hughes, al que tampoco puedo juzgar. Los dos deben estar revolviéndose en sus tumbas.
Y la cita de la poesía es “Morir es un arte./Yo lo hago excepcionalmente bien” (Dying is an art/ I do it exceptionally well)

Marina dijo...

Maníaco Depresivo es lo mismo que bipolar. Es una nueva terminología de una "dolencia" que se re-nombró pero que sigue siendo la misma de antaño.

No creo que todos sean bipolares ahora,ó al menos no en una medida patológica, quizás sea que a medida que pasan los años se sigue investigando y "catalogando" ciertos síntomas que se adecúan a determinadas personas...como en una época era la histeria para Freud, que en su momento fue revolucionario.

Por suerte, como dice ud., se sigue avanzando y por eso mismo se encuentran "curas" para casos que en la época de la poetiza seguramente terminaban en suicidio.

No soy psicóloga ni mucho menos, hablo por lo que he leído sobre la enfermedad "de moda".

saludos

Amadeo dijo...

reducir a ted hughes a una especie de malo de la pelicula en su relacion con sylvia plath (e implicar que hoy en dia se lo conoce mas por su papel en conservar y destruir la obra de esta ultima que por su propia poesia) es, me parece, una miopia impresionante, una reduccion de una historia de amor muchisimo mas compleja y retorcida que este breve resumen, a lo pelicula destinada a ganar el oscar, que haces aca.

e incluye ignorar ese enorme monumento de amor, culpa y comprension que son sus "cartas de cumpleaños".

Anónimo dijo...

Desde cuando el suicidio es poético,..?...ja aún pienso que ella fue estúpida ah si loca también lastima que no se amaba lo suficiente y prefirio la salida mas facil que agradesca por un lado aver conocido al marido que tenia gracias a el se "consagro" claro ahora quieren culparlo a el por favor la loca fue ella y si me da lastima es por lo poco que se apreciaba en fin paz no se me esponjen jaja.

Bestiaria dijo...

Chicos ya basta. aburre. ya les dije que es OBVIO que es una simplificación. Escriban 12 carillas en su blog sobre Sylvia Plath.

Y no dije que Ted Hughes tenga la culpa de nada. Bien aclaré que Sylvia Plath tenía una patología. Y dije que era un "CONOCIDO POETA". De qué fracaso hablan?


Es increíble como deforman y cambian todo lo que digo sólo para poder comentar. Y no es acá, es en todos los blogs, en las aulas de la facultad, en los diarios, en todos lados.

Dejen de buscarle la quinta pata al gato. QUE NO TIENE.

Bestiaria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bestiaria dijo...

Chicos, perdón a todos por la "Y" que le puse de más a la traducción de

Dying is an art/ I do it exceptionally well

En realidad es:
Morir es un arte. Yo lo hago excepcionalmente bien.

Y yo, que soy una bruta, animal, loca, analfabeta, puse:
Morir es un arte. Y yo lo hago excepcionalmente bien.

¡Qué mala traducción! ¡Qué verguenza! ¡Casi ni se entiende el espíritu de esas líneas! ¡Soy la parca de la literatura! ¡Dios mío! ¡PERDON!

Por suerte (Gracias a Dios!) No sé qué hubiese pasado si no hubieran dejado tantos comentarios para avisarme que la "Y" no era del todo accurate.

La herencia de Sylvia Plath peligró por un momento. Con esa Y no se entendía nada. Pero los guardianes de la literatura vinieron al rescate en menos de 24 horas.

Gracias!!! Chicos, sigan revisando los blogs, HAY MUCHO PARA CORREGIR. Todos estamos esperando que nos avisen que la coma después de "Hughes" es opcional. No sé qué haríamos sin su valioso aporte.

Me voy a ir a pegar con una fusta en la espalda. No me puedo perdonar haber escrito esa "Y". Aunque originalmente fuese un verso y esto un texto. No tengo derecho. Ya vengo.

Indigo dijo...

Por eso agradezco la falta de éxito. Nadie me corrige! Y pobre al que lo haga carajo!

A veces te amo, otras te odio, pero las relaciones humanas siempre son así de fluctuantes (ojo con el uso de adjetivos eh!).

