Las administrativas, o el placer de administrar

Yo estoy convencida de que cada profesión define una visión moral del mundo, un cierto modo de entender las cosas. Para un remisero, por ejemplo, Palermo no queda a 10 minutos ni a 30 cuadras de Belgrano; Palermo queda a siete pesos. Para una empleada del registro civil, no hay compañeras de trabajo más o menos inteligentes, las hay con mayor o menor antigüedad.
Las administrativas no son la excepción a la regla. Absolutamente todas acaparan y exigen cantidades imposibles de artículos de librería. Basta que se acabe el liquid paper para que lo anuncien cada media hora como un sereno colonial, como si el mundo fuese imposible sin tacos de colores, post-it o resaltador.
Pero si bien hay hábitos en común y detalles constantes, dentro de la oficina el mundo de la administración es el más rico en variantes. En contaduría está “Sherlock Holmes”, en personal está “la Estatal” y en la recepción están las “Cabeza dura”, entre otras.
Para avalar mi teoría no me queda más que presentar cinco ejemplos contundentes a modo de evidencia. Estas son, a mi juicio, algunas de las mujeres que prueban que uno es aquello que hace.

La burocracia en Personal: “La Estatal”
No importa en donde trabaje, “La Estatal” siempre se mueve como si trabajase en la municipalidad. Su cerebro es estatal y razona de la misma manera.
Adora las huelgas y los conflictos salariales. Sus temas preferidos de conversación son los ascensos, la antigüedad y los beneficios de pertenecer al sindicato. Sabe los feriados de memoria y exprime la obra social como un limón pasado: Es la única que conoce la colonia de vacaciones de Osecac o los descuentos en micros de larga distancia para empleados de Luz y Fuerza.
La Estatal arma petitorios para la incorporación obligatoria del uniforme porque no tiene sentido arruinar la ropa. Siempre usa “remerones” coreanos de hilo de seda o bordados con algún motivo absurdo, pero si por ella fuese, iría en calzas.
“La Estatal” es siempre casada; su marido es desempleado o jubilado y trabajó más de treinta años en Massalin Particulares o en Edenor.
La Estatal vive con una taza de té en la mano y una bolsa de galletitas. Adora comprar fiambre, cocinar con mayonesa y suele contar las comilonas de su familia los lunes bien temprano.
No le interesa progresar, para ella hay distintos niveles de empleada: de confianza, de suma confianza, nueva, que van a despedir, que se acuesta con el jefe y con mayor o menor antigüedad.

Los cadetes: “La mugrienta”
“La mugrienta” se lleva fideos con tuco y pastafrola en un tupper y tiene una mochila hedionda donde mezcla maquillaje, crayones y migas de galletitas.
Siempre tiene el cabello florecido y sucio, pero no lo usa suelto. Tiene gomitas de pelo estiradas, le gustan los colores oscuros y todos sus sweaters están apelotonados, incluso si son nuevos
A “La mugrienta” le gusta el collage. Jamás reescribe porque resuelve todo recortando, pegando con boligoma y sacando fotocopias.
Cada vez que rinde los viáticos trae boletos de colectivo pegoteados y dinero abolladito en los bolsillos de atrás, y se pone de pésimo humor cuando le quedan debiendo dinero.

El amor tiene cara de mujer: “La admiradora secreta”
La admiradora secreta es solterona, religiosa y vive con la madre. Es la asistente de un ejecutivo o un Doctor desde hace cuarenta años y lo conoce más que su propia esposa: sabe las fechas de cumpleaños de su familia, qué torta le gusta comer y qué llamados jamás tomaría. Incluso sabe de alguna amante que el patrón pudo tener.
Su respeto y veneración es tan grande que ni siquiera manifiesta su amor en voz alta, aunque esté sola. El día de la secretaria toca el cielo con las manos. El Doctor le regala rosas y le dice las palabras mágicas: “Angelita, no se qué haría sin Usted”

