Tratado sobre enfermas contagiosas

Mientras que los hombres sólo tienen dos maneras de enfermarse (se transforman en niños insoportables o se alejan como animales heridos y rechazan los medicamentos), las mujeres se enferman minuciosa y complicadamente.

Cuando era chica, por ejemplo, tenía una amiga tan frágil que le decíamos Clarita, como el personaje de Heidi. La mitad de las veces que íbamos a buscarla para jugar, su madre nos pedía que volvieramos otro día porque “no se sentía bien”, y la otra mitad, que no podía salir porque estaba lloviendo. Las claritas son mujeres blancas y ligeras, de estómago débil y movimientos flojos, como los de una batidora con pilas viejas. De todas las mujeres, son las que más se enferman, y, si bien se describen a sí mismas como “tranquilas” y “caseras”, son mortecinos espectros que abrevian las rutinas de su vida por el continuo temor a la desgracia. Sus dolencias siempre afectan su energía: tienen presión baja, se desmayan, la comida les cae pesada o sangran por la nariz. Están todo el tiempo con un “tecito” en la mano, y anticipan el otoño con un resfrío temprano y la primavera con alergias imprecisas. En otra época fueron tísicas o tuberculosas, pero actualmente son anémicas o tienen jaquecas antojadizas que las desmoronan tardes enteras.
Otras que se enferman mucho son las hipocondríacas, que pueden dividirse en dos grandes grupos: la melodramática y la compulsiva. La primera es extraordinariamente habilidosa: puede construir un cáncer con un sencillo dolor de cabeza, sin pisar jamás un consultorio médico. Su técnica es simple. Apenas siente la primera molestia, se imagina un tumor creciéndole por el cuerpo como una enredadera. Luego se pone a llorar, visualiza su casa vacía, a su marido colgado del ventilador de techo y a sus hijos revolviendo la basura, y, para las tres de la tarde, ya tiene a todos reunidos alrededor de su cama para comunicarles que “mamá los ama y estará con ellos siempre”.

La compulsiva va un paso más lejos y gasta la banda magnética de la tarjeta de la prepaga, como si fuese una “raspadita”. Todo es una excusa para aparecer en hospitales, clínicas, maternidades, salitas de emergencia, consultorios particulares e incluso veterinarias. Tanto se revisa sus pavadas, que finalmente logra concretar su sueño: que la operen. Desde el diagnóstico hasta el último día de internación, ésta experiencia es, para ella, un cuento de hadas inolvidable del que nunca quisiera despertar.

En el grupo opuesto, es decir, en el de las que se enferman poco, se pueden distinguir, como mínimo, cinco tipos de mujeres. La primera es la espartana. La espartana está convencida de que no se enferma desde que era chica, pero en realidad no es que no se enferma, sino que es capaz de ir a trabajar disimulando su hepatitis B con un poco de colorete.

La segunda es la pesada. Este tipo de mujer tampoco se enferma mucho, pero cuando se enferma, su familia llora. Durante toda su convalecencia, grita pidiendo agua o una almohada, y acusa a su marido de querer matarla de sed, o le revolea la sopa porque está fría, y aulla porque no puede respirar bien o tragar sin que le duela la garganta. A pesar de los amorosos cuidados de su pareja, la pesada no encuentra paz sino hasta que la fiebre cede. En ese momento olvida para siempre sus sangrientas amenazas, y duerme como un bebé hasta el otro día.

La pastillera, en cambio, no necesita de cuidados ajenos. Jamás en la vida visitó un ginecólogo, no se hace análisis de sangre desde su ingreso a la escuela primaria y googlea sus dolencias para conseguir una segunda opinión antes de automedicarse. Es impaciente: en vez de tomar una aspirina y esperar un rato para ver si le hace efecto, toma directamente cuatro para “estar cubierta”. Está convencida de que los hospitales son instituciones redundantes e innecesarias. Después de todo, quien necesita ir al médico si existe “Farmacity”.