Lo maravilloso de blogger es que lo puede usar cualquiera, si quieren hagan el blog con las "perlitas" de Bestiaria, pero media pila che! Me tapan los comentarios geniales con los suyos horrendos.

Y a los anónimos que critican todo sin sentido solo les digo esto: Me recuerdan a Davor!

Estudiante crónico dijo...

Lo peor no es la y, Bestiaria. Lo peor es no escribir el artículo indefinido "un", antes de arte. "morir es arte" es de portero.

Anónimo dijo...

bueno, esto se esta dando en todos los blogs. ayer fui a un blog que leo siempre con muchos comentarios y les juro que me asuste. el grado de agresividad de los comentarios no era nada comparado con la necesidad de apareccer, de opinar, de ser protagonistas.
todos estaban tratando de hacer gala de su inteligencia, de su cultura dejando comentarios que se agarraban de un pequeño detalle del post, para hablar de diez mil otras cosas.
me hicieron acordar a esas viejas que buscan cualquier palabra para contar sus cosas o hablar de la unica cosa que saben en la facultad

tambien vi lo que decias en twitter bestiaria de ese blog de clarin y fui a verlo y no lo podia creer. miles de tipos diciendole a la periodista que no podia decirle lasagna a un milhojas de berenjenas con un odio, una soberbia. habia una que la insulto porque habia escrito teiryaki en vez de teriyaki. yo no entiendo. si saben tanto, si son tan inteligentes, tan carismaticos,

por que clarin no los contrato a ellos?

no les hace ruido? no se dan cuenta que si nadie visita sus blogs es que, quizas, sean malos o buenos pero aburridos, o malos y aburridos, o divertidos pero cansadores o lo que sea????'

por que no podemos ocupar nuestro lugar de comentadores y listo. porq no decir "bestiaria, te olvidaste de poner morir es un arte, fijate" y listo? che, tipeaste mal es teriyaki!

no, hay que poner:
pelotuda de mierda, la puta que te pario analfabeta es teriyaki.
yo no se. sera envidia? a mi tambien me gustaria ganar mucha plata con mi blog y no por eso voy a ir a putear a clarin o aca.

¡¡¡¡se eacuerdan del ex novio de moria casan que se iba a los velorios de famosos??? queria estar ahi. hablar en camara. participar. queria que alguien le de bola.

bestiaria no dijo que nada fuese culpa de ted h. dijo que "a los ocho años la suerte ya estaba echada". o sea que ya estaba mal!!!

van a ver que los blogs mas famosos van a sacar los comentarios. pobre la chica de clarin. yo no se que le pagan pero te tienen que pagar millones para soportar tanto odio.

un beso bestiaria. yo si entiendo.

kp

Kelly1986 dijo...

Porque no popine de prime es casi imposible hacerlo..que tirsit historia pero que tambien contada esta, vuelvo y repito es un placer leerte...gracias por dejarnos maravillos textos y por dejarnos ver lo maravilloso que es leer

Bestiaria dijo...

estudiante crónico:

Corregido. ¡Gracias por avisar! ¡Se llama error de tipeo! Pero ya vi su blog y entendí todo.

Casciari tiene uno igual a usted.

Bestiaria dijo...

Chicos, dejen todos los comentarios que quieran. Yo no voy a comentar más. Me voy a morder la lengua. En mi afán de discutir o de explicar ciertas cosas sólo le tiro leña al fuego. Me olvidé la regla nro1 de "losmuchoscomments". NUNCA contestar.

Sigan leyendo! Besos.

simo dijo...

Te llevo leyendo un par de semanas, y me encanta tu manera de concebir las cosas. Sylvia Plath ha sido la gota que ha colmado el vaso para escribirte, me gusta mucho esta autora. Y entiendo la manera de la que la has descrito, has hablado del PERSONAJE de Sylvia Plath, de su mito, de la belleza trágica y del coraje de su historia. Está claro que todo fue más complejo, evidentemente, siempre lo es. Supongo que hasta el chaval escapado de la R.A.E. y su insidiosa "y" lo es,
...aunque parezca mentira.

