La glándula

El progreso es el efecto residual del encuentro entre la envidia y el trabajo duro.
Todas sentimos envidia alguna vez; de una compañera de facultad que sólo se saca diez, de la hija de un millonario que vive de tienda en tienda, o de cualquier mujer con un cuerpo perfecto. Sin embargo, para “La glándula”, más que un sentimiento esporádico, la envidia es una forma de vida, un viento autóctono, un aire de familia.
Apenas huele el triunfo ajeno, “la glándula” siente que el aire caliente le quema los pulmones. Se queda ciega, sorda y pierde el equilibrio. Siente que se muere, que se enferma, que se pudre por dentro. La ira le trepa hasta el ojo izquierdo, que palpita como una granada de mano, y llora frente al espejo mientras se arranca jirones de cuero cabelludo e insulta su suerte.
Sin embargo, contra lo que pudiera parecer, este peligroso comportamiento no tiene fundamento psicológico. La razón de semejantes picos de histeria envidiosa, es un órgano parásito inextirpable que se aloja en una cavidad fantasma del cráneo, y que comanda, a través de una cápsula de control, un hemisferio del cerebro completo. Por este motivo, “La glándula” es una enferma envidiosa desde muy pequeña.
Durante su lactancia, "la glándula" siente tantos celos de los pechos maternos que mutila sus pezones con sus ácidas encías de perra loca. A los dos años, cuando su madre le regala una muñeca a la hija de su mucama, “la glándula” la desfigura con un salvaje sacacorchos, escondida en el cuarto de servicio, adentro del canasto de la ropa sucia. A su hermana menor, por ejemplo, la esconde en el lavarropas, la ahoga con un osito en el moisés, le da una bolsa de medio kilo de canicas de vidrio para atragantarla y, por último, le moja la cama para que la reten.
Durante la adolescencia, "La glándula" no la pasa mucho mejor. Arrima a sus amigas a la anorexia con sus retorcidas opiniones, boicotea todos los trabajos en equipo y teje los más conventilleros sabotajes contra cualquier fiesta de quince años que la supere en cantidad de invitados o magnitud de souvenir.
Al llegar a la madurez, las cosas empeoran exponencialmente. La única forma de subsistencia que tiene es arrebatar bienes ajenos o destruirlos para eliminar el objeto de la envidia. Emborracha y seduce al novio de su mejor amiga, un virgen misionero del litoral, para arruinarle el futuro casamiento a la pareja; asciende a supervisora y somete a las vendedoras más lindas a acomodar mercadería en el depósito durante todo el día y finalmente, se equivoca al darle la dirección a la modista que ceñiría el vestido de novia de su hermana el día de su casamiento.
Pero el peor momento en la vida de “la glándula” es, sin duda, cuando forma una familia. Su envidia se proyecta en toda su prole y ya no se resiente contra su competencia, sino que también odia a los muchachos mejores que sus hijos y los hombres más exitosos que su marido. En ese momento, la cantidad y el tamaño cobran un sentido trascendental para “La Glándula”. El volúmen de la pileta, la cantidad de pisos de la cartuchera de su vástago o la dimensión de la torta de cumpleaños son asuntos que la trastornan peligrosamente. .La pantalla de la TV vecina le causa un brote alérgico de reptil y le despega cuatro capas de la piel de la cara, y condena a su familia a una dieta estricta de arroz y agua para ahorrar y poner un tobogán acuático encima de su modesta pileta de riñon.
En esta época, la actividad de su glándula celosa alcanza su pico máximo de actividad, secretando hasta dos litros de jugos diarios, garantizando veinticuatro horas de recelo y resquemor
Al llegar a la tercera edad, “La glándula” pierde el poco pudor y disimulo que tenía, y se convierte en la vieja más siniestra del geriátrico. Tira de la cama a una anciana que goza de un cuarto para sí sola, se roba los bombones de una abuela que no puede hablar e incluso confunde a las visitas de otros diciéndoles que su familiar se encuentra en cama y no pueden verla.
Durante la vejez, la frenética sudoración de su órgano no merma sino hasta seis días posteriores al deceso, cuando finalmente, el glándula se corroe con sus propios ácidos y sólo quedan activos el pelo y las uñas, que sí, finalmente son las más largas de toda la parcela.

57 comentarios:

Patricio dijo...

Es muy triste, conozco mujeres así. Si no fuera porque éste es un blog de "imágenes, relatos y descripciones de mujeres...", también deberías echar un párrafo acerca del idiota de su marido.

marian dijo...

HOLA! Es el primer comments que te dejo... y solo queria decirte que sos masa escribiendo... me he reido demasiado de nosotras mismas... y cabeceo siempre... al leerte...
Segui escribiendo... y ojala publiques un libro o algo... porque la verdad es que me encanta leerte... y nada mas!
Bueh... dije lo que tenia que decir!
Besos.. segui asi!
Marian de Parana Entre Rios

Dragonfly dijo...

Como siempre muy buenos tus post. Fue bueno no identificarme como glándula, pero hay otros que me dan escalofríos... Creo que tengo de todas un poco.

Saludos!!!

Angie dijo...

Creo que el momento de mayor esplendor de la glandula es en casamientos de amigas y/o conocidas, cuando se encuntra sola, sentada en la mesa de los viejos.

