Un par de esposas abiertas

El primer enemigo del matrimonio que conocí fue Bernard Shaw. Antes de leerlo, casarse era, para mí, el delta inevitable de la rutina. Su veneno fue una revelación, porque sin saberlo, yo también creía que el matrimonio era una institución opresiva y gris que anulaba a la mujer, ensombrecía al hombre, y asfixiaba a los hijos; y no quería morir aplastada bajo el monocorde ritual de una hipoteca, cambiar un pasaje a Londres por cuatro a Pinamar o comer los pesados ravioles de una suegra los domingos.
Pero la madurez y el amor entibiaron esa verdad. Con el paso del tiempo, descubrí que mi aversión por el matrimonio no era una cuestión de principios: yo no me oponía al contrato matrimonial, yo luchaba contra el único que conocía.
Ahora, que he visto tantos tipos de uniones como personas, perdí el miedo para siempre. La historia esconde millones de ejemplos de parejas más interesantes que las que yo conocí.
El antropólogo Edmund Leach, quien estudió durante largo tiempo a los nativos de Sri Lanka, quedó estupefacto al enterarse de que una chica de diecinueve años había estado casada siete veces. Los nativos le explicaron que bastaba que una mujer cocinara para un hombre para dar por consumado el matrimonio, y que, por el contrario, el vínculo concluía cuando ella dejaba de preparar sus comidas.
En ciertos grupos de indios nativos de América del Norte se consideraba que las personas que eligieran desarrollar trabajos correspondientes al género opuesto podían casarse con otra persona de su mismo sexo, siempre y cuando ésta otra se desempeñase el rol opuesto en la división laboral. Era absolutamente normal que una mujer con tareas “de hombre” se casara con otra mujer que hiciera un trabajo femenino. Tan importante era el “género social”, que un matrimonio heterosexual cuyos miembros realizaran idénticas tareas era rechazada y marginada por el resto de la sociedad.
En algunas culturas de China y Sudán, las familias sólo podían tener una hija soltera. Por esto, cuando una mujer se declaraba solterona, sus padres debían encontrar un marido para sus hermanas de manera urgente. Para algunas de estas mujeres la única forma de continuar una vida independiente, era “casarse con una lápida”, es decir, con un jóven muerto. Esta práctica era muy normal entre las hilanderas de seda, quienes podían prescindir de la manutención de un marido, pero podían ofrecerle así a su propia familia, los beneficios de los lazos políticos con una nueva.
Y por último, los Na, una comunidad de treinta mil personas en la República de Yunnan, quien creían que el matrimonio no era una institución seria o significativa. Hermanos y hermanas vivían juntos para toda la vida, criando a todos los hijos que las mujeres pudieran concebir mediante furtivas visitas de amantes llamadas “Nan – Sese”.

Fuente: "Historia del matrimonio" de Stephanie Coontz

53 comentarios:

Dragonfly dijo...

WOW!!!
La verdad es que a estas alturas ya se me pasó el miedo al matrimonio ese ¡freak! que a veces sentía, pero que estoy bien siendo soltera y libre... Ni que decir.

Por otra parte me asusté un poco con lo de esta chica de Sri Lanka, porque de ser así :S ya me casé con la mitad o más de los hombres de mi oficina. De ahora en adelante seré cautelosoa para ofrecerme para cocinarle a alguien.

Muy buen post, como siempre acostumbras.

Beso!!!

Saudade dijo...

A mi me gusta un estilo de matrimonio practicado por los musulmanes, el matrimonio a término fijo. Imagínense uno poder casarse y decir: "nos casamos hasta el próximo mundial..."

B u C e F a L o dijo...

Me gusta mucho leerte.
Con respecto a esto, creo que no hay que ir a culturas tan lejanas para ejemplificar la diversidad de la institución matrimonial. Con solo movernos dentro de Buenos Aires, hay tanta diferencia en la concepción del matrimonio que parecen países, épocas y sociedades diferentes.
Digo, entre Susanita y vishina hay todo un universo de lo que esperan del matrimonio.
Abrazo

Cba (nadie sabe dónde) dijo...