A diferencia de la pastillera, la freudiana no necesita ni antibióticos ni sedantes. Está convencida de que todas las enfermedades tienen orígen psicológico y en vez de tomar un remedio para la garganta, prefiere pensar qué quiso decir y le quedó atragantado. Su antítesis, la positivista, cree que el psicoanálisis está más cerca de la brujería que de la ciencia, y le atribuye a un virus desconocido el insomnio y la pérdida total de cabello que sufriera luego de sorprender a su marido y a su hermana en la cama.

Por último, otra que se enferma poco (o ni sabe que está enferma) es la homeopática, que elige no tomar medicamentos, y en consecuencia falta al trabajo dos semanas por cada resfrío. Prefiere curarse con acupuntura, auriculoterapia, flores de bach, y meditación, y, en caso de tener leucemia o cáncer de pulmón, le agrega reposo y una cucharada de polen bien cargadita.

66 comentarios:

Anónimo dijo...

Best:

Cuando habla de la freudiana es por casualidad Chiozzana??.Pues obvio que tampoco se medica, no?.

Un buen post!!.
Beso.

Bestiaria dijo...

Jajjajaja. Claro. Es re-fan de Chiozza!

PD: Mamá? Sos vos?

Laura dijo...

Me encontré. Soy una Clarita melodramática.

Saludos.

deapoco dijo...

pesada tu abuela!

Cronopio dijo...

las conozco todas, y me reconozco como espartana, aunque en realidad nunca nunca me enfermo.Me enferman , que es otra cosa

melquíades dijo...

Agregaría una más.

La médica o estudiante de medicina, que cuando alguien le consulta sobre sus síntomas espeta un despectivo "Y, es una gripe, ¿qué querés?. Hacé reposo, tomá mucho líquido y paracetamol, nebulizáte y paciencia"; pero se atiborra en silencio de Vicodin porque el dolor de una uña demasiado corta le parece insoportable.

un beso!

Anónimo dijo...

Besty:

Si soy tu madre.Aunque cómo bien sabés porque soy Chiozzana,me medico en Farmacity.Onda que tomo un calmante pasajero pues el síntoma ya va a ceder.Jajaaja!!.

Besos miles,Mamá.

Ro dijo...

Besti:
debo admitir con tristeza que soy una Clarita hipocondriaca desde temprana edad! Por supuesto que la culpa la tiene mi madre, segun mi analista, al menos....No se ofenda la madre de Besti, que veo que le visita el blog!
Buenisimo el post!!!

Siberiana dijo...

"....Jamás en la vida visitó un ginecólogo, no se hace análisis de sangre desde su ingreso a la escuela primaria y googlea sus dolencias para conseguir una segunda opinión...."

Después de leer esto, estoy firmemente convencida: Vos tenés cémaras en mi casa. Esas líneas soy yo TAL CUAL. El resto no, digamos que empalmo con la positivista. Combinación peligrosa ahora que lo pienso, debería ir a hacerme un chequeo.
Muy buen texto, besos.

Ah! Entré hace poquito y leí TODO el blog, enterito. Es la primera vez que comento y pienso seguir haciéndolo. Ahora si, basta, me voy. Más besos.

Faco dijo...

Conocí a una Clarita que resultó ser celíaca. Eso explicó mucho, aunque vaya uno a saber si no era forma de hipocondría.

Los hombres tenemos la ventaja de enfermarnos si y sólo si queremos faltar al laburo. Una bendición.

Siga así.

pastillera dijo...

pastillera, sin dudas (3 ibuevanoles o genioles juntos -nunca menos de 3).
si no sé qué tengo que tomar, voy a farmacity y le pregunto al pobre infeliz del mostrador de la farmacia qué es lo más conveniente. Al principio no ceden, pero después de unos minutos de buen tino ("consultá a un médico") me solucionan el problema.

Indigo dijo...