Aquí tienes uan nueva lectora engrosando tus filas.

marie dijo...

en todo de acuerdo con el comentario de KP, la agresividad de algunos es insoportable y tambien la necesidad de hacerse notar, presumir,defenestrar, etc.
Bestiaria, hasta hoy no encontré un blog mas interesante que el tuyo, te agradezco este espacio.

Conz dijo...

la amo a sylvia.
la conoci en 4to año de colegio y fue amor a primera vista, durante 4to y 5to me pase releyendola.

hace poco un amigo me cayó con un poema que no se habia publicado antes.
no me deja de sorprender.

Minerva dijo...

Nunca leí nada aunque me la sugiere medio mundo. Tal vez es demasiado oscura y no sé si sería capaz de soportarlo.
Está claro que LA SUERTE ESTABA ECHADA. La pobre mujer ya tenía algunos problemitas psiquiátricos y bueno, las circunstancias de su vida no colaboraron mucho. A otras personas les pasan cosas peores y no se suicidan, nadie le echó la culpa a Ted Hughes! Por dio', no pueden tomarse todo tan a pecho.

Anónimo dijo...

La verdad es que no sé nada de ella. Dicen que es talentosa y yo la verdad es que lo creo. Pero también pienso que no porque sos talentosisisisima en lo que hacés justifica ser una piba triste y amargada. Tal vez fue una ídola como escritora, pero como persona fue absolutamente incapaz.
saludos
Rocío

Verte dijo...

Justo iba a comentar, pero al final me arrepenti porque iba a ser el típico argumento al pedo con el cual casi nadie iba a coincidir, así que mejor paso antes de que me caguen a patadas virtuales.
Aparte la poesía me aburre, la pobre Sylvia ya pasó a mejor vida y aunque estuviese viva lo último que le importaría es saber lo que yo pienso sobre ella, no?
Besos,

Ca dijo...

Esto es realmente increíble.

Juliana dijo...

Gracias Bestiaria por hablarnos aunque sea en 20 carillas de alguien tan grosso...
No me interesa tu estilo literario ni nada de esas cosas que se las dejo a los intelectuales, sólo me gusta lo que escribes y por mí cometé todos los errores que quieras, nadie te va a sacar el título de... ¡genial!

Selfish Fish dijo...

Todos lo sabemos ( y por eso pasan las cosas que pasan)
Pero no me contengo: Sos buenísima en lo que hacés!

fuerza dijo...

Que fuerte!!!!!!! estoy anonadada!

reptilia dijo...

qué acertado el título del post.

x.

montevideana dijo...

Este post me dejó sin palabras.

Yo tengo una cascarita de culta con la que engaño de vez en cuando, pero la verdad es que sólo leo la lista de ingredientes del desodorante sentada en el inodoro.

Y así, confieso que a Ted Hughes lo conocía por ser el marido de Sylvia Plath, aunque no admito haber leído nada de ellos. Tan así es la imagen popular (a la que este blog se acerca con una elegancia sin par), que me permito señalar que la "biopic" de Sylvia Plath se llama "Sylvia", no "Sylvia and Ted" o "Hughes", o variante similar.
http://imdb.com/title/tt0325055/

Y ya va siendo hora que lea algo de ella, aunque tenga que ponerlo sobre la cisterna para adaptarlo a mi patrón de comportamiento lector.

clavel del aire dijo...

Desde la fiscalía del universo...que pesados son.

Silvya Plath es lo que es y es perfecta también así. Yo la admiro y la adoro. Gracias por postear sobre ella.

Anónimo dijo...

la poesia siempre me durmio jaaun no entiendo que es lo que admiran de esa mujer yo prefiero ver un total en las personas para mi solo fue una enferma mental que escribio cosas interesantes si lo unico que me inspira es lastima pobre loca conocer a su marido la ayudo a salir del anonimato creo que mejor se tendria que haber casado con psiquiatra.

Miranda dijo...

Vio? Todos parecen amar a la Plath. A todos les gusta amar a la pobrecita chica sufrida.

elena dijo...

Bestiaria, sólo quería comentarte algo que se me ocurrió. Envolver los controles remotos en plástico es RE de portero.

Maggie (in Spain) dijo...

gracias por recordarme a sylvia.

theremin dijo...

gracias bestiaria por esta historia. no me gusta la poesía pero me dieron ganas de leer a Sylvia Plath

I N T E R I O R E S dijo...