Anónimo dijo...

buenisimo, es excelente, me encanta leerte, es una alegria. hablando de "conductas sociales competitivas" te cuento el otro dia me subia a una de esos charters q salen del micricentro y una rapaz se subio, ja, bah, es largo, pero son "las rapaces", hay gente q no tiene verguenza, viejas + infatilismo, un desastre. beso!
pd: estudias en puán?

R4F43L dijo...

Excelente. Me gustó mucho la conclusión. Sin nada más que comentar.
Saludos!!!!

©Iv4n4 dijo...

Tengo una amiga q me acuso de egoista hace dos años en una reunion con personas ajenas al grupo, x haber aprobado una materia q ella todavia no...

pero me niego a aceptar q es tan asquerosa como lo dice esta descripcion XD

eso se llama negacion de la estùpida

Alex dijo...

Bueno, yo a mi hermana la empujé de un cordón de la vereda y otra vuelta conseguí que con una caida se dislocara el hombro. Ella a su vez me aporreaba duro y parejo. Y ejercía sobre mí esa sutil forma de tortura que no deja marcas en la piel, el comentario insidioso y peyorativo. Pero convengamos que la que empecé fui yo.
Habrá mujeres así? de verdad? Tan pero tan? Nunca me crucé con ninguna y después de esta descripción inigualable, ruego no cruzarme nunca con ninguna.
Bestiaria, genial como siempre.

Minerva dijo...

Bestiaria, márqueme un poco más las sutilezas, ¿qué hay de las "glándulas" que son sólo de palabra, inofensivas ellas, sólo un poco víboras? Digo, porque las que están sentadas en la mesa de los viejos, lejos del carnaval carioca y criticando venenosamente los vestidos de las demás asistentes, tampoco cometen un pecado mortal, ¿no?

Dieguistico! dijo...

Acabás de esclarecer el origen de la maldad de una prima, que de chica siempre hacía algún desastre para poder echarle la culpa al hermano. Aún hoy es capaz de recriminarte que en 1987 yo recibí un regalo mejor que el que le dieron a ella para un cumpleaños.
La envidia la trastornó tanto que terminó haciéndose militante de un partiducho marxista trotkista de recontra izquierda (es un partido que acusa al Partido Obrero de ser lacayo del imperialismo yanqui), para poder institucionalizar todo el resentimiento y la envidia acumulada durante años y pelearse con la sociedad toda.
Lo que la envidia no deja ver a esta gente es que muchas veces la vida les sonríe mucho más que a quienes son objeto de su rencor.

Melibé dijo...

Che, parece que todos tuvimos que moderar nuestros comments. En mi blog está hecho y los últimos dos que pasé, vos y otro, replicaron el movimiento.

Leí en Bodas... que querías asesinar al flaco que ponía publicidad insalteable en los DVD. Para evitar eso, cuando tengas que optar por el país donde estás, NO elijas Argentina. Creo, si mal no recuerdo, que si optas Arg aparecen las publicidades, si no lo hacés, no.

Creo.

Gaby dijo...

por suerte tampoco me identifiqué con la glándula... mi mamá debe ser "cuasi-glandula"... tiene cada ataque...
yo por suerte me quedó en los niveles normales/aceptables de envidia.
Por cierto, ¿glándula se nace o se hace?

Eva María dijo...

es un blog divertido

deapoco dijo...

brillante!
las gándulas que conozcon tienen una fascinación increíble hacia las etiquetas.
matan por una.

©Iv4n4 dijo...

!!!

Betty Carol dijo...

A los veintipico son las que cuando te preguntan cómo te fue en el examen y vos contestan bien, te dicen "pero cuántas hiciste?"
Y si hiciste más que ellas van y rechequean la grilla del choice una y otra vez.

Lo que no entiendo de esta gente es que ni siquiera se preocupan en disimular su rivalidad, por dios, todo el tiempo contando, mirando, escaneando y claculando. Questress.

VJ dijo...

muy bueno lo suyo

Pappolino dijo...

Siempre sacan muchas fotos en los viajes. Siempre está mas preocupada en documentar el paseo para mostrarlo a todo el mundo al regresar que en disfrutar un poco en paz.

wishina dijo...

Si hay algo que me da pavor, son las personas envidiosas.
Son capaces de todo.
Excelente post, como siempre, bah.

La Cotidiana dijo...

Quien no tiene una tìa glandula?, en todas las familias hay una, lo peor es cuando esa persona es tu madre!

Angel y Demonio dijo...

También conozco personas así, menos mal que el karma es sabio, y a veces rápido. ;I Saludos!

NanGoldin dijo...

Como buena persona culposa, suelo identificarme con todo aquello que es desaprobado por el sentido común(por cierto, la mayoría de tus "imágenes, relatos y descripciones de mujeres"). Gracias por este post. Siempre creí que era muy envidiosa. La glándula me hizo sentir mejor. Gracias glándula.

Mónica dijo...

Ciao,

Me encantó la parte del geriátrico. Por supuesto no hay que olvidar que 'la glándula' es la más arpía y asquerosa de todas las suegras. Que intentará destrozar el matrimonio de todos sus hijos y hacer llorar a sus nueras hasta dejarlas como una pasa seca.


Saludos,

Mónica

mamá Pata dijo...

Felicitaciones por el post! Muy a lo "Abel Sanchez".
Pero no es exclusivo de las mujeres, hay muchos hombres "glandulones" que se ajustan a esta descripción. Saludos!