Yo tuve un maricotas que había que darle la sopa en la boca incluso!!! Siempre hay alguno que somatiza como mujer.

Pregunto, ¿se puede poner la publicidad al costado como antes? Me parece que está tornándose invasiva, igual voy a seguir entrando =D.

MiLi dijo...

Definitivamene: hipocondríaca...aunque ya lo saben hasta en la farmacia de enfrente de mi casa q m ven venir y huyen despavoriiiiidos!

laura cambra dijo...

¡Ay, ay, ay! He sido casi todas. ¿Eso será otra enfermedad? Al final terminé elaborando una teoría propia acerca de que el cuerpo, por sí solo, se gasta. Lo que enferma es la cabeza. Así que me la purgo escribiendo.
Paso a menudo por acá porque me encanta leerte.
Beso,
Lau

Penelope Glamour dijo...

Que descripción más acertada, me encantó. En el colegio tenía una amiga que era LA clarita por excelencia. No hubo jamás un campamento, una excursión o un viaje de egresados en los que la muy tilinga no cayese enferma, insolada, mareada, con un pie torcido o lo que fuere, y lo más irritante era que siempre tenía a todos los idiotas del curso desviviéndose por cuidarla, porque "pooobre". Al día de hoy, cada vez que salimos a tomar algo, siempre hay alguno dispuesto a invitarle UN TE (obvio que el alcohol le cae mal).
Saludos Bestiaria!

martianz dijo...

Ver "Famacity" por "Farmacity".

Siempre muy bueno lo suyo.
Saludos.

Bestiaria dijo...

martianz:
grasia. lla lo correjí vien.

Kr dijo...

Mi madre claramente es freudiana, mi tia la homeopatica... y yo soy una Clarita nata!! Ke mal che, me reconoci de inmediato, y eso ke a esta altura de mi vida convivo con mis dolencias como algo normal ehh, devine en pastillera, no voy al medico salvo ke este muriendo posta, y he aprendido muchisimo a lo largo de estos años de Clarita fragil. Mi actual novio es medico, vive indignado de ke ni a el le doy bola, yo creo ke cuanto menos se keja uno mas rapido pasa todo. Hay ke ol-vi-dar-se, y tener siempre a mano el migral, obvioooo.

Verte dijo...

Hay que tener ojo con googlear síntomas. Los resultados siempre son enfermedades que vienen con una promo "Directo al otro mundo, descuento en Jardin de Paz".
Saludos!

Davor dijo...

Borré la parte ofensiva ¿así esta bien?
Siempre un lujo leer lo que escribís, me gusta tu humor... lástima (coloco el acento para evitar malas interpretaciones) que no sea bienvenido... jijij
A propósito... sigo buscando mi incubadora rubia, 90-60-120, toda bronceada, que se asombra de todo, tonta en la vida y buena en la cama...
Saludos Besti bombon... jijiji

Angie dijo...

Yo soy "Clarita"!!!!!!!! Aunque debo reconocer que mi madre me dice: Hija, vos sos delicadita (si fuese tipo, seria gay, sepanlo), por cualquier cosa me enfermo! Volvi DOS veces con anginas y fiebre de MDQ!!!!!

LARITEN dijo...

No coincido con lo que dijo Faco, eso de que los hombres se enferman si y sólo si quieren faltar al trabajo. A veces se enferman por imprudentes.

Cuando los hombres se enferman se enferman en serio: Levantan algo más pesado que su propia fuerza y quedan tirados una semana en la cama con desgarro de espalda. No pueden ni siquiera bajarse de la cama solos, y necesitan un valet o un papagayo, porque claro, una sola mina no puede llevar en andas a un tipo al baño.

Ah! Tuve un novio hipocondríaco: nuestro paseo más habitual de las dos de la mañana era la guardia del Policlínico.

Muy buena la descripción, Bestiaria, como siempre!