Felicitaciones por el blog.
Saludos

Anónimo dijo...

Excelente post còmo simpre.Desconocìa el terrible padecer de la Phath.¿Cuànto sufrimiento!Es probable que fuese manìaco depresiva.Despuès de todo es lo menos relevante, no?.Cada uno tiene la neurosis que puede y no que quiere.
Un consejo para Nene de Oro o de papel machè?.Leè atentamente todo lo de Besty.Tal vez sea demasiado para vos, no?.Creo que en un escalòn muy primario Besty tiene algo de Maitena.El recorrido y galerìa de personas y personajes, la profundidad y el sentimiento es muy, muy diferente, pibito.
Besos.

Kay dijo...

Me parece excepcional el resumen que has hecho de Plath. Has logrado captar la esencia de tan increíble mujer. Siempre me ha impactado mucho Sylvia, consiguió ser horizontal...

celulitis dijo...

Me ha encantado tu blog y cada una de las historias de mujeres que publicas en el.
Realmente desconocia las historias de vida de estas mujeres y la forma en que quizas tu las narras me han parecido mas que atrapantes!!
Te felicito publicamente por tu blog y ya mismo me lo estoy agendando a favoritos.
Un cariño

Pau - miss broken dreams - dijo...

Hola!
me encanto la vida de esta muejr
me parece divina ella
pero sin duda lo que me encanto fue su frase “Morir es un arte y yo lo hago excepcionalmente bien”.
Perfecta.
Voy a tratar de leer algo de ella
Mi primer comentario.
Excelente tu blog.
Besos

Cassandra Cross dijo...

Bestiaria, me aproximo a tu blog por primera vez con un deleite inenarrable por lo que leí aquí. Soy una lectora reciente de Sylvia Plath y devoré una biografía que tiene todo lo que aquí mencionás...

Pasaré nuevamente. Gracias por tanta buena lectura.

Anónimo dijo...

DESCUBRI A SILVIA PLATH CON 17 AÑOS CUANDO AUN NO SE HABIA PUBLICADO NINGUNA DE SUS OBRAS EN ESPAÑA A TRAVES DE UNA PEQUEÑA COMPILACION. ARIEL ES SIN DUDA UNO DE LOS MAS ESCEPCIONALES CONJUNTOS POETICOS DEL SIGLO XX PERO A PESAR DE MI AMOR POR ESTA AUTORA ( HE LEIDO TODO LO QUE SE HA PUBLICADO DESDE ENTONCES EN CASTELLANO) NO SE PUEDE SER HIPOCRITA Y CALIFICAR A HUGHES COMO SU COMPARSA. LA TRAYECTORIA DE ESTE AUTOR LO HA CONVERTIDO EN UNA DE LAS VOCES MAS IMPORTANTES DE LA POESIA AL MISMO NIVEL QUE DYLAN THOMAS O RILKE NEGAR ESO ES ESTUPIDO AUNQUE A MI ME JODA MAS QUE A NADIE EL COMPORTAMIENTO QUE TUVO CON SYLVIA.

eugeene dijo...

Conocí a Sylvia en la Universidad de la mano de mis compañeros de carrera. Conocí a Ted en la Universidad de la mano de Sylvia. Me afecta Sylvia, me sacude Sylvia, me inspira...

Lectora Hastiada dijo...

El post es hiper generalísimo, y honestamente parece que te hubieras visto la peli de gwyneth paltrow y quedamos ahí. Me atrevo a preguntar si leiste ALGO de la obra de Plath, dado que más que alusiones generales a 'lo buena poeta que era', no se desprende nada de tu reseña. Ni recomendaciones de poemas...!?
Todo esto sin mencionar el clishé mortal de clavar a Hughes en el rol de boogieman de la película. Sólo para internarte en el tema, Hughes quemó unicamente el último diario de Plath, que es el que - en efecto - contenía aparentemente las cuestiones más comprometidas acerca de su turbulenta relación.

(Y el titulo de anorexia emocional... wtf???)

 
Licencia de Creative Commons
Bestiaria by Carolina Aguirre is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at bestiaria.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://bestiaria.blogspot.com.