Anónimo dijo...

No soy argentina pero hay un poco de todas nosotras en lo que escribes. Creo que esa es tu marca registrada, la magia que tienen tus escritos. Suerte en esta selva de la vida.

Evelyn

loca_como_tu_madre dijo...

La envidiosa compite todo el tiempo, demasiado laburo para mi. Hagan, sean y mueran haciendo todo más lindo, mejor y bonito si eso las hace sentir bien..

Excelente, como siempre.
Saludos!

la lengua de midas dijo...

Diferente.
¿Qué la motivó?
Hay algo que no se condice con los otros relatos..., pero por más que me esfuerzo no puede ponerlo en palabras. Sepa Ud. disculpar, carezco de su sagacidad literaria.
Saludos.

la lengua de midas dijo...

Diferente.
¿Qué la motivó?
Hay algo que no se condice con los otros relatos..., pero por más que me esfuerzo no puede ponerlo en palabras. Sepa Ud. disculpar, carezco de su sagacidad literaria.
Saludos.

la lengua de midas dijo...

Diferente.

¿Qué la motivó?

Hay algo que no se condice con sus comentarios anteriores.... pero no puedo ponerlo en palabras. Sepa Ud. disculpar, carezco de su sagacidad literaria.

Saludos.

Nefastas dijo...

he conocido hasta Glándulas masculinas, y ojo con esas, que suelen ser peor que las féminas...
Su post me recordó mucho a una amiga de mi madre.
Con el agregado de que ella dedicó la mitad de su vida a conseguirle la nacionalidad italiana a sus hijos sólo para decir que tenían ese pasaporte y para que teóricamente vayan a trabajar al viejo continente.
Con el tiempo nos enteramos que lo único que supieron hacer allá fue ser camareros...mientras ella por otra parte se inflaba el pecho contando cosas sobre la multinacional en la que teóricamente trabajaban.
Patético.

montevideana dijo...

Siniestro retrato, la verdad.

Adhiero a nangoldin, yo me creía una envidiosa pero este post me hizo ver que se puede caer mucho más abajo.

Fuif! Gracias

Sil dijo...

a mi, que conozco un par un poco menos radicales pero igual de venenosas me dan TERROR. porqeu además suelen tener una HABILIDAD terrible para socabarte la autoestima y hacerte ver que lo que tienes/eres en realidad es una merda....

un abrazo bestiaria.

Gissel dijo...

Hola, me enteré de ti por el artículo de la revista Pandora, en verdad eres muy buena, me encantó tu artículo.

Creo que conozco una que si no llega a glándula, lo será algún día.

Te seguiré leyendo.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

A esa mujer la conozco. Lamentablemente trabaja muy cerca de mí. Cuando la veo venir, cuando tengo una buena noticia que dar a mis compañeros, a veces incluso cuando sudo o me duele la tripa, la temo. Se puede tener envidia hasta de la tiña.

fx dijo...

Si, si.. muy lindas las taxonomías y los relatos.
Pero queremos MALDAD en estado PURO. ¿Pol no escribe más? No se le habrá ocurrido reconciliarse con el mundo o alguna otra idiotez. ¿Dónde está Neenah? Queremos ver rodar las cabezas de aquellos que nos ofenden con su mayonesa, las que se hacen "los claritosss", y todas esas negras de décima.
Besitos.

Anónimo dijo...

No es de zalamera, ni mucho menos (por eso mismo el anónimo); pero me sorprende como estás escribiendo.
Siempre parece que llegás al tope de tu talento, e (inentendible, increíble, estupidizantemente)te superás.
Paradójicamente: envidiable.
Nada mas que decir que: keep on like that, we love it.

Bestiaria dijo...

patricio:
ay, el idiota de su marido es un personaje. viene todos los dias del trabajo y cuenta como nadie hace nada en el oficina, que el es el mejor, el q mas hace, q todos son mediocres, inútiles...

marian:
gracias!! Espero que cabecees asintiendo y no durmiendote!!

dragonfly:
gracias. sisi, ahora nadie conoce una turrita envidiosa de estas!! pero yo conozco varias!!

angie:
Esplendor? No sé. La glándula nunca está sola, siempre tiene un pelotudo que la aguanta chillar.

el usuario anónimo:
gracias!
Pero cuenteme más de las rapaces.
Por qué piensa que estudio en Puán?

Rafael:
Gracias :)

Ivana:
Jaaaaaaaaaaaaaaajajjaja. Y se suponía que no aprobaras hasta que ella pudiera??

Alex:
Yo al mío le mordí el dedo meñique nomás. En cambio él tiro por una escalera y baño en caca a mi hermano mas pequeño.
Y sin embargo, curiosamente, el es el más generoso de los 3.
Beso

minerva:
Ah, la sutileza no es lo mismo, debería hablar de "la forrita", igual.
para mí, "la forrita" es esa que dice: "Aaaaaaay, mira que lindas zapatillitas nuevas tenés. Que bonitas, qué marca son? Ah no tienen. Son lindas igual, son cómodas por lo menos, no?" "Te fuiste de vacaciones a la costa? Que suerte. Por lo menos descansaste. Aunque no es un viaje a una le sirve, das una vuelta, te desenchufás, no gastás un peso porque cuesta 2 chauchas, pero aunque hagas crucigramas en el depto, dormis en el micro, aunque no se pueda hacer mas que eso, viste, es otra cosa..."
Yalasvoyagarrar!