La empleada comodín: "La esclava"
"La esclava" es, principalmente, una sierva de su cabeza. Lava las tazas de todos aunque nadie se lo pida, barre las oficinas, se ofrece para sacar fotocopias y siempre abre más temprano para ventilar. Cuando todos se van, la esclava vacía los ceniceros, apaga las computadoras y adelanta algo de trabajo.
"La esclava" hace las compras que nadie recuerda: El café, el papel higiénico y los bidones de agua mineral; pero casi nunca le devuelven el dinero, porque le da vergüenza pedirlo y o porque se vuelven a olvidar.
No habla demasiado y pocas veces se ríe. Su ropa es tan insignificante como ella: Le gustan mucho los saquitos, los zapatos parroquiales y las camisas con voladitos. Siempre usa la misma campera escolar y una vírgen de oro en el cuello, que un día la ahorcará de ira.

El sadismo de supervisar: “La gorda amargada”
Detrás de un protector de pantalla rosa chicle que repite: “Esta PC es de Claudia Esta PC es de Claudia Esta PC es de Claudia”, se esconde la abusadora de la oficina: “La gorda amargada”
“La gorda amargada” siempre es supervisora o Jefa de sector. Descarga toda su ira y frustración en sus subalternos, especialmente sin son féminas bonitas y muchachos seductores.
“La gorda amargada” no siempre está de mal humor, pero en todos los casos responde mal. Suele gritar y amenazar con despidos o represalias enigmáticas y torturar a una empleada que tiene entre ceja y ceja.
Siempre es cursi y romántica. Obliga a todos a escuchar la FM hit, adora la música cachonda de Luis Miguel y pega stickers en su monitor. También tiene agenda de goma, lapiceras divertidas y muchos accesorios de plástico para el cabello.
Su cuerpo es rechoncho y en general, con forma de manzana. Se tiñe el pelo de colorado y a veces se lo plancha. Su ropa es común pero fea, se destacan los pantalones pinzados y las remeras sueltas con escote.
En la mayoría de los casos, “La gorda amargada” es soltera o divorciada. Cuando tiene un novio, se vuelve una seda y la oficina tiene un clima de fiesta. Pero nada es para siempre, un par de meses después todo vuelve a la normalidad.

28 comentarios:

sole dijo...

Im-pre-sio-nan-te!! Muy buena la caracterización. Pero no me encontré en ninguna de ellas.

AnaNoDuerme dijo...

Buenisimo! La he conocido a todas, menos a la gorda.
Hay más no? Por que yo no me identifico con ninguna...

sole dijo...

que-re-mos más!!!

Isil dijo...

Peteando la más agradecida es la gorda amargada.

sole dijo...

pero mirá qué dato, che!

srta corazón dijo...

de nuevo, uno sólo puede rendirse ante tan perfectas taxonomías. que ojo agudo el suyo...

ah, la gorda amargada trabaja en un call center de cabeza!!

grace dijo...

"esta PC es de Claudia" me hiciste reir mucho. Los estereotipos te salen muy bien!

yukio dijo...

ex-cep-cio-nal!!! la gorda supervisora es aquella que también es capaz de redoblar su tortura hacia uno de sus súbditos si escucha que afirmó durante el almuerzo que "josé de operación triunfo no hace música" o que "maru botana me parece una boluda", o que "bucay escribe libros de mierda"...
otros hábitos, si me permite de la gorda supervisora, son:

- tener una letra de mierda e incapacidad de escribir sin renglones
- charlar con la pelotuda chupamedias
- acomodarse le pelo detrás de la oreja mientras marca el ritmo con el pie derecho al tiempo que bufa por su nariz y cierra los ojos mordiéndose la comisura derecha del labio cuando una de sus "empleadas" jóvenes se tiñe el pelo porque tiene un cita
- haber participado en más de una ocasión en la tribuna del programa "el portal de las mascotas"
- haber participado en más de una ocasión en la tribuna del programa "ritmo de la noche" y haberle tocado la mano a sergio dalma
- odiar a los putos porque "son enfermos"
- creer que grassi es inocente
- preguntarse toda la mañana si su hijo (un pelotudo trabuquero que se come traba "porque estaba en pedo") le va a grabar "pasión de gavilanes" con "el bombón de laport"
- decir que no puede creer que la supervisora de la otra sede salga con ese "bagarto" (si lo tiene que escribir, ell lo escribe con "V")

sole dijo...

bagarto es palabra? pensé que era argot.

alex dijo...

jajajaja me amto, e smas, el agregado de yukio combina bastante!!!! jaja muy buena caracterizacion!!
Bestiaria,CArolina, tenes que escribir un libro o compilar todo esto y publicar porq sos una genio!!!!!

Clarixiña dijo...

Muy buena tu teoría, Yo a las empleadas estatales les digo Gasallas porque él las caracteriza muy bien.
Saludos

HRH, Queen Of Everything dijo...

Algo me dice que sos Lic. en Sociología, Psicología Social, y Recursos Humanos.
Y que siempre brillaste.
Tu blog es genial, no he leído un sólo post que sea un divague.
Go, girl! :D

Clarixiña dijo...

Acabo de leer a "problemita" describís perfectamente a quien yo llamé amiga problema.
Saludos! Gracias por definirla mejor!

La_morocha dijo...

Genial como siempre!!!! no esperaba menos de UD... :)

BioPuritas dijo...

sacando a la "esclava" tengo a todas, en cada una de mis compañeras en la oficina...

es genial lo tuyo!
saludos

Bestiaria dijo...

sole: Cuanto mejor. Lo terrible es encontrarse.

Ana: LO mismo q Sole. Para q quieren encontrarse??

Srta Corazon: Gracias. Me van a hacer sonrojar.

grace: Gracias.

yukio: Ah bueno! Se escribió un post nuevo.

alex: A la mierda. Si no puedo dejar de poner mayusculas luego de los dos puntos o punto y coma, dudo q pueda escribir un libro.

clarixiña: Gracias, lo siento por ud q es amiga de una problemita. Saquesela de encima ya.

hrh: Ja! No. Estudie algo que tiiiiiiiene que ver un poco con esto, pero desde otro lado.

biopuritas: 4 es mucho!

Niño Pol dijo...

Si me permite, déjeme agregar que la gorda amargada come con total impunidad, totalmente inconsciente del volúmen que su cuerpo adquirió.
Para ella es lo mas normal del mundo comerse un hurón a la napolitana con papas paille, mientras uno mira azorado.
La admiradora secreta me ENCANTÓ.

alex dijo...

como q no vas a poder, de eso se van a encargar los de la editorial ajaja, solo necesitas un productor o sponsor o algo asi. Quien puede negar lo buena q sos si la razon por la q siempre vuelvo es para seguir riendome y disfrutando de buena lectura... es diferente a todo.
Muy bueno!!!!!!!!

Sil dijo...

como siempre, impecable... y supongo qe podrás hacer un segundo raconto de la fauna laboral femenina!
menos mal qe esta vez no me identifiqué ocn ninguna!
:D
salutes!

Bestiaria dijo...

Mejor todavía Sil, ninguna es un caso digno para representar.

Marquee Moon dijo...

Muy graciosa estéreo tipificación, puedo decir,con conocimiento de causa, que la estatal es como la pintás!

Estoy armando un blog sobre algunos barrios de B.A. a travès de reseñas satíricas. El primer post fue acerca de "El Once"(Eleven Soho), el próximo será "Palermo trans(transgénico)". Me gustaría contar con diversas opiniones para su realización.

Cheers!

Bestiaria dijo...

marquee moon:
Q clase de opiniones?