La Oficinista dijo...

hipocondríaca + pastillera + clarita + freudiana(depende el estado de ánimo o circunstacia particular...)

conozco un hombre q puede ser tildado de Clarito

me encantó el blog... volveré y seré yo otra vez! y trataré de leer todos los comentarios...

Bestiaria dijo...

prueba con acentos

sión
pión
ción

ñ Ñ ÑÑÑÑ á ????

Bestiaria dijo...

otra prueba
ÑÑÑÑÑÑ
ó
ó

???

ó

í
án

MeRiAdOx dijo...

Mi ex era media clarita... le decían pollo y sufría de anemias... pero su enfermedad no era física, era mental... de todos modos tendía a negar que fuese serio, aunque estuviese tomando antidepresivos... nunca entendí eso...

Saludos!

ps: mi madre es de las hipocondriacas tipo farmacity... mi hermano se contagió y yo reaccioné siendo todo lo contrario, ie, un espartano freudiano... me enfermo pero no pesco...

Nachita dijo...

Espartana!! y por consiguiente, sufrimiento de toda mi familia que sufre porque ve que no me abrigo ni nada, a pesar de que ven que no me enfermo nunca!... aunque es verdad que aún enferma hago mi vida normal.

Ahora, melquíades mencionó a la médica o estudiante de medicina... que me presente a la que conoció!!!, conozco a una que es capaz de diagnosticarte las enfermedades más absurdas (que nunca vas a escuchar, de hecho) a partir de los síntomas más simples. Una vez que le dije que había tenido una pesadilla, me dijo que podía tener apnea del sueño, que fuera al doctor (irónico no?). Pero lo más ridículo es que ella no es hipocondríaca, porque se define como la persona más sana del mundo ("por algo voy a ser doctora, no?").

Está genial!!!

Manón dijo...

yo debo reconocer que soy la pesada, no me aguanto ni yo cuando me enfermo.
aunque se te olvidó el subgrupo dentro de las homeopáticas, las que PARA TODO (lo que sea: dolor de garganta, tos, ataque de hígado o dolor lumbar) tienen el bálsamo fetiche que por supuesto va cambiando según la moda: así, mi abuela fue sucesivamente fanática del ginseng, del propóleo, del aloe vera, del té verde y no sé si no llegó a su propio meo.
y te persiguen por toda la casa para administrarte una dosis cada vez que algo te aqueja.

La Co dijo...

Che!!!!!!!!!!!
Si la sopa está fría yo qué culpa tengo!!!!!!!!
Vos te das cuenta, no? Al final se las arreglan para que una tenga la culpa de todo!!!!
Me en-can-tó!

Besos!

fmop dijo...

Conozco más de un caso donde las mujeres se pasan todo el tiempo quejándose de este u otro dolor durante toda su vida. En cambio, sus compañeros, sin decir ni mu, un buen día van y se mueren.

Pumplafiz! dijo...

Oddddddddddio a mi Tía Graciela, "Clarita" por excelencia. Desde que tuvo poliomielitis, a los cuatro años, no dejó nunca en paz a ningún miembro de la familia. Cuando menstruaba OBLIGABA A SU MARIDO A DORMIR EN EL PISO PARA QUE NO LE MOVIERA EL COLCHÓN. Toma 77 pastillas con cada comida, cenar con ella es un bajón. Obvio que se casó con el único papafrita que la podía tolerar (gracias a que se embriaga como una cuba en cada celebración familiar), y tanto influyó que su hijo está casado con una representación humana del vinagre barato.
Como siempre, muy buen post.

Puro-yo dijo...

Mi novia es una pastillera confesa que mata todas sus dolencias (y parte de su estomago) con un buen surtido de ibuprofenos y tecitos vick..
Gran problema para uno que es medico, vio??

Bestiaria dijo...

ñ ñ ñ

ó
é
í
á
ú

"claro"

Susy dijo...