dieguistico:
Mirá que práctico che! Por lo menos encontró una forma de sacar todo el odio para afuera! Peor es que se le pudra adentro en silencio, mientras te hace vudú mental porque tenés un balcón con medio metro cuadrado más que el de ella!

melibé:
Y sí. Pol se vuelve loco y siempre me dice que tengo q sacar a la chusma a patadas, pero a mi moderar me parece aburrido. Prefiero que me digan lo q piensa y contestar cualquier barbaridad... Sin embargo, cuando tengo 1 o 2 resentiditos entrando a dejar comments cada 5 minutos puteandome, no puedo vivir contestando o borrandolos. Yo no tengo la culpa de que estén obsesionados conmigo!! Después de todo, a quien mierda se le ocurre entrar a un blog a comentar y estar todo el día entrando again para ver si contestaste y replicar... Un enfermo. Amimedamiedo.

En cuanto al DVD voy a probar!!!! Si sirve, la amaré por siempre!

Gaby:
Glándula se nace.
En la panza ya se dan vuelta para complicar el parto y ser el centro de atención!

eva maría:
Bueno, gracias.

deapoco:
Sí, este post es poco versátil. Debería haber puesto que hace la glándula en navidad, qué compra, qué hombres busca...
No puse nada.

Betty Carol:
No se, es falta de autoestima. Yo soy muy soberbia, entonces claro, ando todo el día convencida de que soy mejor que el resto, ni me fijo. Lo doy por sentado. Sí, debe ser eso. Les falta un touch de omnipotencia de mierda.

Bestiaria dijo...

vj:
Grx.

pappolino:
Totalmente. Y si vas a la casa, LAS TENES Q VER.

wishina:
Y claro, porque te pueden re cagar la vida. Yo tenía una amiga jodidisima, que se hacía la pelotuda. Entonces te vivía cagando la vida por forra. Te ibas de viaje, te acompañaba al aeropuerto, te decía que ella te llevaba algo, y se lo olvidaba, por ejemplo.
Y te ponía cara de boba y se ponía a llorar y vos perdías el vuelo buscando tu puto pasaporte.

la cotidiana:
Una cuñada, una prima, una amiga!

Madre? Mierda, peligro.


angel y demonio:
No creo en la reencarnación... Puedo matar bichitos?

nangoldin:
Jajajjaaaaaaaaaaaaajajjajajaja

mónica:
Mi abuela, que era tremenda, se divorció de mi abuelo.
Pero cuando ambos eran viejos, por esas cosas de la vida, terminaron los dos viviendo con mi tía. Entonces, mi abuela, agarraba a mi abuelo -que estaba senil y en silla de ruedas- y se lo llevaba y lo dejaba en la puerta de alguien, tocaba timbre y se iba.

Vieja loca!

mamá pata:
Quien es "Abel Sánchez"?

Evelyn:
Gracias!!!! Suerte necesito. Ojalá funcione.

loca_como_tu_madre:
Ay pero ellas compiten solas, vos no te enterás hasta que te arman un escándalo por lo q hiciste hace 8 años!!

la lengua de midas:

?????


nefastas:
Claro! Lo de la nacionalidad es así!!!
Pobre... y bueno, trabajarían en mc donalds q es una multinacional!

montevideana:
Envidiar es bueno, insisto.
Yo conseguí muchas cosas por envidia. Si no hay contemplación, no hay deseo y si no hay deseo, no hay objetivos.

sil:
Claro. Porque o roban o destruyen lo que tenés.
No puede existir y ser de otra.

Beso!

gissel:
Buenísimo. Igual, me citaron un poco mal en esa entrevista... Yo algunas cosas no las dije exactamente así.. Pero bueh!

lucía martínez odriozola:
En los trabajos son tremendas, debería haberle dedicado una carilla a las mierdas q hacen!!

Bestiaria dijo...

fx:
Está en un impasse, pero postea en bodas-de-sangre.blogspot.com

El usuario anónimo:
Gracias, gracias, gracias.
Hace bien leer cosas bonitas!!

dibujador dijo...

este es uno de los más agudos y mejores relatos que he leído hasta ahora en este blog. me encantó.
creo que otra característica medular es que son tremendamente posesivas y tienen muy pocas amigas, y es por causa y consecuencia de su glándula.

chicaconfundida dijo...

es terrible encontrarse con gente muy envidiosa, sobre todo cuando una NO COMPRENDE muy bien qué te pueden envidiar... pero si, siempre las hay y es terrible.

Para colmo, como suelo ser peligrosamente influenciable por los demás, los comentarios envidiosos que recibí a lo largo de mi vida siempre hicieron efecto, y me sentí terriblemente mal debido a ellos.
Bueno con el tiempo creo que he mejorado y trato de tomarlos de quienes vienen.

En fin, copado el post... todas tenemos un poco de envidiosas, es cierto, lo importante es no terminar como la glandula.

CN dijo...

Bestiaria,
Como casi siempre coincido con Ud., es bueno ser un poco envidiosa, creo que es justamente lo que hace que tengas objetivos de superación, ganas de ir por más y no conformarse.
Pero, la glándula, es lo menos, creo que es inseguridad, necesitan demostrar que tienen más y mejor, que nadie las superará jamás, por que lo cierto es que son mediocres e incapaces de tener iniciativa propia.
En general, el éxito en cualquiera de sus expresiones, genera envidias y es atacado por glándulas que están y siempre estarán a la sombra.
saludos afectuosos.
Carolina

CN dijo...