Mirá lo que son las cosas, que soy de los que se pasaron años diciendo que ni en pedo, que ni de casualidad, que ni por puta, y acá estoy, esperando una hija, embarazado hasta la cabeza con mi mujer.

No estamos casados, porque la formalidad de un papel con nuestros nombres garabateados no nos aporta nada, pero vivimos como si lo estuviéramos, nos peleamos como dos viejos perros que se conocen las mañas, y disputamos nuestros pequeños espacios en una puja romántica que, la mayoría de los días, me resulta de lo más placentera.

Leyéndote vuelvo a reflexionar si no será que estoy haciéndome viejo, o si, simplemente, esto, hecho a mi manera, sí vale la pena.

Abrazo, buen blog, yo la voy de mudito por acá, hoy me tentó el tema.

Anónimo dijo...

Muy lindo este tema, Bestiaria. Me gusta esta demostración de que el matrimonio, tal y cual estamos acostumbrados, no es más que el resultado de un tipo de organización social, la nuestra, y que nuevas formas de él son y serán posibles de acuerdo a cómo evolucionemos.

Un beso

Javier. dijo...

....acaso Ud tiene un target católico??
bue un poco de antropología nunca viene mal, solo aburre... en la universidad al menos! ;)

en fin.. le puedo dar un consejo de diseño (a eso pasaba) si me permite claro esta.

ok?

bueno, vio el subtitulo ese que dice.. Colección de imágenes, relatos y...blabla bueno notese que la tipografía es mas chica que la de la barra Adsense de google.. bueno era eso nomas, no creo que haga falta extenderme ni ud lo necesita, no soy yo el que tiene 1000 visitas unicas diarias...

esteh...

bye.

deapoco dijo...

si es por cocinar, he tenido varios maridos, si es por trabajar también.
creo que ahora voy a ser nana.

fox dijo...

mira vos lo que me vengo a enterar ahora...

Anónimo dijo...

Si es por cocinar soy bígama. Mi padre, un chef que cocinaba para mí como si yo fuera Catalina la Grande, me enseñó que el amor es comida (sí, lo acepto; no es lo más usual). Sólo cocino para mi marido y para mi mejor amigo y ambos saben que es el mejor amor que puedo darles. (Cocinera)

Cruella Devill dijo...

Querida Bestiaria,
como siempre, un placer...
Me permito recomendarle la lectura de un tal Adam Phillips, quien en su libro "Monogamia" se permite reflexionar, un poco crudamente pero con inteligencia y sutileza, sobre los vínculos amorosos. Para Phillips, el creer que una y solamente una persona nos satisfará de aquí en más, es tan utópico como el pensar que la promiscuidad nos ofrecerá delicias y goces hasta el infinito (y más allá).

Ele dijo...

si, tal cual, aca en la city hay muchas concepciones de matrimonio! yo mañana cumplo 22 y me caso en marzo. y no estoy embarazada!!!!

Luna dijo...

creo que hoy en día elegiomos casarnos de una manera diferntes todos los días...

el matrimonio es la union de dos almas que se aman...

no siempre ese alma que amamos es nuestro novio/a, pareja... bien puede ser una amiga, hermana, profesión, vocación...

y en cuanto a la pareja el matrimonio es la union de amor no el cómo... cada pareja elige como unirse para siempre o quizás solo por un rato....

promqueen dijo...

quiero ese libro yaaa

Ana dijo...

Me gustó muchísimo, y me quedo con los Na, estabilidad familiar para los niños y diversión para las madres!!

Lariten dijo...

Yo pude comprobar que el matrimonio, o la pareja, facilita ciertas cosas: por ejemplo, se puede sacar un crédito de más plata porque se suman los sueldos, se unen los bienes, podés llegar a tener dos televisores, dos equipos de música, ¡muchos más libros en la biblioteca!, incluso suma amigos.
Planificar de a dos está bueno, tiene ventajas tanto materiales como emocionales. El casamiento creo que es una salvaguarda para que eso, que es "de los dos" lo sea en los papeles también. Y principalmente, creo que el matrimonio (civil) es una apuesta conjunta a la felicidad. Pienso que lo más valioso radica en lo que ponen en juego las dos personas al momento de decidir que se animan a firmarlo, con las consecuencias que tendría el no cumplirlo.
Por eso todavía no me casé con ningún novio que haya tenido!!! todavía no encuentro alguien que no me haga pensar que voy a querer romper el compromiso en uno o dos años.

chicaconfundida dijo...

bestiaria querida... me encantó el post, yo estudio historia y me siento muy interesada por los temas antropologicos.
Hace unos días en un Encuentro Nacional de mujeres, había posturas tremendas respecto de la familia y el matrimonio. Una mujer, por ejemplo, decía que "La sociedad está en crisis porque las parejas se separan" y otras cosas peores.