Yo lo que digo es...no soy clarita, no estoy tooooodos los días enferma. Entonces, si sólo una vez cada dos años me enfermo, exijo el té caliente, la sopa cuando se me canta y despertar al que comparte la cama conmigo a las 4 de la mañana para que vaya a la farmacia porque quizás el médico tenía razón y tendría que empezar a tomar algún antibiótico. Si, si, pesada...y? una vez cada dos años, dos días máximo y sólo si la fiebre supera los 37 y medio o hace más de 37 grados de temperatura ambiente.

Bestiaria dijo...

Entonces es la pesada, susy

Yo soy la pesada, la freudiana y la pastillera.
Jamás voy al médico. Me automedico sin parar. Creo que todo es psicológico. Detesto la homeopatía y soy pesadísima. Un día me puse a llorar porque mi marido hace sopa fea .

Alberto José dijo...

Hombres y mujeres entramos en la misma clasificación. No creo que sea cuestión de sexo. Por mi parte soy tremendamene hipocondríaco, y esto tiene su lado positivo: cada vez que me agarro el más mínimo malestar me imagino que muero y como eso hasta ahora no ha sucedido...¡he resucitado miles de veces...!
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Alberto Jose:

Muuuuy , muy bueno lo suyo.Hombre positivo si los hay!!,
Saludos.

natalia dijo...

yo soy pesada no me enfermo mucho pero cuando me enfermo, soy la peor tirana. muy buen post como siempre!!!

montevideana dijo...

Y... como comprobé en los últimos días, yo vendría a ser una variante perversa de la pesada. Mi frase de cabecera es, a la mañana "no te preocupes por mí, si preciso algo o me llego a sentir mal te llamo al celular", y a la tarde "me siento abandonada, sólo me llamaste 5 veces a lo largo del día".

Suerte que me enfermo poco. Ni yo me aguanto.

montevideana dijo...

Ah, y estoy casada con un individuo especie único. Hubiera querido ser médico, pero prefirió la ingeniería. Opera a los pollos y churrascos antes de cocinar. Se enferma a cada rato de las enfermedades más diversas, su historia clínica debe tener unos 10 tomos y su lema de cabecera es "que la ciencia avance conmigo". Es más, yo me sentía pa'l traste, con diagnóstico de "caso sospechoso de dengue" y me decía "Te envidio". ¿Podrás creer?

Bestiaria dijo...

montevideana:
Claro que sí. Seguro que su marido es de los pocos que se deja poner bronceador o pantalla solar en la playa.

chicaconfundida dijo...

Soy sumamente hipocondríaca, del tipo de las que van al médico por todo.
Pero hace unos meses me vine a vivir a otro país un tiempito y hasta ahora mis resfríos se me curan solos. Será que OSDE no me atiende aquí???? ji ji ji

ViKa dijo...

Espectacular!!
Lástima que creo que soy la pesada.
jajaja

gwenlloydlove dijo...

Como buena hija de una hipocondríaca compulsiva-por suerte le podemos bancar una buena obra social-me he transformado en una auténtica espartana. Tus descripciones son impecables. Realmente me sorprenden. Con respecto a la compulsiva, nunca leí algo igual. Yo siempre digo que si quiero encontrar a mi madre con sólo ir al hospital es suficiente, porque no se saltea ninguna consulta médica y siempre tiene un dolorcito acá o allá y lucha día tras día para conseguir un médico que la opere de algo. Tanto es así que nunca falta quien cae en sus redes y termina llevándola a quirófano sin ser realmente necesario. Genial tu blog!

E.F.Effe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Bestiaria dijo...

La gente que hace spam disimulado ME TIENE HARTA!

VJ dijo...

jejje, muy buen post, pero debo defender la acupuntura, que ha hecho maravillas conmigo...

igual tengo etapas de "pastillera"

Tulita dijo...

Que genial, tengo un poco de todas las que no se enferman. Pastillas ni que me paguen!

[Me encanta tu blog, saludos]

Wishina dijo...