Ahh!
No me coincide con su forma de ser el haber habilitado la moderación de comentarios, disculpe pero en ésta oportunidad no coincido, una de las cosas que me gustaba era con la clase y tranquilidad que contestaba a los comentaristas agresivos y carentes de sustento alguno.
Una "crítica constructiva" si es que existe el concepto.
Carolina

montevideana dijo...

Uuuuh, Bestiaria, usted sí que se toma las cosas con filosofía. Yo me fijo un objeto de envidia y me carcome hasta el alma. No importa si la mina es una tipa fea e infeliz... le envidio la fealdad y la infelicidad! En fin, cosas de cada uno.

Contrariamente a cn, le agradezco que haya puesto moderación de comentarios. Me ponía mala ver las estupideces que escribía más de un... ¡glándula!

©Iv4n4 dijo...

Este post lo escribio para esos q entran a dejar comments anonimos, no??

Hein!! Get a life!! Or a job!!! Or a psychologist!!

Jiji... ser un poco envidioso, a veces te ayuda a progresar... pero ser un glàndula, es tener el pasto siempre seco, x mirar siempre el ajeno...

A q los q postean tienen un blog rudimentario en el spaces de msn al q no entra nadie, y si entran x casualidad, ni siquiera postean jajajaja

Bue, solo entraba de nuevo a ver si habia actualizado, xq ya me hice fan. Q buenos los links de su adsense, me llevaron a una gran pàg!

Que opinas de esto?, me interesa tu comentario... dijo...

[GRASA. Pop. Menestral, obrero (“…tu lugar está aquí, entre los grasas de tus compañeros.”, Kordon, Vencedores…, 26). || De humilde condición (“…si tenés un apellido grasa tenés que defenderte como gato panza arriba, che.”, Sábato, Sobre héroes…, 95). || Inhábil, torpe (“…cuando la carrera es fácil, ganan hasta los grasas.”, Bavio Esquiú, Andanzas…, 12). Del ing. greaser: grasiento, voz que en el oeste de los Estados Unidos se aplica a los mexicanos y, en general, a los latinoamericanos, por cruce con el esp. grasa, sustancia pingüe y untuosa. En nuestro país (Argentina) comenzó a difundirse durante los primeros años del gobierno de Juan Domingo Perón (1946), acuñada, tal vez, por el círculo del embajador norteamericano Spruille Bramen para aludir a la descuidada apariencia de los seguidores de aquel mandatario. Graserío: colectividad de los grasas.]

GOBELLO, José. Diccionario Lunfardo. A. Peña Lillo Editor S.R.L. (1975) Pág. 100

Esta es una definición de la palabra “grasa” en un diccionario de lunfardo. Comúnmente se usa despectivamente para dirigirse a alguien de muy baja condición social. Pero lo que me llevó a sentarme a escribir esta vez fue que no sólo las personas de baja condición social son “grasas”; hay muchas otras, de muy buena o excelente condición social que también son “grasas”.
Sin distinguir entre clases sociales, podemos encontrar a quienes se les puede escuchar palabras como: “haiga” (en vez de “haya”, del verbo “haber”, no?), “diferiencia” (“diferencia”), “pior” (“peor”), “alevantate” (“levantate”), “setso” (“sexo”), “mucha calor” (mucho), etc… También se suele “invertir” el rol de la letra “S”. Podemos escuchar por ahí “lo’ canelone’”, “lo’ pibe’”, etc... Pero otras veces se agregan “S” sin que nadie las llame. Por ejemplo, “hicistes”, “trajistes”, “comistes”, “dormistes”, y muchas tantas otras...
También hay frases que se caen de maduras, como “metete pa’ dentro”, “salite pa’ fuera”, “subite pa’rriba” y “bajate pa’bajo”... Creo que debería considerarse “grasa” a todo aquel que no sepa aprovechar la riqueza de la lengua castellana. Si bien es difícil saber de memoria todas las conjugaciones de verbos, por sentido común habría que utilizarlos bien. No se puede decir “si yo iría” (en vez de “si yo fuera”), “si yo tendría” (“si yo tuviera”), “ir de mi tío” (“ir donde mi tío”), "me re-cabió", etc...
Además de las palabras, hay muchas situaciones por las que cualquier persona, de cualquier clase social puede caer en “lo grasa”. Veamos algunos casos:


