The elephant y Elizabeth Siddal

Dante Gabriel Rosetti se casó muy joven con una de sus modelos, una delicada pelirroja llamada Elizabeth Siddal; y poco tiempo después, confirmó lo que él ya sabría: que era una mujer de constitución enfermiza.
Tan enamorado estaba Rosetti de su mujer que la pintó varias veces: como la Reina Negra, María Magdalena o algún personaje griego. Durante su luna de miel, también pintó una tela muy extraña, titulada "How they met themselves", acerca de una pareja de amantes que se encuentran consigo mismos en el crepúsculo de un bosque.
Pero pasado un tiempo, el poeta tuvo más modelos y se enamoró perdidamente de otra: "the elephant", una robusta mujer blanca, también de cabello colorado, que de alguna manera representaba el anverso de su frágil esposa.
Una noche, Swinburne fue a cenar a su casa y Rosetti le pidió que lo acompañe a dictar una clase. Se despidieron de Elizabeth y se marcharon, pero al doblar la esquina, Rosetti le confesó a su amigo que no tenía compromiso alguno, que en realidad iba a ver al "elefante".
Rosetti se quedó hasta muy tarde con su amante y cuando volvió, la casa estaba en penumbras. Su mujer se había excedido en la dósis de cloral que solía tomar para el insomnio y estaba muerta. Rosetti comprendió inmediatamente que ella sabía toda la historia y se había suicidado.
En el entierro, aprovechó una distracción de sus amigos para hacer un sacrificio: sobre el pecho de su esposa muerta, dejó el manuscrito de los sonetos que se reunirían luego bajo el título The house of life.
Inmediatamente después, Rosetti rompió su relación con "the elephant" y se recluyó en una quinta para dedicarse a la poesía y la pintura. Vivió muy retirado y casi no recibía visitas, hasta que sus amigos lo citaron y le exigieron que desenterrase el manuscrito. A pesar de su negativa inicial, finalmente el poeta cedió y esos sonetos se publicaron, determinando su gloria posterior.
En 1872 Rosetti muere en su quinta, una especie de zoo exótico que incluía canguros y otras especies. Según anticipaba en su cuadro, repetía el suicidio de su mujer: se había hecho aficionado al cloral, y muere también por una sobredosis.

Pretenciosa recreación de una anécdota que cuenta Borges -con más detalle y eficacia, claro- en una clase de Literatura Inglesa, recuperada para el libro "Borges, profesor"

17 comentarios:

Charlotte dijo...

Lindo raconto, Bestiaria. No sabía la historia. Yo soy bastante fan de los poemas de la hermana de este muchacho. Este pedacito por ejemplo:

When I am dead, my dearest,
Sing no sad songs for me;
Plant thou no roses at my head,
Nor shady cypress tree:
Be the green grass above me
With showers and dewdrops wet;
And if thou wilt, remember,
And if thou wilt, forget.

tAmU dijo...

..y por que este hombre..al cual por mi ignorancia no conozco demasiado,..a pesar de su facilidad para expresar sentimientos.., realiza con su vida lo contrario?..que complicado este chico.., y bue...perdon nuevamente por lo poco que se de literatura, ..perdon por mi humilde opinion.., es un boludo! hubiera actuado a tiempo si la amaba tanto, y sino, hubiera arreglado las cosas de otra manera...o su vida tenia que ser un tragico poema?

Laviga dijo...

No amaba Rosetti a Elizabeth en el cuerpo de la elefanta?
Ella entendió mal.
...y tenemos suerte de que la elefanta no se haya dado cuenta de que la única engañada en esta historia, es ella.

Niño Pol dijo...

Iré a mi quinta a aficionarme al cloral.

Bardamu dijo...

Otra versión dice que Rosetti, incapaz de amar el cuerpo femenino, adoraba las imágenes de que sus cuadros reflejaban, donde sus mujeres componían sus verdaderas pasiones.
Muerta una, perdida la otra, el retiro entre animales mudos y su aficción mortal no le cancelaban la melancolía, de aquellos reflejos perdidos.

Ulma dijo...