En cuanto a mí, en la teoría estoy de acuerdo con que puede haber miles de tipos de relaciones más o menos freaks, y que eso es genial.
Sin embargo, en la práctica, todavía me aterra la idea de vivir for ever con una sola persona comiendo ravioles pesados de una suegra insoportable.

Espero que, "la madurez y el amor" me ayuden con eso...

dibujador dijo...

Me gusta la organización que tenían los guaraníes. Los niños eran hijos de todos los adultos, por lo que cada adulto era padre o madre de tantos niños como los hubiere. Me dan unas ganas de conocer esas psicologías...

loca_como_tu_madre dijo...

No me cocino para mi, voy a cocinar para otro....habrase visto.

Ah, estamos hablando de casorio?

Ni idea, no puedo opinar, nunca lo estuve...

Besos!

s 007 dijo...

Mi prima cocinó el sábado al mediodia en mi casa y a la noche en lo de unos amigos....¡Que promiscua!!!

Juana Banana dijo...

Adorei Adorei encontrar este blog! BESTIARIA QUERIDAAAA!!!! qué es cocinar?? no lo tengo en mi diccionario de guaraní basico,tampoco la palabra matrimonio, mmm, es una palabra matrimonio? o es pura onomatopeya?
(EXELENTE, EXELENTE BLOG)

Kr dijo...

Me resulto re interesante esta nota, cuantas idiosincrasias diferentes ke no conocia!
Por mi parte, como soy abogada, siempre vi el matrimonio no solo como un motivo para hacer una fiestita y ponerse un vestido blanco,y jurar amarse hasta ke la muerte los separe y blabletas, sino desde el lado mas frio o racional, ke es el hecho de ampararse en una figura para tener mayor seguridad y respaldo. Al fin y al cabo es una sociedad ke uno encara, no? Y como tal es conveniente tener la libretita firmada!! jajaja
Despues, al margen de eso cada uno convertira la vida en comun en lo mejor ke pueda, y le dara formas diferentes. Espero ke esa parte me salga bien el dia ke decida sentar cabeza!!
Un beso!
Kr

Anónimo dijo...

perdon bestiaria...pero recurro a tu blog para salvar el mio. todo aquel que sepa recuperar un blog que de un dia para otro no existe màs,por favor AYUDEME. jesicaglot@hotmail.com.
simplemente me dice NOT FOUND.
(NO ACEPTA NI MI USER NAME NI MI CONTRASEÑA NI MIS DATOS NI UN CARAJO)
EX-MARSHA BRADY

Dulce beat dijo...

Me tope con tu post y me parecio muy interesante de ver como muchas personas tienes leyes o creencias un poco tontas...
El matrimonio es un verdadero idilio puede ser algo que cuando te lo piden te llenas de la mejor alegria e ilusion pero si rompes con esa persona te llevas la peor desilusion del planeta.. lo unico que puedo decir es cuando vayan a pedirle matrimonio a laguien haganlo de corazon o si no na que ver no vatyan aser como la indigena esa que se caso 7 veces o vayamos a ser un nuevo modelo de liz taylor!!!

Dulce beat dijo...

opps! sorry por las letritas de mas en ciertas palabras...

jualman dijo...

"En ciertos grupos de indios nativos de América del Norte se consideraba que las personas que eligieran desarrollar trabajos correspondientes al género opuesto podían casarse con otra persona de su mismo sexo, siempre y cuando ésta otra se desempeñase el rol opuesto en la división laboral. Era absolutamente normal que una mujer con tareas “de hombre” se casara con otra mujer que hiciera un trabajo femenino"

perdón que reproduzca parte del texto, y que apele al archivo. pero esta parte del texto, en separado, me dejó un deja vú.