* entrar al baño con el diario y un café;
* usar tanga de leopardo;
* vestir los asientos del auto con camisetas;
* sacarse los zapatos en público;
* arquearse las pestañas con una cuchara;
* dejarse larga la uña del dedo meñique;
* tatuarse personajes de Walt Disney;
* cantar canciones en otro idioma sin saber qué dicen;
* llevar una esclava gruesa de oro o plata;
* llamar “confleis” (por “Corn Flakes”) a toda clase de cereal;
* llamar “nescuí” (por “Nesquick”) a todas las chocolatadas;
* llamar “coca” a todas las gaseosas (“Don, ¿me da una “coca” de naranja?”), etc... ¿Sigo? Bueno...
* Que te laven el auto en el estacionamiento de Carrefour;
* llevar a comer a tu novia a “Paty x $1” y posar arriba de la mesa la billetera, las llaves del auto y el “grasa” Star Tac (entran el Tango 300 y el Audiovox), y encima hablar contento “simulando” categoría;
* llamar “movicón” a cualquier celular;
* tener el celular siempre a la vista;
* las bocinas con la música de “la cucaracha”;
* ir a una “Buenos Aires Energy Dance Parade” en Palermo, gratis el día de la primavera;
* pasar por el AutoMac, ganarte algo en la raspadita y volver a pasar para retirar la hamburguesa, las papas o la gaseosa de regalo;
* ir a Villa Gesell con una Mitsubishi Montero enganchando un trailer con una moto de agua y un cuatriciclo de 500 cm3;
* agacharse y que se vea “el nacimiento” de la raya del culo (incluyendo a las mujeres, aunque a muchos les parezca sexy);
* comer pizza metiéndose una porción entera en la boca, al mejor estilo “Tortuga Ninja”;
* regalarle un forro a un amigo para el cumpleaños diciéndole: “cuidate, querete”;
* usar calzas debajo de la pollera del colegio. Una chica que no es “grasa” las usa por arriba de las rodillas y cuida de que no se le vea nada;
* ponerle luces de neón (que en realidad la mayoría de la veces son matamoscas de carnicería “Insecto Killer”) al auto modelo nacional, pésimamente tunneado, con una bolita de boliche colgada del espejo retrovisor, escuchando cumbia “de los trapos”, una calco gigante en la luneta que dice: Rolling Stones 78”, llantas de aluminio pintadas con aerosol comprado en “Easy”, con interiores de pana rojos y encima vidrios espejados;
* pelotudear con las llaves del auto en cualquier momento y lugar;
* ir a la “zona roja” a gritarle boludeces a los travestis;
* cortarse el pelo con un copete parecido al de el “Gallo Claudio” al mejor estilo “mambrusesco” y las chicas usando bandanas en el pelo;
* decir “yo a Mar del Plata no voy en tren porque está lleno de negros. Prefiero ir en micro de $20”;
* pensar que el amor de tus hijos, amigos o parientes se compra con plata;
* vivir pensando en “la moda”;
* “figurar” en todos lados;
* teñirte el pelo y que te quede mal;
* hacer obscenidades delante de personas que no comparten tus gustos;
* hacerse el “culto” con tono de “Oh, soy Sábato”, y ser más ignorante que Moyano;
* hacer el amor (o tener sexo) todo desnudo pero con medias (pero si son las de nylon);
* usar botas texanas (por algo se llaman texanas, ¿no?;
* tener un cd player en el auto y arruinarlo escuchando “Adrián y los Dados Negros”;
* tomar cualquier bebida con el dedo meñique levantado;
* usar conjuntos deportivos claros que parecen de papel arrugado en combinación con “zapatillas último modelo” y cadenitas de oro;
* tener una “barriga generosa”, usar camiseta sin mangas, con barba de cinco días, ojotas y sentarse en una reposera a tomar mate en la vereda;
* mojar el pan en la yema de un huevo frito (aunque es inevitable ser “grasa” en esos momentos);
* usar la camiseta de tu club de fútbol durante todo el día;
* los hombres que usan sandalias;
* peor los que usan zapatos sin medias;
* los que usan camisas floreadas, bermudas náuticas y mocasines marrones (creanmé, todavía hay muchos);
* cortar los jeans y hacer shorts o bermudas;
* ver “VideoMatch”, “Trato Hecho”, “Susana Giménez”, y cosas por el estilo;
* TELEFE es “grasa” (acá no hay detergente “Magistral” ni “una pasadita” que alcance para limpiar tanta grasa chorreando);
* usar shampoo “Wellapon”, “Inecto” y “Plusbelle” (te queda olor a telo barato en el pelo);
* usar pijama para dormir;
* comprar cosméticos y accesorios por catálogo (Avon, Mary Kay, etc.);
* hablar poniendo “acento cheto” (“Ayyy, sííííí, ¿viste boló’?”);
* hablar poniendo “acento villuca” (“eh, bo’, loco, damiuna moneda pa’viajar”);
* hablar usando “vocablos villucas” (“chapas”, “mechas”, “cobre”, “cloro”, “pibe”, “faso”, etc...);
* hablar usando vocablos del inglés muy mal (“O Ka”, “me suena el fón”, “tengo una call”, “me fascinó en diyei”);
* hacerse el macho y escaparle a los gays;
* repetir las frases de la televisión (y más si es “televisión argentina”);
* usar ojotas como “moda” (después “los chetos” dicen que los coreanos de los supermercados son “grasas”);
* usar los pantalones que de largo apenas pasan la rodilla;
* comprar artículos importados en Sprayette o similares (“Llame Ya!”);
* informarse por “Crónica TV” o “26 TV”;
* coleccionar las contratapas del “Diario Popular”;
* sacar fotos con la camarita del celular;