Uh yo soy la compulsiva, mi vieja la pastillera, las viejas en general son pastilleras y tienen las carteras llenas de polvito de pastillas rotas.

Como amo su blog

la anónima dijo...

Yo vendría a ser una mezcla de homeopática y freudiana. Cuando me aparece algo raro espero cuatro o cinco semanas a ver si se me va solo. Me convenzo a mi misma de que es psicológico y me lo paso tomando propóleo y flores de bach. Si al término de ese tiempo la cosa se pone más fea, entonces recurro a la farmacia. Ya pasados los dos meses es cuando voy al médico.

COmo siempre, tu blog es extraordinario.

Salú.

PD: No entiendo el ítem "Etiquetas" que está al pie de cada post.

E.F.Effe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
E.F.Effe dijo...

Disculpe si es así. No volveré a hacer comentarios.
Sí me gusta leer su blog.
Atentamente,
Effe

Bestiaria dijo...

esto es increíble. volvés y pegoteás tu web de nuevo. no me interesa si te gusta mi blog. esto no es un foro. vos venís acá a publicitar tus escritos, no a comentar. Así que BASTA.

E.F.Effe dijo...

Ya me he disculpado. Lo siento, de verdad. No volverá a ocurrir.
Saludos de este lector, a partir de ahora, mudo.

helena,mateo dijo...

subjetividad eh?

MDTorres dijo...

jajajaja, buenísimo
Yo agregaría las "enfermas vicarias", generalmente madres o parientes de enfermos. Disfrutan muchísimo de las enfermedades ajenas, mientras más graves mejor, porque les da tema de conversación con todo el mundo.
Les fascina además exagerar la gravedad de la enfermedad del o la pariente para que todo el que la conoce se compadezca de ella. La pobre "fulana", qué mala suerte, siempre pasan cosas horribles en su familia.
Y ni te digo lo que gozan con una tragedia mayor y una muerte en la familia!
Saludos desde Venezuela

Bestiaria dijo...

helena,mateo:

No entiendo el nick ni el comment.

Daniela!!! dijo...

solo decirte que soy una admiradora de tu blog y que acabo de inagurar el mio.
muchos salaudos y te felicito por los textos que he leido en mis ratos libres, y que luego comento con mis amigas.
atte
daniela

Señorita Cosmo dijo...

Soy la "pastillera" hecha y derecha. Todo lo googleo varias veces y jamás voy al médico a menos que tenga algo terriblemente extraño o que google determine como un posible cáncer.
Eso es que fui en en octubre del año pasado pero hacía unos cinco que ni un pap me hacía (ahora no vuelvo hasta que Dr gugel me lo sugiera).
Google es maravilloso y Farmacity también.
Y los médicos no saben nada. Nada!
Amén que por todo te dicen "tomate tres días de reposo y estos antibióticos" por las dudas.
No saben NADA. Tengo pruebas.

Bestiaria dijo...

señorita cosmo:
claro que no saben nada!!

MAGGIE dijo...

me encanto!!! yo soy clarita tambien!

Anónimo dijo...

QUE TARADES! MI HERMANA SE ENFERMA MUCHO Y TAMBIEN ES CUESTION DE SUERTE

Gabriel Gonzalez dijo...

Creo que "...abrevian las rutinas de su vida por el continuo temor a la desgracia." esta muy bien.

Sat Nam dijo...

Reconozco que soy una "pesada"... Me gusta tu blog :)

Pepina dijo...

Este blog me lo recomendó una amiga diciéndome que era super bueno. Y tal cual. Se transformó en mi nuevo blog predilecto.
Me reconozco en Clarita y la herbolaria.

Anónimo dijo...

Soy tan espartana que seguí yendo a trabajar con pielonefritis, caminaba dos pasos por hora, estaba verde y no podía comer nada, me acuerdo y me espanto de mi propia locura

 
Licencia de Creative Commons
Bestiaria by Carolina Aguirre is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at bestiaria.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://bestiaria.blogspot.com.