Bestiaria dijo...

medejóundejavú:
??????
El único deja vú que puede darle es si leyó a Stephanie Coontz. Yo no lo leí en otro lado, aunque ella es una socióloga y debe haberlo tomado del estudio de algún antropólogo. En fin, no me interesa.

javi dijo...

besty se digo algo muuuuuy provocativo Me responde al instante???????

como al pelmaso anterior y a tantos otros????????

si!! lo hace????


quiero un autografo.

Bestiaria dijo...

dragonfly:
Le cocinás a los compañeros de oficina? En dónde trabajás? En el comedor de Margarita Barrientos?

saudade:
Pero habría muchos problemas porque quizás ellos querrían casarse hasta las vacaciones, ponele. Y vos, 20 años. Y qué hacés? Renovás cada 6 meses como el alquiler?

bucéfalo:
Gracias!!!
Claramente. Basta con ver el matrimonio de mis padres, pero estos ejemplos me llamaron la atención.
En realidad, yo voy a leer a Café Martínez todas las mañanas y leí ese libro y quería compartir esas anécdotas con quien quiera leerlas. A mí me impactó mucho el libro.

Revista_Peinate:
Me escribe una revista, qué impresión!

Hay algo de cierto en todo eso. De alguna forma, cuando miro a la gente deglutiendo en un patio de comidas con sus hijos, me siguen dando asco. Me aburro de verlos. Los odio, comiendo su porquería y hablando de mierda que no le interesa a absolutamente a nadie. Y los veo a ellos dos, y sé que hablan de tarjetas de crédito, de la cuota del colegio, del compañero de oficina trepador, de la suegra... y sigo pensando que es horrible, que es la muerte.

Pero miro mi pareja y tengo la certeza de que somos distintos. Porque yo soy distinta, y porque él es como yo. Nunca vamos a ir a comer ravioles los domingos. Nunca. Y no porque nos neguemos a ser eso, sino porque nuestra esencia es otra. Y entonces, cuando siento eso, ya no tengo miedo.

Ana c.
Ojo, yo soy una conservadora de mierda muy en el fondo. A mí me parece que 4 personas swingers viviendo juntas no pueden funcionar, por ejemplo. Pero, por otro lado, la familia de 4, standard, me parece el infierno, un pozo ciego, un agujero negro.

javier.
No me dice nada nuevo. basta copn ver los comments. Este tipo de post no pasa de 30 comments, son sumamente impopulares.

Sin embargo, yo posteo sobre lo que yo quiero hablar. Quien quiere leer, que lea, quien prefiera otra cosa, que espere.

En cuanto a las letras, puede ser, pero me da paja cambiarlas.

No lo entiendo, siempre me pega con un palo. A qué viene, maldito?

javi pide mas! dijo...

vengo a que me lo devuelva!

pegueme que me gusta, si quiere le cuento cosas intimas para darle letra...
aqui: http://ar.answers.yahoo.com/my/my;_ylt=AuSKmTa8uTEjkvSa3SEFF4Bm9gt. puede recoger algunas cosillas mias...

y si googlea cocineritas va a encontrar lo peor!!

bye besty una cachetada

©Iv4n4 dijo...

segùn el criterio de los nativos de Sri Lanka, entonces a mi me han obligado a casarme ya varias veces :@

Ca dijo...

Yo, en cambio, no me pienso casar si en el acta no se especifica que los domingos son de ravioles.

maun dijo...

Bien, buenísimos ejemplos que nos confirman que hay tanta variedad de relaciones como parejas existen. Que nadie crea que lleva una relación "como cualquier otra" porque cada pareja es diferente. Y eso es lo mejor que puede pasarnos: no permitir caer en copias preorganizadas que nos obligan a ir a comer ravioles pesados, o postergar el viaje a Londres sino sentirnos libres de hacerlo porque queremos y no porque debemos. Como siempre, excelente el post!!
Saludosss!!

Anónimo dijo...

Qué estudias?

Gustavo dijo...