Palabras comunes como “hermoso”, “cena”, “docente” o “velador” son, por algunos, consideradas “grasa”.
Es increíble que ya entrados en el Siglo XXI siga habiendo hombres que usan esas carteritas de cuero negro en las cuales llevan documentos y demás cosas (las famosas "sobaqueras").
Y ni hablar de los nombres que les están poniendo a los chicos. Mezcla de orígenes y razas que no se pueden entender. Nombres norteamericanos con apellidos españoles, por sólo dar un ejemplo (Johnatan Brian López o Jennifer Melany Alderete).
La “cultura rolinga” de por sí es “grasa”. Que yo sepa, Jagger jamás se vistió con enteritos de jean y zapatillas Topper de lona. Y lo que realmente es “grasa” en esta “cultura” son las “rolingas cumbiancheras” con remeras de fútbol que eructan en la calle con la botella de cerveza (todo un lujo) o de vino barato de caja en la mano. Y que escuchen a los Rolling Stones al mismo tiempo que “Grupo Aventura” es MUY “grasa”.
Hay revistas que cuestan más o menos $5, y sin embargo son “grasas”; más “grasa”, obviamente, es la gente que la lee. Revistas como “Caras”, “Gente”, “Semanario”, “Paparazzi”, “Pronto”, etc... ¿A quién le interesa saber “lo que se usa”, quién anda con quién, a quién le metió los cuernos fulano, etc... Eso sí es “grasa”. ¿Se casó Máxima Zorreguieta? ¿Y quién carajo era antes de conocer al príncipe heredero de Holanda? Mariana Nannis es demasiado “grasa”, que se baña con champagne y en la foto del documento aparece morocha, con más arrugas que una playa en pleno verano y cara de groncha.
También hay mucha gente que va a otros países vestida como payaso y nos hace quedar mal en todo el mundo. Además ven a los “locales” con desprecio por creerse superior futbolísticamente y los desprecia diciendo: “Qui grasha”...
“Grasa” era ir a bailar a “Luna Morena” (el boliche de Jorge Formento en la Av. Chiclana, donde antiguamente era “Puerto Megadisco”), a “Pandemonium” en Laferrere, a “Johnny Allon Bailable” en Constitución, o a “Radio Planeta Disco” en San Justo (estos últimos comandados por “EL GRASA”, Johnny Allon).
Diego Armando Maradona, considerado “DIOS” por mucha gente, es el símbolo del grasa argentino. Y no me pidan explicaciones de por qué... salta a la vista. ¿Empezamos por las camisas Versace?
Algo demasiado grasa son las personas con pelo muy largo lleno de aceite brillante, que parece que el pelo siempre estuviera sucio.
Se puede hacer un “Top 20” de personajes “grasas” (van por orden alfabético):

* Allon, Johnny
* Araujo, Marcelo (mejor dicho, Zibermann, Lázaro Jaime, tal cual su nombre verdadero)
* Castaña, “Cacho”
* Curto, Hugo Omar
* Garmaz, Ante
* Gelblung, Samuel "Chiche"
* Giménez, Héctor Aníbal
* Jones, Nicky
* Luna, Silvina
* Maradona, Diego Armando
* edina, Marcelo “Teto”
* Me!”#$%&/m, Carlos Saúl
* Moyano, Luis
* Nimo, Guillermo
* Osbourne, Kelly
* Rial, Jorge
* Sofovich, Gerardo
* Tinelli, Marcelo Hugo
* Trezeguet, Gastón
* Viale, Mauro

Para cerrar, recordando al gran Forrest Gump... “grasa es lo que el grasa hace”.

CN dijo...

Me costó mucho terminar de leer el comentario anterior, por aburrido, pretendiendo no serlo.
Grasa me parece simplemente la palabra. No creo que todo lo nombrado sea 'grasa', o lo será sólamente desde el punto subjetivo del autor.
Finalmente, para no extenderme como siempre lo hago, sino compra revistas de "chusmerío", ¿cómo es que pierde tanto tiempo criticando a personajes diversos, hablando justamente de lo que es o no 'grasa' al vestir/hablar? A mi me da la sensación que puede perfectamente pasar por una nota de las referidas revistas.
Más que citar a Forrest Gump, lo que agregaría es "vivir y dejar vivir".
Carolina

Cruella Deville dijo...

Bestiaria Querida,
mi glándula, heredada de mi tía por parte de padre, crece y crece día tras día. No conoce límites. Cualquier pequeño logro ajeno la inflama.
En estos días en los que el verano comienza a palpitarse, la glándula se inflama indeciblemente al oir comentarios tales como : "el viernes nos vamos al country y volvemos el lunes". "En Pilar hacen como tres grados menos que en Capital" y así.
Pero, estimados "no glandulares", ruego no tener odio a gentes tan despreciables como yo misma; no es una elección, es un sino...
Bestiaria, te envidio por tu brillo, tus ocurrencias y tu locuacidad.
Maldición.

Cruella Deville dijo...

Bestiaria Querida,
mi glándula, heredada de mi tía por parte de padre, crece y crece día tras día. No conoce límites. Cualquier pequeño logro ajeno la inflama.
En estos días en los que el verano comienza a palpitarse, la glándula se inflama indeciblemente al oir comentarios tales como : "el viernes nos vamos al country y volvemos el lunes". "En Pilar hacen como tres grados menos que en Capital" y así.
Pero, estimados "no glandulares", ruego no tener odio a gentes tan despreciables como yo misma; no es una elección, es un sino...
Bestiaria, te envidio por tu brillo, tus ocurrencias y tu locuacidad.
Maldición.