Me quedé pensando, Bestiaria, en esa cuestión de la debilidad y la fortaleza. Y en el deseo que me invadió de ser una de esas mujeres que son la Siddal y la elefanta al mismo tiempo. Apariencia delicada y pura carne y órganos robustos, despiertos y tentadores, en equilibrada conjunción.
¡Ay, quién pudiera combinar unas piernas largas y pálidas con unos labios rojos, carnosos y fuertes!

MALiZiA dijo...

Esta historia de amores que provocan heridas, me trajo a la mente algo que escribió Antonio Gala, y que siempre me impactó:

"El dueño de la herida es el verdugo y es la víctima; es el idólatra y es su ídolo; pero , sobre todo, aquello que los vincula o los enfrenta, sea cual sea su nombre. Porque hay amores que no saben el suyo verdadero".

Saluditos,

ebrocken dijo...

Bestiaria, hay una excelente biografía de Dante Gabriel Rosetti en la biblioteca del AACI. No recuerdo el autor ahora, pero sí que estaba muy bien escrita. En cuanto a las mujeres fantásticas y reales, en la reciente traducción de artículos de Susan Buck-Morss (Benjamin, escritor revolucionario), hay algunos comentarios sobre la mujer en Benjamin.
Ulma: vos combinás los dos principios formales; falta el equilibrio, es verdad, pero ¿quién lo tiene? Una combinación como esa ya es una desmesura y sólo puede presentarse como conflicto.

Sil dijo...

me resulta demasiado fácil sentir empatía con Elizabeth, como si creyera la debilidad debe otorgar cierta protección de ser víctima de desamores o de traiciones. y claro, eso (me) genera también algo de "rencor" contra los fuertes, los seguros, los hermosos y los dotados.

Matías Guillán dijo...

yo no sabía nada de este muchacho y me encantó que vos me contaras algo.

cariños.

paula dijo...

què lindo contàs, bestiaria. te veo un look cuentista, en 1 canal de cable, tipo chediek, pero voluptuosa
o ellas solo con marido adinerad$...?

Bestiaria dijo...

Charlotte: No conocía. Ud tiene un poema para cada ocasión, parece!

tam: no se si la literatura tiene que ver demasiado en esta historia, salvo como prenda de amor

laviga: Cuenteme Ud. Yo sólo conozco la versión de Borges, que dice que Rosetti se enamoró "digamos, fisicamente", claro. Pero no sé si existe el "amor físico". O si?

niño pol: Cloral suena bien, suicidarse con alplax queda cache.

bardamu: No se si se puede amar a una mujer vulgar sin amar su cuerpo. Que más podría haber? Ah si, hay gente que habla de dulzura y compañerismo, pero para mi no son más que excusas para justificar q se casaron con una tarada.

Ulma: Sabe q a mi me pasa lo mismo? Alguna vez escuche decir "Yo no me enfermo" y no lo repito porq suena a granjera ruda, pero lo pienso eh.

malizia: no se si el amor hiere, la falta de amor quizas, o el amor inoportuno, inconviente. bah, no se

ebrocken: AACI = Asociación de cultura inglesa?

Sil: Yo pensaba algo parecido, que ella, desde la cama se murió para quitárselo y para castigarlo, sin demasiado esfuerzo pero si con mucho sacrificio.

matías guillán: Tanto lio y al final el protagonista es un hombre? Que injusticia.

paula: no sé si es un insulto a medio camino o un cumplido confuso. Yo me inclino por el primero! ¿Me acaban de decir "Mónica de Alzaga"?

ebrocken dijo...

Con "Argentina" antes de "Cultura" la ecuación es exacta.

ebrocken dijo...

AACI: ésa, de la calle Suipacha (y Juncal), con Silvia detrás del mostrador. Recomiendo los volúmenes con polvo. Por ahí anda el Rosetti.

Anónimo dijo...

.how does it feel like to let forever be? dice:
anoche dormi poco, me qde leyendo a tu amiga bestiaria.
.how does it feel like to let forever be? dice:
muy copado por cierto

Bestiaria dijo...

¿Quién sos?

Anónimo dijo...

ups sorry delete plz [url=http://duhum.com].[/url]

 
Licencia de Creative Commons
Bestiaria by Carolina Aguirre is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at bestiaria.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://bestiaria.blogspot.com.