Me casé hace ya 14 años (cómo pasa el tiempo!) y no me arrepiento en absoluto. Tengo cuatro mocosos que en vez de llamarme por mi nombre me dicen papá. Y una mujer que vale oro. Yo no se si doy asco al ir a un patio de comidas (no voy con frecuencia, no me atrae ese tipo de lugares), pero hay muchas experiencias que otros se que se pierden. No soy ejemplo de nada, y es justo lo que quiero ser. Lo mío no es malo ni bueno, es lo mío. Conozco tanto tipo de pareja como pareja conozco y ya aprendí una lección que creo que vale: NO SE JUZGA. Se observa y se comenta para adentro o en pareja, que es lo mismo, se aprende, hay que tratar de entender.
Mi suegra odia la cocina. A mi me encanta cocinar para aquellos que quiero.
Bestiaria, su blog es asombroso. Apenas si comparto la mitad de lo que dice (y creo que exagero), pero me encanta leerla!!.
No la llamaría para consultora personal y menos de pareja, pero no sabe con qué gusto la invitaría a una reunión de amigos!!

montevideana dijo...

Ah, esos desayunos en el café Martínez...

cyn dijo...

yo no me caso. por eso soy una villerita (asi me dijo mi mama) que convive y ademas tiene dos hijos.
cynthia

Anónimo dijo...

q interesante post, q reflexion. No sabía de todo eso del matrimonio en diferentes culturas, pense q era en todos lados algo similar.

sil

voyeur dijo...

yo estoy en contra del matrimonio. no quiero casarme. no preciso que ninguna institución me diga que estoy realmente unido a otra persona. las uniones son otra cosa.
también podrían decirme como una suegra: ¿para cumplirle el sueño a tu mujer tampoco? no creo. incluso me preocupa que mi dama tenga como sueño máximo el casamiento. no me cierra. me gustaría que mi dama anhele otras cosas, no sé.
la única razón fuerte para casarse es que con los niños es un quilombo burocrático que no estoy dispuesto a atravesar. entonces, me casaría por civil o algo por el estilo pero no mucho más.

saludos.

Anónimo dijo...

marguerite duras

sebex 007 dijo...

No se si cae dentro de la categoría de matrimonio, pero te faltó describir un clásico para la platea masculina: EL HAREM!!
(Aunque yo en el fondo, siempre sospeché que el harem tiene mas desventajas que otra cosa.... hay que mantener a varias, son muchos estados de ánimos y temperamentos amontonados, el parloteo se multiplica, las quejas de "las otras" también, etc etc etc)
Creo que me quedo con una sola y llegado el caso, se pronuncia un: "Andate a lo de tu vieja hasta que se te pase"

Ca dijo...

me mató el comentario de cp (cynthia). Una genialidad.

Bestiaria dijo...

javi pide más:
no entiendo. el link no abre.

iv4n4:
Puf. Y hemos cometido incesto además!

ca:
Bueno, puede poner "ravioles en restaurant lindo"...

maun:
Ah, es simple decirlo, pero a veces siento que es cuestión de equivocarse 1 vez para caer debajo de una bola de nieve imposible de parar.
Qué pasa si te das cuenta de todo esto, cuando ya tenés 2 pibes y una hipoteca?

el usuario anónimo:
Ya terminé de estudiar (al menos 1 carrera), quien sabe luego...

Gustavo:
Yo estaba comiendo en Café Martínez y pensaba algo de eso, sabe? Pensaba.. seré yo? Quizás ellos están disfrutando mucho..
Pero pienso esto:
Es muy difícil conocer gente compatible, vió? Es difícil encontrar gente q tenga los mismos hobbies, mismos valores, mismos hábitos, lecturas, etc que nosotros?
Digame algo, cuántas probabilidades hay de que esa persona que es compatible haya nacido en su familia?
POCAS.
Entonces cómo puede ser que se compartan tantas salidas familiares? No será que en "nombre de la familia" forzamos situaciones, experiencias, que nos alivian y nos hacen sentir más unidos y normales?

Cuantas veces escucho "no te podes pelear, es tu hermano/papa/mama/primo"... Y? Como nacimos del mismo vientre o de vientres que nacieron del mismo vientre, debemos pensar igual, llevarnos bien, amarnos, gustarnos, querer estar juntos?