Cecilia dijo...

jajaja!! menos mal que estoy desocupada, sino me dejás desplumada -chiste-
Saludos.

Anónimo dijo...

Hay mucho más para escribir sobre la población de la Administración Pública que también se aplican al Ambito Privado.

Por ejemplo no se deben olvidar las normas a cumplir, que en apretadísima síntesis y dejando constancia que no se trata de una descripción taxativa son las siguientes:

1) Soldado no piensa, soldado obedece.

La traducción sería: El empleado inteligente, capacitado y con curiosidad intelectual, que los hay aunque no lo crean, no debe tener iniciativa ni hacer sugerencias para maximizar el trabajo. Si lo mandaron a realizar determinada tarea, inútil, tediosa, etc. HAY QUE HACERLA PORQUE ES UNA ORDEN DE SU SUPERIOR JERARQUICO.

2) Las ordenes están para ser cumplidas y no discutidas.

Está directamente relacionado con el punto anterior.

Por otra parte, el empleado/a con mejor currículo, el que está a punto de terminar su segundo postgrado o que los terminó hace tiempo y que además ejerce su profesión fuera del terrorífico ámbito laboral, JAMAS OBTENDRA UN ASCENSO RAPIDAMENTE a menos que se trate del amante de ..., del cómplice de un acto corrupto de ..., del pariente cercano o lejano del ex o actual político tal.... SIMPLEMENTE PORQUE NO SE LO MERECE. Está fuera de la estructura o caído del Organigrama. Tendrá que esperar que un Hada Madrina o un Padrino lo avalen.

3) Si pasaste los cuarenta y tantos y en especial los cincuenta, te topas con dos tipos de personas:


a) Aquellas para las cuales la computación es su acérrima enemiga y se vanaglorian de aquellas épocas en que todo era mucho más fácil, ya que sumaban con un ábaco y utilizaban obsoletas máquinas de escribir, por supuesto con el infaltable “papel carbónico”. Ah!! Qué tiempos aquellos. Ahora la que se equivoca es “la computadora”.

b) Las que le sacan el jugo y aprovechan cuanto recurso les pueden brindar los programas que aprenden. Por supuesto terminan de trabajar mucho antes que las del punto a) y son severamente criticadas por su osada actitud frente al tema.

En honor a la brevedad aquí me detengo, sin olvidar que el trabajo es una bendición ya que me permite escribir sobre el tema sin tener que estar invirtiendo el tiempo que me demandó escribir estas líneas en enviar mis antecedentes laborales a infinitos y potenciales empleadores que jamás me responderán. Piénsenlo.

Anónima de la ex- Capital Federal

Sabrina dijo...

Yo no me identifico con ninguno. hay muchos personajes en la administración pública.

Anónimo dijo...

Conozco a una tipica gorda amargada y la odio con todo mi corazón y eso que apenas llevo un mes en ese trabajo!!!!!

BLUEJAR dijo...

Hola Bestiaria, saludo desde Colombia. Llevo una semana degustando su blog, me ha encantado, en serio debería considerar escribir un libro, o al menos invéntese un stand up comedy.

Me quedé con la duda: por qué en Contaduría está Sherlock Holmes? pregunto porque es mi profesión.

Rochu dijo...

Estoy rodeada de estatales... abominables...
suelen hablar de sus problemas de pareja (por lo general impotencia del marido o eyaculación precoz, la que se atreve confiesa anorgasmia crónica de tercer grado) o de sus hijos durante el almuerzo, que siempre incluye algo light y algo muy barandoso: por ejemplo:
milanesa de pescado con ensaladita, agua y yogur Ser.
Te quiero, Besti... me ayudás a descargar, igual que tu amigo Pol, a quien conocí (infinitas) gracias a vos...

 
Licencia de Creative Commons
Bestiaria by Carolina Aguirre is licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at bestiaria.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://bestiaria.blogspot.com.