©Iv4n4 dijo...

no conozco a + de la mitad de los nombrados en esa lista :S

Y coincido en varios puntos, Maradona el + grasa!!! XD

que te parece blah blah blah dijo...

eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeehhhhh...
1 vivo en Londres (no access to argentinian gossip magazines)
2 no me parece mucho mas aburrido de lo que Ud escribe algunas veces, sobre todo en su repeticion constante y no soy el unico en darse cuenta de eso( lo de Marrrrrrcia la debe haber bajoneado bastante)
3 lo de vivir y dejar vivir, ahhhhhhh por eso saco la foto del pobre puto que muestra la cola en soy-tuyo para ganarse unos pesos? igual lo vimos unos cuantos, lindo problemita le podria traer eso,no?
Jajaja su comentario fue super glandula jajaja
Igual gracias.

Bestiaria dijo...

que te parece blah blah blah dijo...

Yo soy bestiaria, deficiente. Dejá de contestarme a mi lo que te dijo Carolina, metally challenged.

Y te recuerdo que vos venís acá a comentar, que yo ni te conozco, ni te leo, ni me interesás, asno horrible.

Anónimo dijo...

que comentario largo y tan grasa

dejen a los grasas felices con su grasitud y relajen el esfínter, fruncido@s

Bestiaria dijo...

dibujador:
Ud debería haberme hecho los dibujos de la glándula!
Las amigas las cambian todo el tiempo: del colegio, de yoga, del trabajo.
Son celosísimas y someten al imbécil del marido a las pruebas más humillantes.. como llamar al amigo y preguntarles -mientras ella escucha, claro- hasta qué hora estuvieron con él.

chicaconfundida:
Los comentarios feos hacen mal siempre y cuando vengan de alguien que uno respete o "sea mejor" que uno.
Con eso quiero decir que si sos arquitecta y viene Clorindo Testa y te dice que hacés basura, tenés que sentirte mal, pero si viene el director de obra del Bingo de Haedo y te dice que sos grasa, no sé, cagate de risa.

Carolina:
Yo también me llamo Carolina, por eso se debe confundir el menso este.
Hay un estudio de Melanie Klein sobre la envidia que me había encantado, porque justamente, decía algo así. Que la envidia se podía canalizar de 2 maneras;
una buena -copiar, imitar a quien consigue lo q quiere- y una mala -destruir al objeto de deseo o a quien lo tiene.

En cuanto a los comentarios... le acepto la crítica y entiendo. Vea, yo hasta ahora -contra el consejo de Pol que siempre me exhorta a que elimine anónimos y modere- dejé que todo el mundo opinara, agrediese, insultara, adulara... Y contesté 1 x 1 de los comments; los buenos, los salame, los que se que son para autopublicitarte -que son muchos- los envidiosos, los destructivos, y las críticas honradas y nobles.
Sin embargo, yo soy una persona. Yo no puedo perder mi tiempo explicandole a alguien que me deja un comment que dice "VIEJA FORRA" que tengo 28 años y no califico como "vieja". Es mi tiempo, es mi vida, y habla mal de mí que lo emplee contestando algo así.
Sigo publicando a aquellos que me dicen: Odie tu post, hubiese esperado más, estás escribiendo mal...
Porque más allá de que no me guste, al menos critican algo puntual...
Pero no voy a dejar que un resentidito patético venga a descargar acá que es el último de su clase o que trabaja de vendedor de férulas por teléfono... Porque no es mi culpa.
Beso!
C

montevideana:
Soberbia + envidia es bueno. No es que me tome las cosas con calma...
Es que cuando alguien tiene algo que yo querría tener, me vuelvo loca y necesito tener o ser como él.
Y no paro. Yo tengo que ser mejor ayer que hoy o siento que me muero, que estoy desperdiciando mi vida!
Tengo q hacer bien todo lo que hago. Es muy estresante, frustrante, horrible. Pero así es. Necesito sacarme 10 en todo :)

©Iv4n4:
Se me ocurrió pensando en eso..
En la pelotudita que estudia letras y viene a leerme llena de ira pensando: PORQQQQQQQQQQQQQUE SI ELLA TIENE DOS CACOFONIAS EN EL ULTIMO POST TIENE 100 COMENTARIOS Y SHO SHO Q SOY POETA Y BRISHANTE Y GENIA TOTAL Y RECITE UN POEMA EN NAVIDÁ TENGO 4! POR QUE!!!!

:)

cn:
Tiene 5 ideas buenas, lo demás es gris y común. Todo el mudno sabe que Maradona es grasa. Qué tiene de gracioso? Nada.
Gracioso es descubrir cosas que son grasa pero que nadie planteó aún.

Por otro lado, nadie "no deja vivir". Por ejemplo, yo hago muchas cosas grasas, pero sé que son una atrocidad de estilo, y puedo vivir con ello!

Bestiaria dijo...

cruella deville:
Es la primera que lo admite.
:)

©Iv4n4
No se pierde nada. Igual, la lista no la leí. En Bodas está lo que pienso acerca de reirse del teto medina o cosas así.

El usuario anónimo:
¡Pero si esta vez yo no fui! Por qué todos me contestan a mí? Retrasados.

Donatello dijo...

la glándula falló cuando se quedó con la pileta riñón..digo.

dear prudence dijo...

ten es un humor de esos...

muy buen blog
un saludo.

 
Licencia de Creative Commons
Bestiaria by Carolina Aguirre is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at bestiaria.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://bestiaria.blogspot.com.