Me parece una locura, y creo que en algunos años seremos más flexibles...

montevideana:
Ud fue al combo Café Martìnez + librería? No es muy buen negocio si va todos los días como yo, porque gasta $400 con los q compraría todos los libros que leyó y más... Pero es tan lindo!!

cp:
Jajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajjajajajaja.
Me muero. Me imagino ese diálogo!!!


el usuario anónimo:
Qué le pasó a su user de blogger?

voyeur:
Oponerse es darle la importancia que no tiene, y ese es un problema de la gente, no de la institución. El matrimonio es un contrato legal para organizar las sucesiones y la propiedad privada. El problema es, que la gente cree que una boda los va a hacer sentar cabeza, a organizar, a hacer madurar, a hacer crecer, etc etc.
¡Pobre matrimonio! ¡Nació para darle un marco legal a ciertas cosas! ¡Para conseguir ampliar la familia mediante parientes políticos! ¡No para hacer madurar a nadie!!!

Beso

sibila:
Eh?

sebex 007:
El otro día encontré un mail suyo en mi carpeta de spam. Puede ser?

ca:
Graciosisisisimo.

Gustavo dijo...

No era muy distinta a la suya mi forma de reflexionar. Pero el tiempo aporta mucho, y la flexibilidad que Ud preve puede situarnos a cualquier lado del punto de intransigencia.
Algo es cierto: NADIE es 100% compatible. Las igualdades, quizás, valgan para los gemelos, y se ven pocos...
De todos modos, creo que nadie que se precie de ser civilizado inteligentemente forza situaciones para parecer feliz. Se es o no, y a veces no por elección.
Nunca me consideré "normal" ni nada parecido. Soy uno más de la fauna. ¿Acaso un gato o un perro es mas normal que otro?
La vida no juega con las probabilidades. Su media naranja puede ser excepcional, pero algún punto flojo ha de tener, y la importancia de eso sólo la sabe Ud, y bien está que así lo sea (y piense que lo eligió, no le tocó).
El tema es el matrimonio... no la felicidad, y creo en él. Cuál es el miedo? la rutina? los hijos? ese papel que algunos menosprecian? la intervención de un juez? el compromiso de fidelidad? la caida del pelo?
No entiendo eso. Si uno no quiere hijos, se opta por ello, hay medios... Si quiere ser infiel, allá cada quien con su consciencia... La rutina puede ser buen pretexto para recobrar la pasión en ciertos momentos y lo del pelo, que va, no será lo único en caerse con el tiempo...
Por lo demás, así como menciona diferentes uniones culturales (o matrimonios), hay que aceptarlo todo, aunque no implique compartir conceptos.
Da gusto su existencia (lo digo claramente por el tiempo que dedica a esto).
Siga así. Y gracias por su respuesta.

Calioky dijo...

¿Llevarles tortas, galletitas y tartas a los compañeros de trabajo será como cocinarles un almuerzo o una cena???? Si es así son poigámica y promiscua hasta más allá de la coronilla! Qué van a decir mis jefes cuando se enteren!!!! Muy bueno el texto, Bestiaria.

sebex 0 0 7 dijo...

Fetivament, ese mail es mio. Partió hacia allá hace tiempo atrás. Debió encontrarlo amarillento y con telas de araña.
No quería dejar pasar un dato significativo y curioso, sin contraparte masculina. JE. Y justo hablando de matrimonios. Fíjese que notable que "esposas" sea sinónimo de grilletes, ataduras. Da que pensar.

txolo dijo...

Desde luego, el matrimonio occidental es el peor del universo!

Anónimo dijo...

PEDRO GOSHENA ! Que divinaaa!
Vas a poder ir al bingo cabashito y a pasear por Rivadavia. Nos vemos en Gessell gordi!

montevideana dijo...

Subiéndome a la observación de sebex007, "esponsales" y "sponsor" tienen la misma raíz. ¿O sea que el que casarse y financiarse son más o menos lo mismo?

Una más: el matrimonio se contrae, tal cual las deudas y las enfermedades. No viene muy bien presentado, ¿verdad?

Anónimo dijo...

***********************************************
maximizelaventanayellinkfuncionarahttp://ar.answers.yahoo.com/my/my;_ylt=AuSKmTa8uTEjkvSa3SEFF4Bm9gt.http://ar.answers.yahoo.com/my/my;_ylt=AuSKmTa8uTEjkvSa3SEFF4Bm9gt.http://ar.answers.yahoo.com/my/my;_ylt=AuSKmTa8uTEjkvSa3SEFF4Bm9gt.http://ar.answers.yahoo.com/my/my;_ylt=AuSKmTa8uTEjkvSa3SEFF4Bm9gt.http://ar.answers.yahoo.com/my/my;_ylt=AuSKmTa8uTEjkvSa3SEFF4Bm9gt.
***********************************************

Leopoldo dijo...

Qué genial que es la antropología. Me quedó dando vueltas en la cabeza un texto que leí hace poco en el cual leí que en una islita cercana a Filipinas los jovenes que querían ser aceptados como hombres, debían como rito iniciatico practicarle un felatio a alguno de los miembros viriles de la tribu, y no contentos con ello, debían tragar el semen, pues en él residía la verdadera masculinidad, su catalizador.
No sé a cuenta de qué venía esto. Pero sí sé que hay mucha mujer masculina dando vuelta.

Bestiaria dijo...

gustavo,
Antes que nada, quiero agradecerle su comentario. En general, cuando los lectores no están de acuerdo con lo que digo o escribo, me dejan comments llenos de insultos y chabacanerías insoportables. Me alegra ver que alguien haya tenido el buen gusto de hacer lo contrario!!

Yo no le tengo miedo al matrimonio. Como decía antes, el matrimonio es sólo un contrato para organizar la herencia... Le tengo miedo a la rutina totalitarista de la institución familiar... creo. no quiero q mi hijo tenga q pasear conmigo sólo porque tengo autoridad sobre él o porque es lo que una familia quiere hacer. A mi me gusta ir al cine, leer, comer afuera. Qué pasaría si mi hijo fuese fanático del automovilismo y el fútbol? Yo no voy a ir al autódromo y él no va a ir al cine conmigo. Me parece una boludez.. Y sin embargo, eso se estila. Los padres viven sometiendo a sus hijos a sus programas, sólo porque son chicos y no pueden hacer los propios!

Pero, si lee posts previos se dará cuenta que creo en la rutina. La adoro. La gente confunde la rutina con la mala rutina. El problema de la gente no es hacer todos los dias lo mismo, sino q lo que hace todos los dias no le gusta.
Besos y gracias a usted.

calioky:
Promiscua!!!

sebex007:
Qué es ese nick?

Pensé que era claro q esa era la intención del título!

txolo:
No se, no digo eso!

el usuario anónimo:
Ay, sonó a negrita resentida de cabasheta!!!

montevideana:
Es un contrato, claro.

leopoldo:
Seguro que eso lo inventaron los más viejos!!!

Lariten dijo...

Sebex: lo que dice de las "esposas" no sólo da que pensar sino que tiene una relación intrínseca: tienen la misma etimología y sentido. Y la alianza de casamiento simula un grillete o "esposa" que une con una cadena invisible a ambos "esponsales". Es el rito, lo que no sé es bien de dónde salió. Pero lo leí en alguna parte.

NanGoldin dijo...

De chiquita ya hacía infartar a mi abuela diciéndole que no me iba a casar y que si lo hacía primero iba a convivir con el sujeto y que por nada del mundo iba a cocinr, planchar, ni ninguna de esas cosas que las mujeres "tenemos" que hacer.

Después de los divorcios de sus tres hijos, mi abuela terminó por aplaudir mi posición.

Por suerte los hombres, hoy en día, se han enterado que no somos esclavas del hogar y algo hacen (bueno más que antes por lo menos).

De todas maneras sigo creyendo que lo unico que realmente te casa/caza es el nacimiento de un niño, por más que el tipo se borre, siempre está ahí, en la sangre del párvulo, hasta que la muerte los separe.

aay, me dio miedo

 
Licencia de Creative Commons
Bestiaria by Carolina Aguirre is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at bestiaria.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://bestiaria.blogspot.com.